Y MAÑANA, JORNADA DE REFLEXION


Va a comenzar la Jornada de reflexión. Se agradece. Después de esta agotadora campaña electoral que ha durado prácticamente cuatro años, vamos a tener un solo día en el que no nos hablen de encuestas, sondeos, programas, descalificaciones, el pasado y el futuro, economía o falsas crisis que solo percibimos los que acudimos a los comercios.

¿Será un día de reflexión auténtico? No lo creo. El de hace cuatro años no lo fue. Se convirtió en el mayor ejemplo de faltas a la legalidad electoral de la democracia en España. Por si acaso, no veré los informativos de Cuatro o La Sexta, ni a sus “humoristas” radical-militantes contra todo lo que no sea de izquierdas.

Esta vez no hay excusa (aún no) para apedrear las sedes del partido político opositor, pero vuelven a estar presentes el uso y el abuso de medios públicos para pedir el voto de sectores del funcionariado hacia el gobierno actual. También se han descubierto manipulaciones e instrucciones precisas para que interventores y delegados del PSOE en las mesas electorales intenten orientar el voto indeciso hacia su partido durante el día de las elecciones. Es mas de lo mismo. Es eso en lo que siempre insisto desde hace tanto tiempo. Hoy día una mitad de España pretende tener la razón y la autoridad moral absolutas, tal y como lo hizo varias décadas atrás esa otra mitad que presumía de haber ganado una guerra y con ella todos los derechos para ser los “triunfadores”

No confío en las encuestas ni en sus resultados, porque no sería la primera vez que fallan estrepitosamente. Lo que sí me da una cierta esperanza de que las cosas cambien es que en ciertos círculos del PSOE se mueve la idea de que si Zapatero pierde estas elecciones, no le quedará mucho tiempo en la cúpula del partido. Ni a él ni a sus acólitos más nefastos, que han insultado y mentido durante toda la legislatura.

Así que me posiciono claramente, pero no en lo que se refiere a un partido u otro. Tengo muy claro lo que creo y lo que defiendo. Pero considero necesario que este presidente de gobierno ha sido el peor, el más nefasto, el mas manipulador y el mas populista de la democracia. El y su pandilla de ministros y colaboradores hipócritas. Ha hecho bueno al Aznar mas dominante y no ha logrado mejorar al Aznar gestor y gobernante. Y ese hecho es innegable cuando uno se decide a estudiar los datos y prescinde de debilidades partidistas y personales. Flaco favor le ha hecho ZP al verdadero partido socialista, obrero y español. Y flaco favor le ha hecho a España; palabra que solo se ha atrevido a usar con generosidad en campaña electoral, no antes.

Parte del alto precio que hemos tenido que pagar por reírle sus gracias populistas al portador del buen talante es el tiempo perdido y el gran paso atrás en la lucha contra ETA. Vuelven a estar en los ayuntamientos. Disponen de nuevo de dinero público y de todos los datos de esos ayuntamientos. Y me extraña muchísimo, haciendo ejercicio de memoria, que los terroristas no hayan matado a nadie aún durante esta campaña. Un vecino me decía el viernes que no lo harán; que no balearan a nadie porque ZP ha conseguido con sus negociaciones lo que no consiguió Aznar: (¡¡¡siempre Aznar!!!, la gran obsesión de la izquierda española.) que ETA no mate tanto. Faltan catorce horas para que comience el sábado y deseo de todo corazón que el tenga razón y yo no. Es decir, que no maten a nadie antes del día de las elecciones. Ya veremos. – “¿No te apostarás una cena?” me decia este vecino Zapaterista de pro. “¿y si la pierdes, que hacemos?” contesté. “¿¿¿Cenamos a la salud de otro muerto de ETA???

¿Mi deseo para el domingo próximo?. No quiero tener a este político por mas tiempo como presidente de gobierno. Me avergüenzo de él y de varios de sus ministros y asesores. Y lo digo en voz alta porque todos merecemos un gobierno que no nos mienta, como rezaban sus pancartas hace cuatro años, en aquellas manifestaciones que funcionaron a base de consignas y mensajes de móviles. Y nos ha mentido. Desde el principio y en todos y cada uno de los aspectos políticos y sociales de su programa electoral y sus promesas. Así que, para terminar, me voy a permitir ser mas taxativo aún con respecto al personaje: Ahora que ya hemos visto como actúa y las consecuencias nefastas de su política, nadie podrá negar su responsabilidad como votante si este político vuelve a gobernarnos. Y si gana otra vez, pues felicidades a Cerolo y su “marido” y a quienes aplauden sus orgasmos democráticos.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

me da verguenza algunos politicos. Y luego nos reimos de otros paises a los que parece que nuestra mania nos impide admitir que ueden darnos muchas lecciones. que asco

Anónimo dijo...

Pues lo preocupante es que hay mucha gente que piensa como tu vecino. No ven mas alla.

Anónimo dijo...

Como coincido con tu forma de pensar cada vez mas, lanzo una pregunta: si alguien del centro o de la derecha hubiera dicho las estupideces del impresentable Cerolo??? Como le habrian puesto???