7.5.18


Una de las corrientes de pensamiento que más se han distinguido en los últimos veinte años tratando de influir en la sociedad es la “identidad de género”.

Con el transcurso del tiempo, la “identidad de género” ha llegado a convertirse en una nueva y omnipresente inquisición. Las asociaciones y lobbies de gays, lesbianas y todo tipo de tendencias sexuales, son actualmente verdaderos grupos de presión que imponen sus criterios en la política y en los medios de comunicación. En su posición de poder, se permiten cualquier crítica y opinión que, sin embargo, no aceptan de quien pueda pensar diferente a ellos.

La ideología de “identidad de género” es, en realidad, uno de los muchos tentáculos de la dictadura de pensamiento progre que persigue desnaturalizar al individuo y privarle de cualquier principio correcto para convertirlo en un ser completamente hedonista y, por tanto, influenciable y domesticado frente al poder.

Así, mientras socialismo, comunismo, fascismo y cualquier otra idea política totalitaria (también algunas disfrazadas de tolerantes y abiertas) alienan la libertad individual, la libertad de creencia religiosa, la propiedad privada, la libre asociación, la libertad de expresión y de información, que son principios básicos para edificar una sociedad libre y justa, la ideología de “identidad de género” irrumpe en la personalidad del individuo invitándole a creer que no importa la verdadera identidad personal del ser humano, porque ésta puede ser reconvertida a voluntad incluso desde la niñez, alterando de éste modo el papel humano, familiar y social de hombres y mujeres, siempre a conveniencia de los intereses del lobby LGTBI predominante.

Este vídeo fue creado por la organización Profesionales por la Ética. Es una explicación breve, acertada y gráfica de la realidad de la ideología de “identidad de género”.



0 comentarios: