29 de enero de 2009


El Tribunal Supremo decide que la asignatura Educación para la Ciudadanía es obligatoria, pero no puede ser una asignatura de adoctrinamiento. Parece que esto es lo que se reflejará en la sentencia, una vez que sea publicada. Sentencia que ya conocía bien la ministra de educación el pasado día 26, cuando ella misma declaró sobre el resultado. De nuevo nos tropezamos con esa extraña independencia del poder judicial que tan buenos momentos nos ha hecho pasar.


Como no podía ser de otro modo, hay reacciones para todos los gustos, pero la que más ha llamado mi atención ha sido la que defiende que esta sentencia que está por publicarse es una victoria de la democracia sobre el Partido Popular y la Iglesia (supongo que se referirá a la católica).


Dicha opinión, que lo mismo puede adjudicarse a cualquier político, periodista o simpatizante de la corriente del pensamiento(*) único que campa por España desde hace años, no hace más que caer en el error que muchos hemos denunciado tantas veces – yo mismo, ayer, en este blog. La objeción a la EpC no se basa solo en creencias religiosas. También hay consideraciones morales, éticas y políticas que el gobierno de Zapatero pretende eclipsar para provocar un clima de victimismo contra el fanatismo perseguidor de las libertades.


También he escuchado en radio una opinión que asegura que esta sentencia no es más ni menos que una decisión salomónica: ni para unos ni para otros. Sí así fuera, tampoco considero que la solución pase por intentar no caer mal a nadie.


Estoy convencido de que hoy día, más que nunca, es necesaria una asignatura que transmita a los alumnos unos valores profundos de educación, respeto, esfuerzo y diligencia. El gran problema, el germen de la polémica, es que dicha asignatura, tal y como hoy la conocemos, no transmite tanto esos valores como otros que procuran un verdadero adoctrinamiento político y social, con un trasfondo liberticida en ciertos manuales aprobados por las autoridades de Educación. Como, por ejemplo, aseverar que Cuba es el país con mayor libertad del mundo, o dar lecciones de historia tales como “a lo largo de la Historia, los comunistas han sido víctimas de la represión, al igual que los homosexuales o los judíos” ocultando que los propios comunistas, junto con el nazismo, han sido los mayores represores de la historia.


Del mismo modo, esta asignatura pretende, en algunos casos, menospreciar o ridiculizar las creencias de las familias cristianas de los alumnos. Esto no puede ser considerado más que como un ataque a la identidad e intimidad de cada familia por parte del estado, contraviniendo el principio constitucional que defiende la no discriminación por motivos religiosos. También es significativo el empeño de algunos editores y educadores afines al “progresismo” en fomentar el sentimiento de culpabilidad que el español, como ciudadano de la civilización occidental, debe sentir, a juicio de nuestros gobernantes, frente a los musulmanes y el Islam.


Lo expuesto anteriormente no está basado solamente en mi opinión y en la de tantos otros objetores. Se basa también en declaraciones de editores, redactores y defensores de esta asignatura, cuyos discursos constituyen una verdadera declaración de intenciones, que apunta al adoctrinamiento sin ningún tipo de disimulo.


No se puede ser neutral, (esta asignatura) tiene que responder a las posiciones del actual Gobierno.

(Salvador Giner. Seminario sobre Educación para la Ciudadanía convocado por el Ministerio de Educación. 28 de noviembre de 2006).


El objetivo de esta asignatura es quitar la educación de manos de los padres, que normalmente son muy reaccionarios, y de los curas desviacionistas.

(Fernando Savater, autor del prólogo del libro de texto de Educación para la Ciudadanía de Ediciones El Laberinto. León, 1 de octubre de 2008).


En conclusión, a cada uno de ustedes le corresponde formar su opinión. Yo he basado la mía es lo que he leído en las publicaciones de EpC que han llegado a mis manos, en las declaraciones de detractores y defensores y en mis propios principios. Esto no me convierte en un fanático religioso – mal que le pese a alguno – porque siempre fui partidario de que mis hijos aprendieran nuestra religión en nuestra propia Iglesia, que para eso tiene clases de escuela dominical. Porque me considero laicista en cuanto a que, ante la disparidad de religiones y cultos que existen en España, el estado no debe dar preponderancia a uno sobre otros. Y porque no participo, ni aconsejé nunca participar a mis hijos, de ciertas actitudes que EpC defiende como correctas y aconsejables. Actitudes que mi propia creencia me pide que respete como manifestaciones del libre albedrío del ser humano, pero que no me obliga a aceptar, precisamente porque no soy de los que habitualmente confunde respeto con aceptación.


(*) No pretendía hacer una broma al utilizar la palabra “pensamiento”.

14 comentarios:

Melvin dijo...

Hoy hemos coincidido.

A pesar de que al gobierno progre que padecemos y a sus terminales mediáticas, con la Ministra Cabrera como mascarón de proa, les ha faltado tiempo para mostrar su jolgorio y alborozo a bombo y platillo. No termina de entenderse a qué viene. Lo que se ha adelantado por el Supremo sobre lo que dirá la sentencia es que ESTRICTAMENTE EN LOS CASOS ANALIZADOS NO CABE LA OBJECIÓN DE CONCIENCIA, si bien deja la puerta abierta a que los padres puedan impugnar los manuales que desarrollen la asignatura o la forma en que se imparta en un determinado centro.

Y, aún así, según el Supremo, no se permite a las autoridades administrativas o escolares, ni a los profesores, imponer a los alumnos criterios morales o éticos que son objeto de discusión en la sociedad. Su contenido debe centrarse en la educación de principios y valores constitucionales.

PRINCIPIOS Y VALORES CONSTITUCIONALES… y yo añadiría que deberían introducirse NOCIONES JURÍDICAS. Creo que así incluso la asignatura sería positiva, más propia de un país occidental que de la Cuba del régimen genocida comunista castrista o de la Venezuela del Gorila Rojo.

Lo de la Ministra futuróloga es de traca. Parece ser que Mercedes Cabrera, además de compartir peluquero con Zerolo, comparte habilidades con Rappel.

Anónimo dijo...

Dices: "La objeción a la EpC no se basa sólo en creencias religiosas"

En mi caso, exclusivamente en objeciones no religiosas.

Qué arrogancia se gastan.

metempsicótico dijo...

Pues Monsieur de Sans-Foy publica en su blog unos cuantos ejemplos de lo que es "Educación para la Ciudadanía" para echarse a temblar a ratos y para morirse de la risa otros.
(http://zapaterias.blogspot.com/2009/01/no-se-objeta-la-ensenanza-sino-al.html)

gabrielareto dijo...

Estoy harto de los católicos ultraderechistas ultraconservadores fascistas que quieren que en España (el estado español) seamos todos católicos practicantes y meapilas.

¡¡SEPARACIÓN ENTRE ESTADO Y RELIGIÓN YA!!!

Y claro, por las mismas razones:

-separación entre estado y arte.
-separación entre estado y educación.
-separación entre estado y cultura.
-separación entre estado y cualquier cosa que afecte o pueda afectar al ámbito íntimo y privado de las personas, como sus sentimientos, ideas, educación (religiosa, histórica, cultural, de cualquier tipo), moral, creencias, ideas políticas, etc.

Estoy harto de los laicistas ultraizquierdistas ultraprogres y fascistas que quieren que en España (el estado español) seamos todos (simplificando) socialistas practicantes y enemigos de la libertad.

Pero ellos son listos, transforman o intentan transformar un ataque contra la libertad de educación en un asunto particular de "los sectores más conservadores de la derecha y la Iglesia católica". Fieles a su estilo, buscarán simplificar al máximo la realidad a poder ser personalizando (el Ché es todo lo bueno, Rouco es todo lo malo). Burda caricatura de la realidad, contra la que todos los amigos de la sociedad abierta nos hemos de rebelar.

Gutiforever dijo...

Sin valorar la sentencia,por que aún se ha hecho pública, y hay que leerla con atención, para ver como se justifica por los magistrados del Supremo,el hecho de que se obvie y se pase por encima,nada más y nada menos que del artículo 27 de la Constitución que reconoce,textualmente "el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones", hay otros hechos que valorar, y que demuestran la podredumbre,la absoluta inseguridad jurídica que hay en España, y que implica que la separación de poderes no existe y la putrefacción llega hasta las últimas instancias.
La ministra de Educación, Mercedes Cabrera ha reconocido que el vídeo sobre el fallo del Tribunal Supremo sobre EpC fue grabado antes de que los magistrados se reuniesen.
¿Cómo es posible,por tanto,que conociese cual iba a ser la sentencia?.
¿Cómo puede decir en el video grabado el dia 26 "El Tribunal Supremo acaba de dar a conocer un fallo que establece (...) ", con las que se daba a entender de forma clara que el vídeo se había grabado una vez el fallo del TS era público?.
Esto es de una gravedad total,que pone en solfa al Supremo y desprende un tufo a prevaricación terrible.

Irene Adler dijo...

Como para fiarse de que la clase política de este país decida qué valores se les da a los niños.
Saludos

Jorge Castrillejo dijo...

Totalmente de acuerdo.

Javier Solera dijo...

Hola Mike.
No estoy de acuerdo, por dos motivos.

Primero porque EpC se imparte con normalidad en Alemania, Francia y el Reino Unido por recomendación de la Unión Europea.
En ninguno de estos países hubo tal polémica, no sé muy bien porqué.

Pero sobre todo estoy en desacuerdo por otra cosa. Todos los padres preocupados porque se adoctrine a sus hijos, yo les digo: no temáis. En un colegio o instituto público español no se aprende ABSOLUTAMENTE NADA. El sistema educativo español es basura, los chavales sólo están pendientes de ir al parque a beberse una litrona, insultar al profesor cuando no pegarle y pasárselo en pipa. Los pocos que aprueban lo hacen porque se leen el tema un día antes, y según firman el examen ya se les está olvidando lo "aprendido".

Te lo digo con conocimiento de causa porque yo "estudié" con la LOGSE y así me ha ido.

Si a alguien le preocupa que adoctrinen a sus hijos que no se preocupe, a los chicos de hoy les importa una m***** lo que den en clase.

Un cordial saludo.

samueldl dijo...

Creo que por edad he sido el último de los presentes en abandonar un instituto público (el ser liberal o "un derechoso de mierda" no siempre nos da la posibilidad de gastarnos los ochavos en la educación privada y ultracatólica, por aclararlo a más de un progre)y la experiencia en sí fue bastante cochambrosa.

Recuerdo varias anécdotas que, en el momento, pasan inadvertidas, pero que tomando perspectiva, te das cuenta de la dimensión del problema y el trabajo de zapa que hay tras toda esta maraña de sugestión -consciente, con predemitación, alevosía y todos los agravantes posibles-.

Una de ellas la protagonizó una profesora de Lengua y Literatura, que se autoproclamaba comunista de la cruz a la bola y que, entre otras lindezas, se tomaba la libertad y autoridad de pasarse por el arco del triunfo el temario oficial, al menos en lo tocante a autores que no casaban con el pensamiento único o de su misma ralea. Ejemplo: Camilo José Cela. Sus palabras fueron, textualmente: este autor lo pasamos.

Otra de las lindezas que me regaló mi querido instituto fue la presentación del profesor de Filosofía (el docente más prepotente y petulante que he podido llegar a conocer) que en su primera clase, nada más entrar por la puerta, nos espetó con un deje de altanería: señores, señoras...Dios, no existe! (sic) Imagínense nuestra cara.

En cuanto a la asignatura de Historia...casi que mejor no hablar. Lisonjas de toda laya a la bienquista Revolución Francesa, mientras que la Revolución Inglesa de 1689, no existió; idem de lo mismo con la Revolución bolchevique y el movimiento soviético en general. Se desprendía de toda esta parcialidad la predilección que los docentes escarlatina tienen por Rousseau mientras que Voltaire queda en agua de borrajas, que son a fin de cuentas los ejes radiales de ambas revoluciones (La sangresa francesa y la Gloriosa). En cuanto a la economía, obvio: caer de hinojos ante Keynes mientras que economistas de la talla de Hayek o Friedman pasaban inadvertidos(con la importancia que tuvieron en cuanto a la formación de las ideas de Margaret Thatcher o Reagan)

Mención aparte merece el trato sesgado hasta hacerse imbebible que le daban -y supongo que seguirán dando- a esa supuesta II República almibarada, casi seráfica, garante de las libertades y matriz de un sistema democrático, reflejo del que gozamos hoy día. Patético.

Todo esto sin entrar en todo tipo de soliloquios personales en cuanto a Irak, Aznar etc.

Expongo mi paso por el instituto público por el hecho mismo de señalar las carencias de un sistema educativo parcial y politizado hasta las trancas, donde no cabe más demagogia y adoctrinamiento.

No quiero saber qué tipo de educación quedará pues en centros como en el que estudié, donde el parcialismo ya es lancinante de por sí, cuando además se permitan tirar de la manta de los dogmas progresistas y el pensamiento único imperante, al obligar a los alumnos y padres a comulgar con la indigesta EPD.

Creo que la cuestión de fondo es la de siempre: el peligro que representa ejercer de conciencia madre a unos jóvenes ya de por sí desnortados y despreocupados por cuestiones morales y éticas. Verdaderamente son carne de cañón para unos políticos y leguleyos empecinados en convertir la conciencia progresista en una suerte de doble naturaleza en los jóvenes que vienen a tirar del carro.

En fin...veremos por dónde salen los disparos.

Un cordial saludo, y perdón por ser tan prolijo!

Fernando Solera dijo...

Lo mejor de todo es que Mercedes Cabrera, ministra de Educación, conocía el resultado de las deliberaciones judiciales antes de que éstas se produjeran. Con eso creo que está dicho absolutamente todo. Montesquieu ha muerto, ¡y a mucha honra! Viva la PSOE.

Javi dijo...

Mike, en tu galeria de premios falta el que te doy yo, cojelo del blog de cocina.
Un abrazo.

Sand Storm dijo...

En los regimenes totalitarios siempre se utiliza la educacion para adoctrinar al pueblo desde su infancia. Lo hacian los comunistas, los nazis, el regimen de Franco en España e incluso lo hacen los nacionalismos vascos y catalanes en sus respectivas comunidades.

Con todo lo que hemos escuchado de este Gobierno "progre", son ellos ahora los que ponen en practica esta estrategia, vulnerando unos cuantos Derechos. Es una vergüenza y no se hasta que instancia llegaran los padres afectados pero si fuera yo, no pararia hasta el final.

A mis hijos cuando los tenga, sere yo quien les marque lo que esta bien y mal, luego que decidan ellos, pero por supuesto que no dejare que nadie les eduque por mi. Si la solucion es mandarlos al extranjero... pues ya pediremos un credito que ZP les han instado a los bancos que los concedan con mas libertad, como si eso no tuviera que ver con el origen de nuestra crisis...

Un abrazo y buen articulo

Jaime Arenas

FJ dijo...

Me gusta este post, a pesar de que no coincido con sus criterios al cien por cien, si los comparto ampliamente.
Hoy es la primera vez que entro en este blog y espero seguir frecuentándolo, así como yo invito a hacer lo propio con el mio, en el quembién he publicado un post sobre el mismo tema que comentamos.
Un saludo, enhorabuemna por el blog, y espero que coincidamos muchas veces.

Malo Malísimo dijo...

Actitudes que mi propia creencia me pide que respete como manifestaciones del libre albedrío del ser humano, pero que no me obliga a aceptar, precisamente porque no soy de los que habitualmente confunde respeto con aceptación.

Estimado Mike, aunque partimos de posicionamientos políticos y religiosos diferentes, hemos coincidido en muchos aspectos fundamentales, sin renunciar ninguno a sus principios, es por ello que he copiago y pegado parte de tu texto, por ser representativo de como deben ser las cosas.

Labels

Aborto (27) Agua (7) Albert Rivera (2) Andalucía (5) Antonio Herrero (1) Aragón (26) Argentina (2) Arturo Pépez Reverte (2) Audio (1) Aznar (7) Baltasar Garzón (1) Bloggers (1) Bolivia (2) Brexit (1) Calentamiento Global (4) Cambio Climático (2) Canarias (4) Carlos Rodríguez Braun (3) Cataluña (59) Censura (5) Cesar Vidal (8) Ceuta y Melilla (4) Chikiprogre (1) Chile (2) Chunta Aragonesista (1) Cine (13) Ciudadanos (6) Ciudem (1) CNI (1) Colaboraciones (74) Colombia (8) Comunismo (46) Constitución (1) Corea del Norte (1) Corea del Sur (1) Corrupción (99) Crisis (42) Cuba (28) Daniel Ortega (1) Defensa de la infancia (34) Defensa de la mujer (18) Defensa de los animales (4) Demagogia (95) Democracia (6) DENAES (1) Deportes (5) Derechos Humanos (18) Desinformacion (22) dictador (2) Dictadura (49) Divorcio (1) Drogadicción (1) Ecología (4) Economía (83) Educación (33) El País (1) Elecciones (29) Emigración (1) Empleo (34) Encuestas (41) Energía Nuclear (10) España (18) Estatuto (2) ETA (58) Eurovisión (5) Eutanasia (4) Evo Morales (2) Expo 2008 (3) Familia (7) Fascismo (12) Federico Jiménez Losantos (8) Feminismo (11) Fidel Castro (26) Fraga (3) Francia (1) Franco (6) Frikis (6) Fútbol (2) Gastronomía (4) Guardia Civil (4) Guinea Ecuatorial (5) Haití (2) Historia (11) Homosexualidad (6) Huelgas (25) Hugo Chávez (31) Humor (4) Impuestos (4) Individualismo (1) Internet (3) Intolerancia (29) Irak (2) Isabel del Río (6) Islam (35) Israel (16) Joaquín Costa (2) Juan Antonio Cebrián (1) Justicia (71) Laicismo (3) Leire Pajín (6) lib (1) Liberalismo (17) Libertad (90) Libertad Religiosa (8) Libia (3) Literatura (20) Luis Herrero (5) Luís Herrero (4) Machismo (1) Manipulación (97) Margaret Thatcher (1) María San Gil (1) Marruecos (18) Martha Colmenares (1) Martín Cid (16) Mayor Oreja (2) Media (14) Melvin (2) Memoria Histórica (9) Mérito (27) Mitt Romney (4) Monarquía (18) Música (9) Nacionalismo (60) Navidad (5) No sé como... (1) Nostalgia (4) Obama (15) Olimpicos (1) Oriana Fallaci (1) Pablo Iglesias (3) Pan y Circo (7) PAR (5) patriotismo. (1) Pedro Sánchez (2) Pepe Blanco (29) Perez Henares (1) Pérez Rubalcaba (11) Pinochet (2) Pio Moa (1) Piratería (1) PNV (6) Podemos (8) Policía (2) Políticos (53) Populismo (58) PP (87) Premio (29) Premios (12) prensa (2) Progresía (70) Prostitución (1) PSOE (170) Pueblo Saharahui (9) Racismo (1) Radio (17) Rafael del Barco Carreras (53) Rajoy (37) Reagan (2) Regina Otaola (2) Reino Unido (1) Religión (3) República (12) Roberto Centeno (2) Rosa Díez (2) Sacrificio (2) Salud (6) Sánchez (1) Sarkozy (1) SGAE (1) Sindicatos (32) Socialismo (79) Sociedad (3) Superación (2) Tecnología (7) Televisión (30) Terrorismo (119) Thanksgiving (1) U.S.A. (27) Unión Europea (11) UPyD (3) VCT (1) Venezuela (23) Videos (12) Voces contra el Terrorismo (1) Xenofobia (1) Zapatero (187) Zaragoza (24)