5 de noviembre de 2009



Vuelve el asunto SITEL a aparecer en algunos medios, y con él diferentes opiniones en cuanto a su posible uso y consecuencias.

Con mis errores – muchos – y aciertos – alguno – hace mucho tiempo que defiendo para mí el no querer hablar ni escribir con medias tintas, ni procurando contentar a todos. No tengo porqué hacer ni lo uno ni lo otro, si quiero conducirme mediante unos principios que considero correctos.

De modo que, espero no espantar a nadie, considero que una herramienta como SITEL es necesaria en los tiempos en que vivimos. Pero, como toda herramienta, su funcionalidad y resultados dependerán siempre de la legislación que la sustente y de las manos que la usen. Del mismo modo que una llave allen no sirve de nada tirada en el suelo, o puede provocar un accidente si con ella manipulamos el tornillo indebido, SITEL puede convertirse, en manos de ciertos políticos y gobernantes, en el camino más rápido para derivar esta supuesta democracia en la que vivimos hacia un régimen aún más interventor en las libertades a las que el individuo y la sociedad no deberían renunciar.

Con una ley coherente en la mano, con los principales poderes del estado convenientemente separados, con organismos policiales asépticamente aislados de influencias políticas y gubernamentales, y con una sociedad dispuesta a arrimar el hombro cuando es necesario, SITEL contribuiría a una mayor seguridad para la ciudadanía, sin que esta sintiera, o se le hiciera sentir por conveniencias electorales, que su intimidad fuese violada ni expuesta.

En mi opinión, la otra cara de la moneda, el aspecto oscuro de SITEL es la propia sociedad española en conjunto, englobando a la clase política, mayoritariamente sectarizada e inconexa con el pueblo; a la ciudadanía inmóvil e indiferente a todo lo que no sea pan y circo; a los poderes del estado, todos bien juntos e inseparablemente pegados hasta que la muerte los separe.

Un sistema capaz de intervenir y grabar cualquier conversación mantenida por medios tecnológicos debe estar necesaria y absolutamente tutelada en su uso por una legalidad sin resquicios. Las prácticas de los políticos y sus respectivos entornos nos han demostrado que esto, en España, es prácticamente imposible, precisamente porque la clase política, en su conjunto, no demuestra estar ahí para servir al conjunto de los españoles. Pero, por otra parte, ¿qué opina la propia ciudadanía?

En algunas ocasiones he tenido la oportunidad de ver encuestas en televisión, en las que la gente de la calle opinaba sobre la conveniencia de instalar cámaras en zonas donde la delincuencia y los disturbios son habituales. Sorprendentemente (para mí sigue siendo sorprendente) buena parte de los entrevistados rechazan el uso de dichas cámaras porque se sienten invadidos en su intimidad mientras pasean por la calle. Extraño concepto de intimidad en un lugar público, en el que uno puede ser observado por decenas o cientos de otras personas, pero se ofende si una cámara le graba durante unos cuantos pasos.

Considero a nuestra sociedad, en su conjunto también, porque rara vez justifico las generalizaciones, muy inmadura para asumir ciertas responsabilidades. No puedo percibirlo de otra forma, mientras vea a esta referida sociedad inmóvil ante situaciones cuyo desenlace derivará en desastre político, económico, laboral, moral y ético; mientras esta sociedad nuestra consiente en renunciar a lo bueno de una identidad y principios que nos ha cimentado como uno de los centros de civilización de la cultura occidental, a favor de otras costumbres que degradan nuestro propio sistema de valores; mientras tenga que presenciar en plena calle o en los noticiarios, cómo cientos de jóvenes que no se manifiestan por la escasez de trabajo, por la imposibilidad de acceder a una vivienda, por lo deficitario de nuestro sistema educativo, se indignan por la puesta en marcha de una ley que no les permite beber alcohol en plena calle, normalmente ensuciando un espacio que pertenece a todos y ocasionando molestias, cuando no cosas peores, al vecindario.

¿SITEL, en manos de nuestros políticos? Como un explosivo en manos de un irresponsable.



Copie y pegue el texto, si desea oír el artículo.




4 comentarios:

Natalia Pastor dijo...

Cada día que pasa nos vamos acercando más y más a la Venezuela chavista, como ejemplo y espejo en el cual parece mirarse cada día Zapatero.
Este "Gran Hermano" que controla Rubalcaba, el ex portavoz del Gobierno del GAL, es un paso más en el recorte de libertades que paulatinamente viene aconteciendo en España, en esa intromisión obscena y estalinista en la vida íntima que ya ocurrió con el extinto CESID en tiempos de Narcis Serra como ministro.
Nadie sabe a ciencia cierta dónde están los ordenadores que graban las conversaciones ni cuántos hay, aunque se tiene constancia de que el CNI, al igual que la Policía Nacional y probablemente la Guardia Civil, tiene un equipo de estas características.

Nadie sabe tampoco qué información se archiva en discos, cuál es el criterio de selección, quién determina el material que se entrega al juez y quién custodia esos registros.
Cada día que transcurre,querido Mike, nos acercamos a ese estado policial que ya nos describió Orwell

José Javier dijo...

Coincido contigo en la necesidad de tener un sistema que permita a la policía hacer su trabajo.

Pero de lo que no tengo la menor duda es que dicho sistema solo puede ser accionado y controlado por un juez.

De ninguna manera podemos dejar en manos de responsables políticos un sitema tan poderoso de control de las comunicaciones

GUILLERMO DIAZ dijo...

Por si puede interesar, dejo un enlace al artículo que me han publicado en 1 de Octubre en Noticias Jurídicas.
http://noticias.juridicas.com/articulos/20-Derecho%20Informatico/200910-4939479023902378.html

Antonio Martínez dijo...

Depues de lo que has escrito y del comentario que te ha hecho José Javier, solo puedo aplaudir. Sobra mi comentario.

Un abrazo.

Labels

Aborto (27) Agua (7) Albert Rivera (2) Andalucía (5) Antonio Herrero (1) Aragón (26) Argentina (2) Arturo Pépez Reverte (2) Audio (1) Aznar (7) Baltasar Garzón (1) Bloggers (1) Bolivia (2) Brexit (1) Calentamiento Global (4) Cambio Climático (2) Canarias (4) Carlos Rodríguez Braun (3) Cataluña (59) Censura (5) Cesar Vidal (8) Ceuta y Melilla (4) Chikiprogre (1) Chile (2) Chunta Aragonesista (1) Cine (13) Ciudadanos (6) Ciudem (1) CNI (1) Colaboraciones (74) Colombia (8) Comunismo (46) Constitución (1) Corea del Norte (1) Corea del Sur (1) Corrupción (99) Crisis (42) Cuba (28) Daniel Ortega (1) Defensa de la infancia (34) Defensa de la mujer (18) Defensa de los animales (4) Demagogia (95) Democracia (6) DENAES (1) Deportes (5) Derechos Humanos (18) Desinformacion (22) dictador (2) Dictadura (49) Divorcio (1) Drogadicción (1) Ecología (4) Economía (83) Educación (33) El País (1) Elecciones (29) Emigración (1) Empleo (34) Encuestas (41) Energía Nuclear (10) España (18) Estatuto (2) ETA (58) Eurovisión (5) Eutanasia (4) Evo Morales (2) Expo 2008 (3) Familia (7) Fascismo (12) Federico Jiménez Losantos (8) Feminismo (11) Fidel Castro (26) Fraga (3) Francia (1) Franco (6) Frikis (6) Fútbol (2) Gastronomía (4) Guardia Civil (4) Guinea Ecuatorial (5) Haití (2) Historia (11) Homosexualidad (6) Huelgas (25) Hugo Chávez (31) Humor (4) Impuestos (4) Individualismo (1) Internet (3) Intolerancia (29) Irak (2) Isabel del Río (6) Islam (35) Israel (16) Joaquín Costa (2) Juan Antonio Cebrián (1) Justicia (71) Laicismo (3) Leire Pajín (6) lib (1) Liberalismo (17) Libertad (90) Libertad Religiosa (8) Libia (3) Literatura (20) Luis Herrero (5) Luís Herrero (4) Machismo (1) Manipulación (97) Margaret Thatcher (1) María San Gil (1) Marruecos (18) Martha Colmenares (1) Martín Cid (16) Mayor Oreja (2) Media (14) Melvin (2) Memoria Histórica (9) Mérito (27) Mitt Romney (4) Monarquía (18) Música (9) Nacionalismo (60) Navidad (5) No sé como... (1) Nostalgia (4) Obama (15) Olimpicos (1) Oriana Fallaci (1) Pablo Iglesias (3) Pan y Circo (7) PAR (5) patriotismo. (1) Pedro Sánchez (2) Pepe Blanco (29) Perez Henares (1) Pérez Rubalcaba (11) Pinochet (2) Pio Moa (1) Piratería (1) PNV (6) Podemos (8) Policía (2) Políticos (53) Populismo (58) PP (87) Premio (29) Premios (12) prensa (2) Progresía (70) Prostitución (1) PSOE (170) Pueblo Saharahui (9) Racismo (1) Radio (17) Rafael del Barco Carreras (53) Rajoy (37) Reagan (2) Regina Otaola (2) Reino Unido (1) Religión (3) República (12) Roberto Centeno (2) Rosa Díez (2) Sacrificio (2) Salud (6) Sánchez (1) Sarkozy (1) SGAE (1) Sindicatos (32) Socialismo (79) Sociedad (3) Superación (2) Tecnología (7) Televisión (30) Terrorismo (119) Thanksgiving (1) U.S.A. (27) Unión Europea (11) UPyD (3) VCT (1) Venezuela (23) Videos (12) Voces contra el Terrorismo (1) Xenofobia (1) Zapatero (187) Zaragoza (24)