NUEVA LEY DE CUSTODIA COMPARTIDA EN ARAGON.


Por fin una ley de igualdad que, de momento, no suena a panfleto del gobierno de Zapatero ni a delirio feminista de Bibiana Aído.

El parlamento de Aragón aprobó ayer la nueva Ley de Custodia Compartida mediante la que se pretende garantizar los derechos de los hijos de padres divorciados, además de proteger a los cónyuges que puedan verse perjudicados por detrimento de sus derechos a favor de sus parejas.

Varias asociaciones de padres divorciados han acogido esta nueva iniciativa con satisfacción. Asociaciones que llevan décadas batallando por aspectos tan básicos como que el padre tenga, a priori, el mismo derecho que la madre para tener la custodia de sus hijos después del divorcio, situación ésta verdaderamente fuera de lo habitual dada la preferencia de los jueces en asignar la custodia de los hijos a las madres.

Otro aspecto interesante, y muy necesario, de esta nueva ley es la garantía de que padres y madres por igual, salvo excepciones como delitos de malos tratos, conservarán su autoridad paterna y materna sobre los hijos. Al estar dicha autoridad sostenida por ley, podrán evitarse situaciones tales como que el progenitor con el que viven los hijos pueda trate de limitar los regímenes de visitas y convivencia del otro progenitor.

De hecho, la Ley de Custodia Compartida promueve que, en cada caso, sean el padre y la madre quienes elaboren un proyecto de convivencia, cuidados y educación sobre sus hijos, que deberá ser validad por un juez, quien comprobará que no sean lesionados ni los derechos de los hijos, ni los de la madre, ni los del padre.

La proposición, presentada por el Partido Aragonés, fue aprobada con los únicos votos en contra y abstenciones de Izquierda Unida.

Toda una lección de búsqueda de igualdad de derechos para el ministerio de Bibiana Aído.

Opiniones de lectores en Heraldo de Aragón:

0 comentarios: