-COLABORACION- RAFAEL DEL BARCO CARRERAS. FORTUNAS PILLADAS EN SUIZA


Rafael del Barco Carreras

25-06-10. Una de las serpientes de verano. Parecen inventadas campañas de disuasión, pues tras el mucho ruido de infieles empleados entregando listas a las haciendas europeas… pocas nueces. He oído de listas desde que era meritorio en banca por los últimos 50. Entonces Radio Pirinaica informaba de las fortunas de los jerarcas del Régimen, y hasta corrieron listas donde aparecía Ramón Serrano Suñer y Zita Polo, cuñados de Franco, descubiertas en Suiza tras el embargo de las cuentas nazis por los aliados.

Y la noticia siempre se diluye  con algún nombre y cifras insignificantes. Detenciones, alguna o ninguna, con o sin Franco. Las de Liechtenstein de hace dos años parecía que acabarían con los paraísos fiscales. “Acabaremos con los paraísos fiscales” escribí entonces que gritaban todos los políticos españoles, europeos y hasta americanos.

El delito por evasión de capitales, penado con hasta 6 años de cárcel, suprimido en los 90 por el socialista Felipe González, fue de los más selectivos. ¿Quién se atrevería tras la muerte de Franco decretar prisión a su hija por llevarse directamente a Suiza monedas de oro y joyas? O a su marido cuadros vía Filipinas. Y si desde siempre aparcar fortunas en Suiza, o donde fuera, se imponía por la inquietante inestabilidad de la Historia Española, después se convirtió en obligado por el delito fiscal. La inmensa corrupción y economía sumergida inventó lo del “dinero negro”.

Tan selectivo como el delito contra la Hacienda Pública si nos atenemos al juicio por el caso Hacienda de Barcelona donde tras las prescripciones al propio delegado de Hacienda, Ernesto Aguiar, por los ingresos del Grupo Torras-KIO en Suiza, se demuestra la supuesta corrupción de jefes e inspectores, tanto los acusados como los aparecidos testigos. Y lo peor, demostrándose por el juicio en Londres que la Justicia Suiza colabora, e incluso contesta las peticiones rogatorias de la Española, la Fiscalía Anticorrupción no aporta las posibles y citadas cuentas suizas, es de suponer porque afectarían a comprometidos nombres. En el caso contra el juez Luis Pascual Estevill sucedió otro tanto con la exclusión del sumario por algún defecto de las rogatorias contestadas por el juez suizo  Devaud, escandalizado por la simple y posible existencia de semejante juez.

La propia Presidente de la Sala, Doña Carmen Sánchez-Albornoz Bernabé, del actual juicio por el Caso Hacienda de Barcelona se extraña por la declaración de uno de los testigos inspectores que alega se permitían declaraciones complementarias o extemporáneas para regularizar, olvidándose la falsedad documental a pesar de la obligación legal de todo funcionario público de denunciar los delitos descubiertos en el ejercicio de su cargo.

La historia se repite y la noticia se esparce por Internet: 

Los inspectores de Hacienda denuncian el "escandaloso trato de favor" a las fortunas 'pilladas' en Suiza


El escándalo de las cuentas opacas en Suiza filtradas por un empleado del HSBC y que amenaza a buena parte del establishment político y empresarial español empieza a provocar reacciones en cadena. Los inspectores de Hacienda han denunciado lo que ellos entienden como un "escandaloso trato de favor" a los presuntos defraudadores y acusan a la Agencia Tributaria de ser "fuerte con los débiles y débil con los poderosos".

Lo que escandaliza a los inspectores es que Hacienda ha dado a estos contribuyentes un plazo para regularizar su situación mediante declaraciones complementarias y evitar así su responsabilidad penal y administrativa, una oportunidad de la que no disfruta el resto de los contribuyentes. De ahí que hablen de "privilegio" y que exijan que la Agencia Tributaria inicie inspecciones a estos presuntos defraudadores y que ponga en conocimiento de los tribunales los posibles delitos fiscales.

El escándalo ha surgido a raíz de la filtración por parte de un empleado del banco británico HSBC a la Hacienda francesa de un listado con miles de personas con cuentas opacas en Suiza, entre ellas unas 3.000 españolas,. Las autoridades galas han remitido la información a la Agencia Tributaria española, que ha enviado un requerimiento a los implicados para que regularicen su situación antes del 30 de junio. Con ello podrán evitar sanciones administrativas y querellas en los tribunales, con un recargo máximo del 20% sobre las cantidades no pagadas en los últimos años.

Los inspectores equiparan este "trato de favor" con una amnistía fiscal, "porque permite a estos contribuyentes regularizaciones, incluso parciales, y se les pone sobre aviso de la información de que dispone la Administración Tributaria. Asimismo, critican que no se endurezca la tributación de las sicav por la posible fuga de capitales y ahora, que hay una fuga confirmada, Hacienda no sea más dura con los culpables.

Los inspectores también recuerdan que se está actuando en la misma forma que cuando se recibió el listado de cuentas opacas en Liechtenstein: "El resultado, más de dos años después, no ha podido ser más desalentador: regularizó voluntariamente un 20% de los contribuyentes. Los que no han regularizado no han pagado los impuestos, supuestamente defraudados, ni se les ha impuesto ningún tipo de medida cautelar, ni personal, ni prisión, ni patrimonial, ni ningún otro tipo de embargo", añade el comunicado.


0 comentarios: