14 de junio de 2010


Este pasado fin de semana Regina Otaola anunció que su intención de no presentarse a las próximas elecciones vascas es definitiva. Además, añadió que tiene firme intención de marchar de su tierra, porque es consciente de la práctica imposibilidad que tendrá de encontrar un empleo.

Todo sería distinto si María San Gil hubiese permanecido en su puesto. Hace ahora un par de años San Gil marchó del Partido Popular cuando este estaba en plena hola de “cambio” hacia un centro que, en realidad, nunca le perteneció del todo. Para lograr tal cosa, Rajoy y la dirección del partido decidieron que hacerse más simpáticos ante ciertos sectores sociales era motivo suficiente para renunciar a ciertas posturas o principios.

Oyendo las palabras de Regina Otaola en las entrevistas recientes que ha concedido, no parece que su decisión sea discutible ni revocable. Regina se va de la política en cuanto termine su mandato. Y la vida política Española pierde a otro valor necesario. Parece que esta crisis económica y laboral, pero también absolutamente social, agrieta hasta los cimientos del entramado social de la nación.

Hace pocas horas, El País publicó un artículo de Phil Bennett en el que el periodista retrata una España en crisis, de la que no se explica cómo es posible que la ciudadanía no se haya levantado en una protesta general contra un gobierno, responsable con sus mentiras e inacción, de un 20% de desempleo. Después de leer el artículo de Bennett, yo llego a la conclusión de que el único conflicto social que, por ahora, existe en España, es el generado por la casta política, con el gobierno socialista y los nacionalistas a la cabeza, que mantiene divididas hasta casi el odio a posiciones encontradas con respecto al aborto, la eutanasia, la guerra civil, el franquismo y la libertad religiosa. Con semejantes ingredientes, bien dosificados a conveniencia del gobierno y secundados por tantos y tantos comparsas, la ciudadanía española está tan suficientemente cabreada que es realmente difícil ponerla de acuerdo en algo.

Hoy, los sindicatos; más concretamente Comisiones Obreras en este caso, anuncian, aún sin fecha concreta, la convocatoria de una huelga general. Una manifestación que debería haberse dado hace mucho tiempo. Es lamentable que hagan esto cuando le ven las orejas al lobo. Quiero decir, cuando ven peligrar su status de privilegiados, ya sea por recortes económicos, ya sea porque muchos estamos realmente molestos por tener que mantener, con nuestros impuestos, a cientos de miles de “liberados” acostumbrados a vivir de la sopa boba.

Habrá que esperar la respuesta de Zapatero, que sin apoyos de la izquierda tendrá que buscar los votos necesarios en los nacionalistas para aplicar sus recortes. Y habrá que esperar también a conformar esta amenaza de huelga general. El “ensayo” de la pasada huelga de funcionarios no resultó bien para los sindicatos, quienes no tiene la más minima autoridad moral para representar a los trabajadores, tras años de abandono de éstos a su suerte.

0 comentarios:

Labels

Aborto (27) Agua (7) Albert Rivera (2) Andalucía (5) Antonio Herrero (1) Aragón (26) Argentina (2) Arturo Pépez Reverte (2) Audio (1) Aznar (7) Baltasar Garzón (1) Bloggers (1) Bolivia (2) Brexit (1) Calentamiento Global (4) Cambio Climático (2) Canarias (4) Carlos Rodríguez Braun (3) Cataluña (59) Censura (5) Cesar Vidal (8) Ceuta y Melilla (4) Chikiprogre (1) Chile (2) Chunta Aragonesista (1) Cine (13) Ciudadanos (6) Ciudem (1) CNI (1) Colaboraciones (74) Colombia (8) Comunismo (46) Constitución (1) Corea del Norte (1) Corea del Sur (1) Corrupción (99) Crisis (42) Cuba (28) Daniel Ortega (1) Defensa de la infancia (34) Defensa de la mujer (18) Defensa de los animales (4) Demagogia (95) Democracia (6) DENAES (1) Deportes (5) Derechos Humanos (18) Desinformacion (22) dictador (2) Dictadura (49) Divorcio (1) Drogadicción (1) Ecología (4) Economía (83) Educación (33) El País (1) Elecciones (29) Emigración (1) Empleo (34) Encuestas (41) Energía Nuclear (10) España (18) Estatuto (2) ETA (58) Eurovisión (5) Eutanasia (4) Evo Morales (2) Expo 2008 (3) Familia (7) Fascismo (12) Federico Jiménez Losantos (8) Feminismo (11) Fidel Castro (26) Fraga (3) Francia (1) Franco (6) Frikis (6) Fútbol (2) Gastronomía (4) Guardia Civil (4) Guinea Ecuatorial (5) Haití (2) Historia (11) Homosexualidad (6) Huelgas (25) Hugo Chávez (31) Humor (4) Impuestos (4) Individualismo (1) Internet (3) Intolerancia (29) Irak (2) Isabel del Río (6) Islam (35) Israel (16) Joaquín Costa (2) Juan Antonio Cebrián (1) Justicia (71) Laicismo (3) Leire Pajín (6) lib (1) Liberalismo (17) Libertad (90) Libertad Religiosa (8) Libia (3) Literatura (20) Luis Herrero (5) Luís Herrero (4) Machismo (1) Manipulación (97) Margaret Thatcher (1) María San Gil (1) Marruecos (18) Martha Colmenares (1) Martín Cid (16) Mayor Oreja (2) Media (14) Melvin (2) Memoria Histórica (9) Mérito (27) Mitt Romney (4) Monarquía (18) Música (9) Nacionalismo (60) Navidad (5) No sé como... (1) Nostalgia (4) Obama (15) Olimpicos (1) Oriana Fallaci (1) Pablo Iglesias (3) Pan y Circo (7) PAR (5) patriotismo. (1) Pedro Sánchez (2) Pepe Blanco (29) Perez Henares (1) Pérez Rubalcaba (11) Pinochet (2) Pio Moa (1) Piratería (1) PNV (6) Podemos (8) Policía (2) Políticos (53) Populismo (58) PP (87) Premio (29) Premios (12) prensa (2) Progresía (70) Prostitución (1) PSOE (170) Pueblo Saharahui (9) Racismo (1) Radio (17) Rafael del Barco Carreras (53) Rajoy (37) Reagan (2) Regina Otaola (2) Reino Unido (1) Religión (3) República (12) Roberto Centeno (2) Rosa Díez (2) Sacrificio (2) Salud (6) Sánchez (1) Sarkozy (1) SGAE (1) Sindicatos (32) Socialismo (79) Sociedad (3) Superación (2) Tecnología (7) Televisión (30) Terrorismo (119) Thanksgiving (1) U.S.A. (27) Unión Europea (11) UPyD (3) VCT (1) Venezuela (23) Videos (12) Voces contra el Terrorismo (1) Xenofobia (1) Zapatero (187) Zaragoza (24)