LA CNC AUTORIZA LA FUSION ENTRE TELECINCO Y CUATRO.


Dice alguna mala lengua – aunque prefiero decir alguna malpensada lengua – que con la fusión de Telecinco y Cuatro, Rubalcaba se ahorrará una llamada de teléfono para dar las pertinentes consignas a los programas informativos, porque solo tendrá que telefonear al que sea único jefe de los dos canales.

De acuerdo. Si se trata de ser malpensado y superficial, me apunto a ese rumor. La Comisión Nacional de Competencia acaba de autorizar la operación de fusión entre los dos canales escasos años después de la creación de los últimos canales de televisión que han venido a completar la oferta televisiva.

La crisis económica se ha llevado por delante muchas cosas en España. Y parece que los medios audiovisuales no han sido la excepción. Cierta polémica acompaño al nacimiento de algunos canales de televisión, especialmente con los que obtuvieron las licencias pertinentes para emitir en abierto, todavía en VHF, cuando ya estaba más que anunciado que el funcionamiento de la televisión en ese arco de frecuencias estaba llamado a desaparecer en muy pocos años. Aún así, Cuatro, beneficiada junto a La Sexta, consiguieron emitir a partir de 2006, sumándose así, especialmente con sus informativos y algunos programas conducidos por personajes especialmente inclinados hacia un color político más que otro, al frente de canales de televisión que invariablemente defenderían a una opción política al tiempo que atacaban a otra.

El agradecimiento de Zapatero, en los años posteriores a las elecciones de marzo de 2008, no ha sido especialmente generoso con Cuatro. Sin embargo, La Sexta de Roures, habiendo sido la preferida de ZP, tampoco atraviesa buenos momentos económicos ni de audiencias. Varios de sus intentos de fusión con otros canales, como fue el intento de unirse a Cuatro, han fracasado.

Queda por ver como quedará todo de aquí a las elecciones generales de 2012. Un año y medio es mucho tiempo en tiempos de tan grave crisis, y así como algunos canales se mantienen con audiencias aceptables, lo que se traduce en mayor contratación de publicidad, otros no dejan de perder cuotas de espectadores conforme pasan los meses.

Dejando al margen los canales más bien temáticos que son propiedad de otros principales generalistas, como es el caso de Nitro, Neox y Nova que pertenecen a Antena 3, o los que pertenecen a Telecinco, el tiempo nos dirá si algunos canales generalistas minoritarios serán capaces de subsistir, o si terminarán por desaparecer engullidos por algún por otro más grande y fuerte.

0 comentarios: