21.5.19


Puede elegir voz o texto
No descubro ninguna novedad si afirmo que la libertad de información en España es casi inexistente. Y si está aún viva, bien puede decirse que la libertad de información está prácticamente en coma.


Podrían contarse con los dedos de una mano los medios de información que luchan a diario en España por mantener su libertad. Desde luego, yo conozco muy pocos. Prácticamente, la totalidad de los diarios, canales de radio y canales de televisión son esclavos de los partidos políticos, sindicatos, grandes compañías y ciertas confesiones religiosas, quienes compran con su dinero la seguridad de poder mantener desinformado al gran público. También el propio Estado, sin importar realmente qué color gobierna en cada momento, marca la dirección a seguir de los medios a quienes provee de bien pagada publicidad institucional a cambio de oportunos silencios y vergonzosas manipulaciones. El dinero es quien gobierna a los medios, aún por encima de las ideologías. Y el dinero solo sirve a sus verdaderos amos.

El programa La Voz, emitido por podcast para todo el mundo y dirigido por César Vidal, es prácticamente el único espacio de información que garantiza su propia libertad informativa y de opinión, precisamente por estar financiado mediante crowdfunding; un sistema en el que los oyentes hacen sus donaciones anuales para enfrentar los gastos originados por la producción y emisión del programa. Así ha sido desde el principio y así ha resultado posible que La Voz haya compartido su voz durante todos estos años, completamente libre de las presiones e injerencias de empresas, bancos, partidos políticos, confesiones religiosas, ONGs, sindicatos y grupos de información y entretenimiento sectarios.

Desde ayer, 20 de mayo, tenemos la oportunidad de participar nuevamente en este proyecto, beneficiarnos de él colaborando en su crowdfunding para la campaña 2019 – 2020, y seguir haciendo historia.

Participar, contribuyendo con nuestro donativo que, como el propio César Vidal dice, puede ser el equivalente al gasto de tres cafés o de dos refrescos.

Beneficiarnos, porque no hay muchos espacios de comunicación como La Voz donde la información y la cultura vengan de la mano de la libertad, del trabajo bien hecho, y de la intención de contar la realidad que nadie cuenta y de compartir la cultura como muy pocos la comparten.

Haciendo historia, porque mal que les pese a muchos detractores y envidiosos, La Voz no precisa ni de subvenciones, ni de apoyos poco claros de partidos en el poder, ni de simpatías de presidentes autonómicos, ni alcaldes ni políticos candidatos a poltronas, ni de la tutela de unos grandes almacenes o una entidad bancaria. La Voz es autosuficiente gracias a sus oyentes y esto constituye todo un hito en la historia de la radiodifusión.

En nuestras manos está mantener la libertad de información como resistencia frente a los partidos políticos, sindicatos y asociaciones subvencionadas que parasitan nuestros recursos, resistencia frente a la ideología de género que mina nuestras familias, nuestra sociedad y nuestros valores, resistencia frente a las grandes compañías y poderes financieros que sostienen con su dinero a todo lo anterior, y tristemente, resistencia frente a la desidia de la mayor parte de un pueblo que se conforma con vivir alimentado de fútbol, realities, escándalos por los que nadie paga y subvenciones que pagamos todos. En nuestras manos está seguir siendo aún libres para elegir sabiendo qué elegimos y por qué.

Muchas gracias a todos los que decidan contribuir en este crowdfunding. Y a quien quisiera hacerlo pero su situación no se lo permite, puede contribuir de otro modo igual de encomiable compartiendo este mensaje. Gracias a todos.



Login en para comentar bajo su responsabilidad

- Redes Sociales -

      MIKE SALA EN FACEBOOK       MIKE SALA EN YOUTUBE      MIKE SALA EN TWITTER       MIKE SALA EN VK - LA ALTERNATIVA A FACEBOOK SIN CENSURA

0 comentarios:

Publicar un comentario

Cualquiera es libre de opinar aquí. Pero quien opine será responsable de sus palabras.