La familia y uno más


Día de descanso para la Pantoja, Julián Muñoz, el resto de los malayos, Pipi Estrada y su novia, la novia de antes, la madre de la novia de antes, los del gran hermano, los de operación triunfo, los de toda esa fauna de personajes que nos preparan los medios, día a día.

Estoy por afirmar que ni el fútbol de esta noche será el mismo, aunque juegue el Madrid. Hoy es un día especial para todos los ciudadanos de este país.

La Princesa de Asturias está embarazada de nuevo y parece que el mundo se ha parado por unas horas. He repasado hace un rato mi post del 15 de Mayo de 2005. Me reitero en todo lo que escribí entonces. Ya podemos prepararnos de nuevo a otra oleada de opiniones, fotos, rumores, debates y toda la parafernalia mediática que se nos viene encima durante los próximos ocho meses. A mi, lo único que me interesa es que nazca bien.

No deja de ser un contrasentido que todo el país se ocupe de esto mientras nuestros problemas más acuciantes crecen, se multiplican, pero no mueren. No hay Baygon que pueda con ellos.

Europa le pone las pilas a nuestro gobierno y dice que la política de inmigración española ha sido nefasta; que no se tendría que haber aprobado la regularización masiva de hace un tiempo y que ahora se demuestra que fue un error enorme. Veremos ahora y los medios afines al partido que gobierna llaman fascistas y reaccionaria a Europa. Lo hicieron con la oposición y con quien opinaba en contra de aquella idea.

Ahora, mientras miles y miles de inmigrantes se hacinan en Canarias y en puntos del sur de la costa mediterránea, el Sindicato Unificado de Policía advierte al ministro del interior que la situación es ya insostenible. Que la proporción entre agentes de la ley e inmigrantes en las islas es de uno por varios cientos. Algún policía nacional ha sido ya contagiado de alguna enfermedad infecciosa que sufren un buen numero de africanos que llegan sin control sanitario.

No tiene mucho mérito que la oposición y la opinión publica haya acertado en cuanto a lo que está sucediendo. Era tan fácil de prever que nadie en su sano juicio puede justificar los motivos que pudiera haber tenido el Gobierno para haber tomado esta dirección hace ya tiempo, pero es altamente revelador que desde hace dos meses Moncloa esté valorando la posibilidad de facilitar el voto a los inmigrantes, sin necesidad de tener la ciudadanía española. Insultaron a la inteligencia de los ciudadanos al negar que la última regularización no provocaría ningún “efecto llamada”. Ahora los inmigrantes ilegales llegan a cientos casi diariamente a las costas canarias y mediterráneas y nadie parece prestar atención a los miles que llegan cada mes por la frontera catalana, con visado de turista, para quedarse después clandestinamente.

Interesará poco la inmigración durante un par de días. Tampoco ETA o el islamismo radical. Ni siquiera el fútbol. Letizia está embarazada, por si alguno no lo sabe aún. Creo que el bebé que nazca tendrá el número veintitantos o treinta y tantos de DNI. Hasta en eso tendrá privilegios. No será un veintinueve ni un diez y siete millones. Me pregunto que letra llevará en el carnet.

Aprovecha y escóndete bien, Pantoja, ahora que los medios miran para otro lado.

0 comentarios: