Cine del malo

Me encantan las buenas películas de terror. Y cuando digo “buenas” me refiero a las clásicas y a las modernas por igual. No importa cuán fantástica sea la historia que cuentan, si lo hacen con la suficiente calidad de guión y puesta en escena.

Decía un critico de cine que lo mas importante para que una película guste es que el espectador crea lo que le están contando. No importa si es una historia de amor, una guerra intergaláctica o la vida de una hormiga mas razonable e inteligente que muchas personas.

Hace muchos años que renuncié a ir al cine. El motivo no es el precio de las entradas; es la mala educación de la gente. Me cargan los graciosos que siguen riendo media hora después que los demás, los maleducados que hacen ruido con las bolsas, los que van en pandilla y no se callan y lo incomodas que llegan a ser los asientos de algunas salas.

Reconozco que mi forma ideal de ver el cine, la que me gustaría por encima de todo, es absolutamente utópica. Me encantaría disponer para mi de una sala vacía. Toda la pantalla para mi. Con mis zapatillas de estar por casa, pijama, bata, la botella de Sprite 2 litros al lado y un buen sistema de sonido. Nada de público es igual a nada de molestias.

Como esto es imposible, me conformo con mi casa. Una pantalla razonablemente grande y un sistema de altavoces 5.1 bien graduado. Sofá, mando a distancia, Sprite y fuego de leña auténtico. ¡¡¡Un pequeño paraíso!!!.

Una de mis clásicas favoritas es Nosferatu. Cierto día me decía un intelectual del reguetón, los piercings y los tatuajes que esa “peli” no molaba, co. Que era muda, co, y en blanco y negro. Que además los actores eran muy exagerados. Decía que la vio 5 minutos y que no comprendía nada, co. Claro. Es como si un asno intentara comprender y valorar un cuadro de Velázquez, co.

En lo que se refiere a las mas actuales, me gustó bastante “El Amanecer de los Muertos”. Siempre me atrajo ese argumento de epidemia en el que los muertos recientes se levantan ávidos de carne y dominan la situación. Esta nueva versión basada en las de muertos vivientes de George A. Romero está razonablemente bien hecha. Las variaciones en el argumento son las justas para hacerla mas actual y aunque la nueva versión no la dirigió Romero, la realización cuenta con su asesoramiento y se nota.

Seguramente he puesto el listón demasiado alto hablando de estas dos películas. Citaría en tercer lugar “Los Otros” de Amenabar, cuyo argumento me cautivó de tal manera que la ví 4 veces en medio año y siempre descubría cosas nuevas en un argumento y ambientación tan apasionantes.

Pero hace pocas noches me tragué una de las películas del género mas malas que he visto en muchos años. Tan aburrida y predecible que casi cualquier producto de serie B de los 50 y 60 tiene mas interés que semejante obra. “Ouija” es un producto tan flojo en todos sus aspectos que hasta los actores, siendo españoles, están doblados con voces mas profesionales, en un intento fallido de vestir con algo más de calidad a semejante producto. Verla completa ha sido una total y absoluta pérdida de tiempo; sin duda. Cine del malo. No la alquilen. No la descarguen. No la pidan, háganme caso.

Yo caí en la trampa. Leí una critica prometedora (añado el Link por si alguien tiene curiosidad) y a mitad de la película creí que ya no aguantaba más. Hasta el punto es la cosa que dudo si esa critica no se referirá a otro título similar...

http://cuantoyporquetanto.com/htm/planosysecuencias/ouija.htm

Para finalizar con calidad, pues Ustedes no merecen otra cosa, (¡toma ya!) aquí les dejo uno de los muchos links acerca de Nosferatu, donde pueden conocer la historia de aquel estreno del año 1922, en pleno movimiento expresionista alemán.

¿Les gusta de verdad el cine? ¿Si? Pues ya saben... Véanla tranquilamente. Con comodidad. En penumbra.

A ver qué me dicen luego.

http://es.wikipedia.org/wiki/Nosferatu
Posted by Picasa

3 comentarios:

Anónimo dijo...

gracias por el consejo. vi nosferatu este fin de semana. me la dejo un amigo y me ha gustado mucho!!

de verdad que no me recomiendas la de ouija? ni un poco?

Mike dijo...

Ni pizca. No. No soportaría sobre mi conciencia lo que te sucedería por mi culpa.

Si quieres verla, hazlo bajo tu responsabilidad y libre albedrío. Sufre tu solo las consecuencias.

Aconsejarte a favor en este asunto va en contra de mis creencias, mi moral y mi forma de entender el cine.

Anónimo dijo...

pues tenia razon. que mala es la de ouija.