Deseos y Esperanza

Hoy he oído el mismo rumor desde dos direcciones diferentes. La cúpula de la dictadura castrista puede estar preparando una transición política tomando como modelo la historia de España durante los 70 y principios de los 80.

Es lo que ha contado un crítico de cine que tiene muchos contactos entre los cineastas cubanos. Tambien ha dicho algo parecido Carlos Herrera, según le explicaron hace un par de días desde Miami.

Quizás estamos asistiendo al típico proceso de aceleración de noticias y contra-noticias, claro. Estoy absolutamente seguro que los castristas no son idiotas. Son muchísimas cosas, pero no idiotas. Ellos son los primeros en saber que no ha colado el numerito de un Fidel vestido de deporte, demacrado, flaco y moviendo los brazos como una marioneta para hacer ver que esta perfectamente sano y repuesto. No se lo cree nadie.

En España ya pasamos por esto hace tanto tiempo... Franco estaba en las últimas y justo le venía mantenerse de pié, pero sus adláteres, los primeros interesados en aguantar el sistema el mayor tiempo posible, seguían presentándolo en actos públicos como si fuese un anciano incombustible. O como dijo alguno de sus estrategas de propaganda durante los 50: “siempre en vela e inasequible al desaliento”

Me pregunto a menudo porque la humanidad se condena en su propio orgullo y repite los mismos tristes episodios una y otra vez. Asistimos de nuevo al mismo teatro. Una clase dirigente que no tiene mas bandera que su propio poder y riqueza, que intenta por todos los medios que su icono, su dios, su líder y su mayor fuente de ingresos viva eternamente y mantenga el kiosco apuntalado aunque solo sea para darles tiempo a salir corriendo con las maletas llenas.

Nos esperan tiempos en los que oiremos noticias ciertas y falsas, rumores intencionados, filtraciones interesadas; todo planeado para pulsar las reacciones del pueblo cubano y de la opinión internacional. Quien sabe si en esta tragicomedia el telón caerá de golpe o nos enteraremos de la muerte de este déspota, adorado por nuestra izquierda progre, cuando lleve frío varios días. O semanas. Los usos y costumbres de los comunistas son en eso más refinados que los regímenes ultra fachas.

En todo esto, la nota cutre, recargada y resentida la ha entonado un mediocre de Izquierda Unida en Andalucía. Opina y comparte que Los cubanos de Miami no desean un desenlace pacífico porque les privaría de la excusa perfecta para entrar a sangre y fuego en la isla. Hace falta ser imbécil, pobrecito. Eso es pensar a piñón fijo con los pedales de la revolución del 17. Son muy escasos los cubanos de Miami que desean volver a la isla, como no sea de vacaciones. Tienen sus vidas ya hechas en Los Estados Unidos, donde han demostrado sobradamente que son capaces de crear y sostener progreso, cultura y riqueza, por mucho que eso haya disgustado siempre a Fidel, a su partido y a sus admiradores españoles.

Solo nos queda esperar, observar y desear lo mejor para todos los cubanos. Quizás se vea un poco de luz al final de este interminable túnel. Que no se trate de Raúl Castro avivando el fuego del odio a lo diferente.
Posted by Picasa

5 comentarios:

Anónimo dijo...

viva la revolucion!!!
muerte a los fachas como tu!!!

Mike dijo...

Vale. Vaaaaaale. Veeeeenga.
Seguro que puedes ser algo mas original. Mas creativo.

Anónimo dijo...

despues de leer el mensaje de anónimo, me gustaría saber que significa para él el concepto ¨facha¨.
´Hay algunas veces que pienso en la veracidad de la famosa frase de Einstein;
¨Hay dos cosas infinitas en el mundo, el universo y la estupidez humana y de la primera no estoy seguro´.
Pero ¿Que le vamos a hacer?
Vanessa

Mike dijo...

Hola Vanessa!!!

Pues como seguro sabrás, hace muchos años el término "facha" se aplicaba a los nostálgicos de aquél regimen de salvapatrias que hizo de este país "la reserva espiritual de occidente"

"Facha" era el que asistía a las manifestaciones del 20-N. "Facha" era el que se ponía la bandera con el aguila para dar leña. El "Facha" hacía pintadas en nombre de José Antonio y similares. El "Facha" opinaba por sistema que antes todo era mejor.

Hoy en día y desde hace ya algunos años, "Facha" es el que no piensa como los votantes y simpatizantes de los partidos de esa izquierda rara, populista y demagoga que campa por ahí libremente.

"Facha" es quien que no ve a Iñaki Gabilondo, no oye los informativos de la SER o no lee El Pais con fruicción.

"Facha" es hoy lo que ayer fue "Rojo" para el antíguo régimen: El que se atreve a opinar, leer y pensar diferente a Zapatero y compañía.

Para concluir: "Facha" es todo aquel que no es PSOE y, por tanto, se le etiqueta como PP.

Anónimo dijo...

... mmmm ... ahora entiendo mejor por qué una vez me dijeron "facha"... siendo que no me considero de ningún partido político...
Besicos.
Hmnta.-