No hay gobierno. No hay oposición.


Crisis del agua en Barcelona. Crisis de los pescadores prisioneros y ya liberados. Crisis del aceite de girasol, con alerta alimentaría ya anulada.

Aquí no aparecen los que deberían dejarse ver. El presidente del gobierno está ausente de la vida pública, al igual que el jefe de la oposición.

Que ZP no dé la cara y envíe a la arena a sus ministros no es extraño. Él no quiere desgastarse ni siquiera al principio de la legislatura. Si éste es el motivo de su prolongada ausencia de los medios, incluidos los más afines, puede tener algo de cierto unos artículos que leí en algunos diarios on line en los últimos días en el que varios periodistas comentaban acerca del descontento de ciertos colaboradores causado por la actitud soberbia de ZP tras los resultados obtenidos en las pasadas elecciones.

Por el momento son los ministros quienes saltan a la arena para llevarse las cornadas. El jefe se reserva para el “59 Segundos” de ésta noche, en el que ya sabemos que la televisión estatal le protegerá enfrentándole a periodistas que no se distinguen precisamente por su línea crítica hacia el gobierno.

Rajoy parece no haber aprendido nada en estos pasados meses. A su falta de garra en los debates preelectorales televisados añade una total falta de reflejos por haber permitido que las desavenencias con Esperanza Aguirre hayan ocupado la actualidad de los medios, tal y como interesaba al partido socialista, para distraer la atención de los verdaderos problemas que pesan cada día más a los ciudadanos.

El jefe de la oposición está dejando pasar las oportunidades que deja a sus pies la penosa gestión de éste gobierno en materia de exteriores y sanidad.

No aprende Rajoy. No se entera. No hace oposición. Ni su equipo. Soraya Sáez de Santamaría transmite la sensación de que el puesto le viene grande. Es una persona que no comunica cuando habla. Parece que recita de memoria. Puede ser muy válida para otros cometidos, sin duda, pero le han colocado en algo que no es lo suyo ahora y que me hace dudar si será lo suyo alguna vez.

Pero nada de esto parece preocupar a Mariano Rajoy. Mientras tanto, un porcentaje cada vez mayor de las bases del partido piden renovación. Claman porque el momento sea ahora. Pero Mariano hace oídos sordos. Y toda la atención que él no concede si que la prestan los socialistas, que deben estar dando gracias por verse ante una oposición sin fuerza y sin rumbo. Una oposición que no devuelve ni un solo golpe, con un líder que debería haber asimilado que para enfrentarse a una máquina de poder como es el PSOE, no debe dar ni un día de tregua. Un líder que parece no haber aprendido nada del día posterior al 11-M, ni del Prestige, ni de la farsa montada alrededor de la “guerra de Irak”.

La relativa confianza que tuve en Mariano Rajoy ha ido desapareciendo durante éste último mes. Pero eso importa poco. Lo que sí es importante es que muchos militantes han perdido su confianza también.

¿Será un simple rumor el posible acercamiento a nacionalistas, tal y como parecen haber filtrado algunos miembros de la cúpula del PP? ¿Es la intención de dicho rumor comprobar la reacción de militantes y simpatizantes? Tampoco parece que esta táctica sea la apropiada en un momento como el presente, en el que crece entre las bases el deseo de regenerar un partido fuerte que defienda la unidad de la nación para la defensa de la igualdad de todos los ciudadanos.

Uno de los políticos que más respeto es Luis Herrero, a quien también tengo por el mejor presentador de telediarios que ha habido en la televisión de España, tal y como demostró en la despojada y defenestrada Antena 3 de antaño. Aquí les dejo con unas breves palabras de él que ilustran el sentimiento de muchos militantes y simpatizantes del Partido Popular. Militantes que piden renovación para presentar batalla en esta difícil legislatura en la que – paradójicamente – el partido socialista da facilidades desde el principio.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

No me preocupa tanto que el PP no haya sabido digerir la derrota. Me preocupa que no sepa digerir que tiene mas de 10 millones de votos.

yo tambien creo que se impone una renovación y cuanto antes.

Anónimo dijo...

La derecha tiene un problema que la izquierda esta magnificando para su propio interes.

Habra que esperar al congreso de junio pare ver si se ponen las pilas en el pp, porque le estan dando demasiada ventaja al psoe.

luego se quejan de que pierden elecciones.

J.J.

Alberto dijo...

Pues ya ves como estan las cosas por Zaragoza. El trasvase ha sido la piedra de toque para poner a más de uno en evidencia.

Ayer lo dijo Hipólito en una entrevista que le hicieron en intereconomía. La política es una desilusión continua.

Anónimo dijo...

A mi soraya tampoco me transmite gran cosa, la verdad. Espero que se anime y aprenda a hablar con otro tono o va a dormir hasta las piedras.

Pedro.

Paco Rodríguez dijo...

Me da a mi la sensación, que en el partido popular se habían repartido un pastel que no llegó a adquirir, y a partir de ese momento comienzan unas desavenencias que es público y notorio que existen, sin que el lider logre controlar a los militantes.

Sobre Soraya pienso igual, creo que le viene grande ese cargo, para ello hay que ser contundente y enérgico. Incluso me atrevería a decir que debe de estar convencido de hasta sus propias mentiras, pues asi no muestra fisuras.

Anónimo dijo...

De cualquier manera, bo-chor-no-so.

Se une a la decepción, un "ya lo sabía".

Eso sí, no se nos puede negar que los españoles, lo de toreros lo llevamos en los genes, porque no conozco yo a ningún país que oyendo clarines de que va a salir el toro de la crisis económico-social, que hasta las cadenas de televisión han ideado programas para aconsejarnos cómo ahorrar más los españoles... el gobierno va, y nos regala 400 euracos, y oléeeeeeee... a torear...

Crisis? Las crisis se superan repartiendo cachitos de pan, aunque mañana ni comamos... O-lé, y oléeeeeeee... los ojos de la española que yo améeeeeeeeeeeee...

En fin... de sacarle a una los colorines a la cara. ¡Qué bien gestionan nuestras perricas!

Un saludo.
María.

Anónimo dijo...

Si, Maria. 400 euros y ya esta solucionada la crisis.

Bueno, solucionada para quien los cobre...


Julia.

Anónimo dijo...

Me gusta este blog. Muy currado y con calidad en los contenidos.

Joder, y además republicano!!! :D

A Favoritos.

Amanda dijo...

Por qué siempre se muestra mas fuerte y unido el electorado de izquierda?

En el psoe estas cosas siemrpe se han arreglado en casa y con poca trascendencia.

La derecha española no aprende ni a palos. Y deja pasar todas las oportunidades.

Anónimo dijo...

A mí me gusta Luis Herrero. Haría un buen papel en España.

Natalia Pastor dijo...

Lo peor,no es que no haya oposición, que de por si es grave, si no que Rajoy y su nueva cohorte van camino de convertir al PP en el PPSOE, en ese falso remedo, pronazionalista y cómplice de la destrucción del Estado,de la cohexión interterritorial y de la Constitución del 78.
No sólo traiciona Rajoy a sus gente;a los Mayor Oreja,Vidal Quadras,María San Gil,etc,etc,...
Traiciona a más de diez millones de votantes.