Homo Antecesor


Uno de los apelativos (vamos a llamarlo así…) que más celebro de la colección que Federico Jiménez Losantos dedica a políticos y otros seres humanos es tildar a Fraga como Homo Antecesor del PP.
 
No negaré que me reí bien a gusto la primera vez que lo oí. Generalmente Losantos y Carlos Herrera suelen tener acierto, cada uno en su estilo, a la hora de satirizar sobre los personajes de actualidad, pero me parece que calificar a Don Manuel de semejante modo es bordar con hilo de oro el marco de su fotografía.

Ni voy a hacer aquí una loa del Sr. Fraga, ni voy a masacrarlo con todo eso que tanto crítico mediocre ha dicho sobre él, sin ahondar en su figura ni en lo que pueda haber representado para España. Ni voy a poner en duda su capacidad de trabajo (sería yo un cretino si me atreviera), ni voy a recordar que fue ministro de Franco y todos esos tópicos de analista facilón. Tengo muy claro lo que opino de él y a estas alturas no creo que cambie mi parecer. Pero sí que hay algo que deseo criticar desde hace días. Criticar o demoler; que cada uno juzgue.

Me parece acertado lo de “homo antecesor” porque creo que Fraga, el totémico Fraga, lleva demasiado tiempo disfrutando de su especial status de “Don Manuel”. Como un Dom Vito gallego al que toda la familia le besa la mano y ante el que nadie se atreve a contradecir. Ni los Esperancistas le afean cuando dice de la Aguirre que habla sandeces, ni los Marianitas cuando le llama cretino al arrojado transeúnte que le pide la dimisión en plena calle.

Cuando suelta la boca y el gesto, Fraga es como la gran bola de piedra que se precipita sobre Indiana Jones en aquél pasadizo, como el alud que arrasa cien abetos antes de arrollar a los esquiadores pequeñitos de ahí abajo. ¡Allá va! ¡Al asalto! Los muros caen, no por trompetas de Jericó, sino por su voz de trueno, como cuando le gritó “estése quieta, imbécil” a la maquilladora de un documental que se rodaba para la TVG de hace un porrón de años.

Pero el tótem tiene grietas, si es de piedra. O carcoma, si es de madera. Tanto da. O no es tan fiero el Padrino como lo pintan, o a estas alturas a decidido moderarse, o ya no da mas de sí. En cualquier caso, a mí me suena a broma – hace años me habría ofendido – que Fraga se denomine a sí mismo como de centro reformista, al igual que Obama. ¡Que alguien le pare, antes de que descarrile!

Con el cariz que están tomando las cosas en el PP, un insulto de Fraga pronto será como un halago, una medalla. Yo también soy cretino. Yo también quiero que dimita.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Genial!

Buen nivel. Muy bueno.

Natalia Pastor dijo...

Que Fraga,querido Mike,pasa a ser el factotum y creador de ese centro milagroso que todos buscan como Eldorado, es que ad grima.
Fraga ha pasado de ser considerado un jurásico franquista,a ser el "alma mater" y el padrino de Gallardón.
Hasta PRISA le defiende y le loa.
Lo nunca visto....

Gazulin dijo...

Solo tenemos que ver quienes son aquellos que están a su lado para ver en que se ha convertido. Ciertamente debería jubilarse y dejar de decir sandeces.

Saludos...

josevillano77 dijo...

Eso por no decir, que Don Manuel hace 50 años que no paga un café de su bolsillo....Que digo yo, que sí que sí,que muy liberales todos,pero lo primero que hacen de jovencitos es lograrse una plaza en la admonistración...Por supuesto no discuto sus méritos...

Anónimo dijo...

personaje camaleónico donde los haya,que ha sabido adaptarse a las exigencias politicas de cada momento
curiosa persona que pasó desde su etapa de censor al mas puro estilo dictatorial a abrazar sin paliativos la democracia defendiendo incluso al independentismo moderado (recordemos que decidió aprender el idioma gallego de mayor)
¿Cambio de chaqueta? ¿Evolución personal? ó simple adaptación al medio...
Tiendo a pensar como josevillano 77
que como animal político ha sabido aferrarse al sillón oficial como nadie.
No creo que hoy por hoy sirva de referente ante los suyos, mas bien creo que lo respetan por lo que ha significado,hoy es simplemente una reminiscencia del pasado.
de hecho pienso que cuando pase a mejor vida, no generará desestabilización alguna en ninguna facción de los conservadores, sin enbargo quien lo ha conocido de cerca, habla con muchisimo respeto de él.
Ya quisiera yo tener a algúna
(MIEMBRA ministerial)con la mitad de cultura experiencia y calado politico como él.
besos a todos los miembros (nó en todos los miembros ¡OJO!)
Hoy estoy traviesilla. con la que está cayendo...
Vanessa

Imperator dijo...

"Cuando suelta la boca y el gesto, Fraga es como la gran bola de piedra que se precipita sobre Indiana Jones en aquél pasadizo"

Magnifico, losantiano esencialmente, genial.

Saludos.

Anónimo dijo...

jajaja.... me gusta eso de llamarle totem!!!!!!!

José Manuel Areces de Ávila dijo...

A mi los que me dan miedo son los homos precesor, la cosa está que no da para mucho más o nos organizamos de algún modo o tenemos ZP el sonrisas Y Marianico el flojo para rato, son el lobby de la blandura.

j.j. dijo...

Buen análisis, desde un punto de vista original. Me ha gustado mucho.

Anónimo dijo...

Genial, genial, genial.

sealy air bed dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.