2 de diciembre de 2008


Conocí a F. Petricek en Tarragona cuando su patria, la República Checa, renació en 1993.

Él no asistió al parto. Digamos que, como la madre de Gila, Petricek estaba fuera cuando nació la criatura. Y no era para menos. Los territorios vecinos andaban a miseria y palos. Como dibujó mingote a principio de los ochenta en una genial viñeta que hablaba de la guerra que sufrían entonces muchos países deprimidos; un señor le preguntaba a otro, ambos tomando un aperitivo en una cafetería de lujo: “¿Se mueren de hambre pero siempre tienen dinero para armas?”, “Bueno, - contestaba el otro – ya se sabe que, a falta de pan, buenas son tortas…”

Petricek apareció en España como turista de veinte y pocos años, con planes de quedarse todo el tiempo posible. No le importaba trabajar recogiendo fruta o barriendo calles. No quería volver a casa. Tenía miedo de que su tierra pasara por una guerra civil, como Bosnia. Porque, si había guerra, él tendría que luchar. Era sargento de la caballería blindada. De “tanketos”.

El caso es que Petricek quería iniciar en España una nueva vida huyendo de una posible guerra que, afortunadamente, no sucedió. Una de las muchas cosas que me contó acerca de la vida tras el Telón de Acero trataba sobre el adoctrinamiento político que tenían que soportar los estudiantes de cualquier edad. Los profesores repetían las consignas constantemente y en cualquier asignatura. Una de esas consignas era que en la Unión Soviética y países satélites se vivía la auténtica libertad. Ahí queda eso. Y los educadores lo repetían una y otra vez. Poco importaba que la gente pudiera oír y conocer la vida occidental a través de las emisoras de radio comercial alemanas y austriacas que captaban desde sus casas, mientras imaginaban lo distinto que sería vivir en cualquiera de esas democracias occidentales tan denostadas por el régimen, en las que la gente común llenaba el refrigerador varias veces al mes, iba al cine, tenía un auto, opinaba lo que le parecía y tenía canales de televisión en color durante todo el día en los que ver películas sin cortar por una censura tan absurda como criminal.

Hoy recuerdo nuevamente a mi amigo checo, y aquéllas cosas que me contaba de su vida en un país comunista, mientras leo que Hugo Chávez pretende ser presidente de Venezuela a perpetuidad.

Supongo que estos ramalazos de creerse uno imprescindible para conducir un país son inherentes al totalitarismo, del color que sea. Un totalitarismo que se mezcla con absolutismo para crear el tipo de dictador omnipresente que gobierna sobre todos los poderes de un estado, anulándolos.

Para Chávez, la verdadera y única libertad que necesitan los venezolanos es la que él encarna. El gran líder que aparece continuamente en televisión para indicar a los venezolanos cómo deben pensar, qué desean ver y a quién tienen que escuchar. Y para que no quede ninguna duda de sus intenciones, este hombre fascinante (como dijo el supuesto actor Sean Penn en su visita al país) ha decidido que los últimos resultados electorales en Venezuela, con el avance de la oposición en las ciudades más importantes, no van con él; otro síntoma del síndrome del hombre imprescindible.

Lo de Chávez es un no parar de despropósitos políticos, por no hablar de los pisoteados derechos civiles de miles de ciudadanos que piensan distinto al régimen. Nacionalizaciones, cierre de medios de comunicación críticos, apoyo al terrorismo y narcotráfico en países vecinos, régimen policial, militarización… cometiendo en su propio país los mismos errores que han llevado a tantas tierras a la miseria, al crimen y a la desesperación, siguiendo anteriormente los mismos pasos.

Puede que este Hugo Chávez pase a la historia retratado como un Luis XIV caribeño, el estado soy yo, con peluca y medias blancas, posando como un drag queen de época, aló presidente, icono de lo que él llama “Socialismo del siglo XXI”. Se lo merece, si queremos añadir aunque sea una sola sonrisa al asunto. Lo que no tiene ninguna gracia es que a la maravillosa Venezuela y a sus gentes las lleva directamente al abismo. Y, como suelen pensar todos los dictadores, el que venga detrás que arree.

6 comentarios:

metempsicótico dijo...

La imagen que al final has dibujado de Chávez es impagable. Me recuerda a un personaje grotesco de "Piratas del Caribe". Ahora que eso de que éste u otro dictador piense en los vengan detrás (para arrear o que les arreen, que se les da una higa), ahí Mike, has patinado. Ellos no piensan más que en sí mismos.

Natalia Pastor dijo...

Magnífico post,mike.
La verdad,es que lo de Venezuela tiene toda la pinta de acabar en una confrontación civil fratricida de consecuemcias dramáticas.

Fernando Solera dijo...

Aunque tengo que reconocer que hoy te has salido, Mike, no deja de quedarme un regusto amargo al constatar que en muchos países sus ciudadanos están en manos de auténtico psicópatas.

Caballero ZP dijo...

Venezuela es un polvorín al que solo le falta la chispa, ya se encargará Chávez que salte por los aires, después de ver los últimos resultados.
Saludos

LUIS AMÉZAGA dijo...

Chávez sabe que los dictadores siempre gozan de buena salud, y él quiere vivir muchos años. Pero algo me dice que los venezolanos acabarán por no pagar la receta.

Martha Colmenares dijo...

Está excelente. Y te diré, el nos advirtió cuando apenas comenzaba su primera gestión y dijo "El Estado soy Yo", en carta a la extinta Corte Suprema de Justicia (Ahora TSJ).
Muchos no le dieron importancia y ya ves.
Abrazos, ya luego lo relacionaré.

Labels

Aborto (27) Agua (7) Albert Rivera (2) Andalucía (5) Antonio Herrero (1) Aragón (26) Argentina (2) Arturo Pépez Reverte (2) Audio (1) Aznar (7) Baltasar Garzón (1) Bloggers (1) Bolivia (2) Brexit (1) Calentamiento Global (4) Cambio Climático (2) Canarias (4) Carlos Rodríguez Braun (3) Cataluña (59) Censura (5) Cesar Vidal (8) Ceuta y Melilla (4) Chikiprogre (1) Chile (2) Chunta Aragonesista (1) Cine (13) Ciudadanos (6) Ciudem (1) CNI (1) Colaboraciones (74) Colombia (8) Comunismo (46) Constitución (1) Corea del Norte (1) Corea del Sur (1) Corrupción (99) Crisis (42) Cuba (28) Daniel Ortega (1) Defensa de la infancia (34) Defensa de la mujer (18) Defensa de los animales (4) Demagogia (95) Democracia (6) DENAES (1) Deportes (5) Derechos Humanos (18) Desinformacion (22) dictador (2) Dictadura (49) Divorcio (1) Drogadicción (1) Ecología (4) Economía (83) Educación (33) El País (1) Elecciones (29) Emigración (1) Empleo (34) Encuestas (41) Energía Nuclear (10) España (18) Estatuto (2) ETA (58) Eurovisión (5) Eutanasia (4) Evo Morales (2) Expo 2008 (3) Familia (7) Fascismo (12) Federico Jiménez Losantos (8) Feminismo (11) Fidel Castro (26) Fraga (3) Francia (1) Franco (6) Frikis (6) Fútbol (2) Gastronomía (4) Guardia Civil (4) Guinea Ecuatorial (5) Haití (2) Historia (11) Homosexualidad (6) Huelgas (25) Hugo Chávez (31) Humor (4) Impuestos (4) Individualismo (1) Internet (3) Intolerancia (29) Irak (2) Isabel del Río (6) Islam (35) Israel (16) Joaquín Costa (2) Juan Antonio Cebrián (1) Justicia (71) Laicismo (3) Leire Pajín (6) lib (1) Liberalismo (17) Libertad (90) Libertad Religiosa (8) Libia (3) Literatura (20) Luis Herrero (5) Luís Herrero (4) Machismo (1) Manipulación (97) Margaret Thatcher (1) María San Gil (1) Marruecos (18) Martha Colmenares (1) Martín Cid (16) Mayor Oreja (2) Media (14) Melvin (2) Memoria Histórica (9) Mérito (27) Mitt Romney (4) Monarquía (18) Música (9) Nacionalismo (60) Navidad (5) No sé como... (1) Nostalgia (4) Obama (15) Olimpicos (1) Oriana Fallaci (1) Pablo Iglesias (3) Pan y Circo (7) PAR (5) patriotismo. (1) Pedro Sánchez (2) Pepe Blanco (29) Perez Henares (1) Pérez Rubalcaba (11) Pinochet (2) Pio Moa (1) Piratería (1) PNV (6) Podemos (8) Policía (2) Políticos (53) Populismo (58) PP (87) Premio (29) Premios (12) prensa (2) Progresía (70) Prostitución (1) PSOE (170) Pueblo Saharahui (9) Racismo (1) Radio (17) Rafael del Barco Carreras (53) Rajoy (37) Reagan (2) Regina Otaola (2) Reino Unido (1) Religión (3) República (12) Roberto Centeno (2) Rosa Díez (2) Sacrificio (2) Salud (6) Sánchez (1) Sarkozy (1) SGAE (1) Sindicatos (32) Socialismo (79) Sociedad (3) Superación (2) Tecnología (7) Televisión (30) Terrorismo (119) Thanksgiving (1) U.S.A. (27) Unión Europea (11) UPyD (3) VCT (1) Venezuela (23) Videos (12) Voces contra el Terrorismo (1) Xenofobia (1) Zapatero (187) Zaragoza (24)