LAS MENTIRAS DE SOLBES NO ENMASCARAN LA CRISIS


Me he preguntado muchas veces qué sucede en España para que la ciudadanía en general permanezca impasible ante los hechos que, continuamente, confirman una tras otra las mentiras sobre las que se basa el triunfo electoral del Partido Socialista en las pasadas elecciones generales.


Aún a riesgo de caer en el repetitivo “argumento de siempre”, cosa que no es realmente lo que pretendo, me gustaría poder comprender qué es lo que empuja a la mayor parte de los electores a posicionarse casi invariablemente a favor de quien les dice justo lo que quieren oír, aunque eso constituya el mayor de los desvaríos y que, una y otra vez, machaconamente, el tiempo se encarga de poner en evidencia.


¿Cómo puede soportar un país la mentira continuada, que trae como consecuencia la pérdida de bienestar y confianza de los ciudadanos?


Es verdaderamente lastimoso – lastimoso porque es un fenómeno real – que los ciudadanos no muestren ninguna capacidad de reacción ante la grave crisis que estamos viviendo, de la que no vemos el final y de la que se negó su llegada sistemáticamente. Parece que España funciona a golpes de consigna fácil. Nadie, o muy pocos, se mueven para exigir al gobierno socialista que se haga responsable de sus mentiras, maniobras electorales y dilapidación del dinero público como cebo para conseguir votos. Me siento verdaderamente, absolutamente avergonzado al contemplar cómo la inacción con la que se recibe, día a día, la constatación del avance de esta crisis, a la vez que la ineptitud y la mala intención de los políticos que, con acusaciones de antipatriotismo y crispación, descalificaron cruelmente a cualquiera de los que, sin ser necesariamente militantes, simpatizantes ni votantes del PP, denunciábamos la sin razón de un gobierno al que, hay que admitirlo, se le permite todo.


Las declaraciones del vicepresidente Solbes han dejado al descubierto la incapacidad del ejecutivo para luchar eficazmente contra esta crisis que, según los verdaderos expertos, es decir, los que la anunciaron, los que han ido acertando en sus previsiones, afecta a España en mucha mayor medida que al resto de la comunidad europea y de la que tardaremos en salir bastante más tiempo que el resto de países. Ante semejante situación, deberíamos preguntarnos a qué esperan, por ejemplo, los sindicatos para manifestarse y exigir soluciones a los líderes por los que tanto lucharon durante las elecciones.


Las previsiones de Solbes han fallado estrepitosamente. La culpa, si nos atenemos a las razones que enarbola ese sector del electorado que traga con todo lo que le digan sus gurús artístico-político-mediáticos, es de Aznar, Bush, Rajoy, Franco y todos aquellos que no aceptamos el diálogo con los terroristas, la beatificación de Hamas, las estridencias de Garzón ni la asignatura de Educación Para la Culpabilidad. Los verdaderos motivos de que esta crisis, que supera todas las previsiones Zapateristas, nos esté dejando el patio como un erial, radica en la negación sistemática de estos gobernantes, sostenida por quienes se vendieron por un puñado de Euros, un cordón sanitario y unas cuantas arengas de Pepe Blanco.


España seguirá teniendo la venda sobre los ojos. El optimismo que necesitamos aquí, y para el que no encuentro ningún motivo, se desvía hacia el nombramiento de Barak Obama como próximo presidente de los Estados Unidos de América y nuevo dios de la secta progre española.


Y mientras Obama rememora a Lincoln con su viaje en tren hasta la capital federal, imitando al presidente republicano que luchó contra el partido demócrata sureño y esclavista (qué vueltas da la vida…), Solbes reconoce implícitamente su fracaso. La frase dedicada a Mariano Rajoy hace unos meses se ajusta ahora mucho mejor al Vicepresidente. “Es usted un profeta del desastre y un desastre como profeta”


Con eso nos quedamos. Con profetas, desastres, paro, pobreza y mentiras. El común de la gente parece conformarse con pasar cada vez más estrecheces, sin importar las anteriores mentiras de Zapatero y su corte de vividores. Mientras tanto, que no falten las descalificaciones a Aznar en los programas y telenovelas de La Sexta, Cuatro y Telecinco, No vaya a ser que la audiencia acabe por echar de menos aquellos tiempos en los que se creaba empleo y bien estar, y nos salía más barato viajar a Punta Cana que a cualquier parte de Europa.


http://www.libertaddigital.com/economia/solbes-admite-que-el-gobierno-ha-ido-mas-lejos-de-lo-que-deberia-en-gasto-publico-1276348485/

9 comentarios:

Natalia Pastor dijo...

El país ahora mismo está en banca rota y no se atreven a decirlo.
Los Ayuntamientos deben 17.000 millones de euros.
Las Autonomías deben 39.000 millones de euros, sin la construcción que representaba para ellos el 35 % de los ingresos, ... ¿de donde saldrá el dinero ?.
La deuda externa de España es el doble que el PIB o sea más de 2 billones de euros... la banca española tiene que pagar este año a la extranjera más de 187.000 millones de euros...
La mayoría de la empresas están asfixiadas y el paro a finales de año será de más de 4 millones de parados.
Sumemos a esto diez millones de pobres
¿Alguien da más?.
Jugamos para bingo...

metempsicótico dijo...

Pues ya nos podemos preparar para unas declaraciones en que matice su tono resignado. A falta de mayor pericia en lo económico, Solbes se ha convertido en un especialista de las rectificaciones.
Por cierto, Mike, ¡cuánto tiempo! ¡Qué gusto de "verte" por aquí de nuevo!

Morgana LeFay dijo...

Puafff miedo me da, con esta gente acabaremos como Argentina.
Por cierto, gracias por tus visitas a mi blog : ). Y siento que tarde en cargarse la página : ( Ya intentaré buscar otra imagen de cabecera para que tarde menos.
Saludos

Lázaro dijo...

Yo apuesto a que nos terminan echando del euro. Se me escapa a ciencia cierta que repercusiones para el país tendrá eso. Pero con lo zánganos que somos los españoles, con lo que nos ha costado acostumbrarnos al euro, volver a tener que hacer cálculos y demás, supongo que eso será el fin de Zapatero. Ya se sabe, no hay mal...

dezaragoza dijo...

Coño, siempre he querido que alguien me pagara por escribir un blog, ¿me dices la receta?. No, para salir del paro básicamente, que no quiero ser carga para nadie y no se me dá mal escribir. Venga, un saludo.

Fernando Solera dijo...

Tienes más razón que un santo, Mike. Estos van a dejar España como un erial. Si a esto le añadimos que la cifra real de parados es de 4.300.000 (un millón y pico están sin contabilizar por el Gobierno de España) ya te puedes ir echando a temblar. Que no nos pase nada.

Caballero ZP dijo...

Hoy voy a ser políticamente incorrecto, esta es la prueba de que en España no cabe un tonto más. Somos un país de pandereta, gracias a irresponsables, caraduras, y tontos del culo varios.
Saludos

Melvin dijo...

Tienes un premio en mi blog, el "Premio Blog Destemido", otorgado inicialmente por "Blog do Clausewitz".

Ciñéndome a las condiciones que el creador del premio he entendido establece en su blog (pues al ser brasileño, está en portugués), el mismo está destinado a blogueros que defiendan valores conservadores o de la derecha liberal.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Mentiras además de dinero público para todos, http://www.elconfidencial.com/cache/2008/11/21/espana_29_gobierno_concede_otros_millones.html como para el rey, ese gran proteccionista, amigo de Chavez, Ghadaffi y demás jeques arabes.

Me gustaría encontrar un estudio sobre el coste de la monarquías, además un versus república vs monarquía, eso si nada de repúblicas bananeras, con personajes que buscan parecerse a reyes como Chavez, Evo Morales y demás.