DESDE EL INFIERNO




No recuerdo exactamente cómo llegué a Desde el Infierno, el blog de José Luís Pastells-Valero. Posiblemente fue a través de Caballero ZP o de Harto, que han sido los mayores impulsores de la ola de protesta en que se han convertido los dos vídeos que José Luís ha realizado para protestar por algunas de las tropelías que José Luís Rodríguez Zapatero está cometiendo contra los intereses generales de España.


No haré ningún comentario sobre dichos vídeos, porque creo que no es necesario. El autor se explica perfectamente y no creo que este modesto blogger que les escribe estas líneas desde El Republicano Digital sea el más indicado para añadir nada más sobre el contenido. Pero sí quiero mostrar desde este sitio mi apoyo absoluto, porque el blog de José Luís es otra más de las muchas manifestaciones de indignación y verdadera preocupación que se suceden a diario por Internet, causadas por lo que viene ocurriendo en España desde hace bastantes años.


El 13 de Marzo de 2004 un populista incapaz ganó las Elecciones Generales a la Presidencia del Gobierno. El fenómeno de ZP, tal fue el apodo con que se le bautizó en la brutal campaña mediática de su propaganda electoral, se sostenía sobre tres pilares fundamentales.


1.- El desprestigio continuado y feroz sobre el anterior Presidente de Gobierno, José María Aznar, que se perseguía desde múltiples frentes, bien diferenciados en ocasiones, pero con los mismos directores en la sombra: El grupo PRISA con sus medios de comunicación al completo y su calco político, el PSOE. (Nótese que, incluso hoy, cinco años después de la marcha de Aznar, son incesantes las continuas referencias hacia él, en tono de burla, en los programas y teleseries españolas que emiten los canales más favorecidos por la “honradez” socialista)


2.- La necesidad de un cambio. Recuerdo los comentarios de algunas personas durante la campaña electoral de 2004. Se preguntaban “un cambio sobre qué”. Yo también me cuestionaba dicha necesidad. Aún con la deriva de Aznar hacia el autoritarismo que demostró en ciertos asuntos, cualquiera podía ver ante sus propios ojos la época de prosperidad económica y laboral que se estaba viviendo desde seis o siete años antes. Hecho innegable y respaldado por el nivel de vida que la inmensa mayoría de españoles se permitía llevar. Aún me sigo preguntando, ¿cuál era ese cambio tan necesario?


3.- El aprovechamiento político resultante de los atentados del 11-M en Madrid, cuyos frutos de pánico e informaciones contradictorias se exprimieron hasta la última gota, llegando a provocar no solo el desaliento entre la población española, convencida a la fuerza de la relación de dichos atentados con la falsa entrada de España en la guerra de Irak, también la propia ilegalidad cometida por el Partido Socialista desde la sombra, alentando manifestaciones y violencia contra el Partido Popular durante la jornada de reflexión. La excusa era perfecta. El gobierno de Aznar mintió sobre la autoría de los atentados. Esto, que para muchos fue la realidad absoluta durante años posteriores, no quedó demostrado en el juicio de la casa de campo, como tampoco quedó demostrada la autoría de Al Queda, que para la izquierda era tan evidente.


Desde entonces, ZP gobernó viviendo de las rentas heredadas y dormido en los laureles de una economía que funcionaba razonablemente bien, aunque tenía cosas susceptibles de mejorar. Cosas que no se encargó de mejorar. Antes al contrario, dilapidó el dinero de los ciudadanos. Más parecía que el objetivo de Zapatero era borrar de la historia a Aznar y levantar a la izquierda, a sus simpatizantes y a los vendidos (nacionalistas, colectivo de artistas…) contra una ideología y un partido al que votan la mitad de los españoles. Abordó temas que, sin haber sido exigidos por grandes colectivos, fomentaron fracturas sociales importantes. Arrimó la imagen de España hacia los populistas y dictadores de Hispano América y el mundo islámico. Disfrutó de su sobre dimensionada hazaña de faltar al respeto a la bandera de los Estados Unidos y, por tanto, a 300 millones de personas. Hazaña de la que ahora quiere desmarcarse para que su deificado Obama gire su mirada hacia él. Cayó en los mismos errores y vicios que él pretendió denunciar del anterior gobierno de la derecha. Ocultó y se ocultó de catástrofes y tragedias, negoció con terroristas y manipuló a la justicia para que ETA volviera a las instituciones para intentar desalojarlos después durante el periodo preelectoral de 2008. Y lo más importante. A pesar de la impresionante armada de periódicos y canales de radio y televisión que siempre estuvieron a su disposición, a pesar del populismo practicado por su partido durante aquellos primeros cuatro años, decidió engañar a quien quisiera dejarse engañar y negó la evidencia de la crisis que, según él y el ministro de Hacienda más inútil que hayan conocido varias generaciones de españoles, no existía y no llegaría a nuestro país.


A día de hoy, con ZP reelegido como presidente, España se encamina a buen paso hacia los cuatro millones de parados. Cientos de empresas desaparecen cada mes y miles de españoles y extranjeros afincados en España pierden sus casas y sus negocios. Lo que era una elucubración de la derecha fascista y anti española, tal y como nos han calificado a cualquiera de los que hemos sido críticos contra los desmanes socialistas, ha llegado a ser, tal y como avisaron los expertos que no estaban vendidos al PSOE, una recesión salvaje a la que el gobierno no sabe hacer frente ni halla los medios para combatirla, porque los dilapidó en cheques electorales. Miles de parados se acercan al fin del periodo de prestaciones, miles de ancianos y discapacitados no reciben la ayuda prometida a bombo y platillo por la ley de dependencia; ley que no tiene medios para atender a la mayoría de necesitados. Mientras otros países comienzan a crear empleo, España está, literalmente, al borde del abismo y el gobierno adolece de capacidad para iniciar cualquier iniciativa encaminada a lograr resultados positivos que devuelvan la confianza a los ciudadanos y a las empresas, quienes reciben, por todo consuelo, las continuadas mentiras y aplazamientos de unos gobernantes de probada felonía contra los intereses generales de la nación.


Es en este ambiente cuando salen a la luz protestas como las de José Luís Pastells-Valero.


Yo les recomiendo a ustedes que vean y escuchen atentamente los mensajes en vídeo de este lúcido ciudadano. Les recomiendo también que se abstraigan un poco de sus preferencias políticas, y apreciarán la magnitud de la tragedia que España vive y que se vislumbra tras el discurso de José Luís. Yo, que suscribo el mensaje, sigo preguntándome qué es lo que hace falta para que la ciudadanía reaccione y exija de una vez, con una sola voz, a este Gobierno mentiroso, impostor e incapaz, a los sindicatos vendidos por unas cuantas subvenciones y a la clase política – y en general corrupta, salvo honrosas y escasísimas excepciones – que dejen de mentirnos y manipularnos y que busquen soluciones reales contra el probable descalabro que se ve más cercano cada día que pasa. Y si no saben hacerlo, que dimitan. Que muchos de ellos ya tienen pensión vitalicia. Que dejen paso a la gente capaz.



7 comentarios:

Irene Adler dijo...

Buen post, como siempre. Saludos : )

Natalia Pastor dijo...

Muy buena entrada,Mike.
Los videos de De Valero,son de un valentia y una sinceridad brutales.
Indispensable visionarlos.
Saludos.

deValero dijo...

Mi querido amigo:

Magnífico y documentado post el que has hecho referenciando las tropelías del sinvergüenza de La Moncloa.

Y gracias por las alabanzas a mi persona, pero yo quiero pasar desapercibido, aunque esto veo que es imposible dando como doy mis datos personales, y eso lo hago porque las declaraciones de un anónimo no tienen el suficiente peso moral para ser tenidas en cuenta.

Por cierto RADIO-BLOG ESTÁ EN EL AIRE:http://devalero.blogspot.com/

Un abrazo.
José Luis

H dijo...

Muy buena entrada, Mike. Gracias por lamención.

Atila el Huno dijo...

Pues ya ves, Atila, desde las antípodas ideológicas, comparte la denuncia contra ZP y todo lo que representa, pero amplío la denuncia a todos los padres "bastardos" de la Constitución.
Ciertamente España necesita una nueva Constitución, republicana, que acabe con el título octavo, que reponga en manos del pueblo el Poder político y acabe con el sistema partidista actual.

Saludos!

Fernando Solera dijo...

Hace falta mucha gente con un par de narices, como es el caso de este señor.

Por cierto, permíteme el matiz, Mike, pero España no se acerca a los cuatro millones de parados. España, hoy, siete de febrero de 2009, ya tiene cuatro millones y medio de parados REALES. El maquillaje del Gobierno ha borrado de la contabilidad a más de un millón de parados. Y es que para Zapatero sus queridos parados son sólo una cifra tan molesta como perfectamente manipulable.

Atila el Huno dijo...

El Servicio Andaluz de Empleo ha eliminado a los desempleados que están haciendo cursos de FPO.
También hay una categoría denominada DENOS (demandantes de empleo no ocupables) que tampoco figura en las estadísticas. Las cifras reales son crudisimas!!