CORRUPCION POLITICA EN ESPAÑA. TOMA EL DINERO Y CORRE.


El escándalo de corrupción del municipio de La Muela, con sus millones de Euros, autos de lujo y propiedades en países del caribe mantiene el interés de los zaragozanos, debido principalmente a los diarios y sus informaciones ofrecidas por el sistema de goteo. Ayer un titular, hoy una trascripción de conversaciones telefónicas, mañana una relación del patrimonio de algún (presunto) saqueador… Así mientras la noticia aguante.


La clase política está en boca de todos. Curiosamente, aún no he oído a nadie que diga que no paguen justos por pecadores, pero es bien cierto que, conforme pasan los años y salen a la luz más corruptelas, la balanza de la opinión pública se inclina sin remisión hacia el lado que asegura que todos los políticos, o prácticamente todos, son unos corruptos, al menos en potencia.


¿Y los ciudadanos? Pues siento decirlo de este modo, pero una buena parte también parecen corruptos en potencia. Me baso en las opiniones de muchos lectores de prensa digital y blogs que, ya sea por defender a su formación política preferida, o por propio convencimiento, son capaces de excusar a “sus corruptos” con el pretexto de que otros ya robaron antes.


Quizás no es lo más malo que haya quienes piensan de ese modo. Quizás lo peor es que haya tantos que sostienen con sus votos a sus políticos corruptos, y que manifiestan abiertamente su aberrante concepción del bien y del mal. Los ejemplos más claros, los más insultantes para cualquier conciencia que guarde un mínimo de sensibilidad, son los de cualquier nacionalista que aliente la violencia y los asesinatos contra quienes no son nacionalistas. Cuantos más mueran mejor. Pero si uno de sus terroristas revienta, son capaces de homenajearle con una calle a su nombre, mientras acusan de fascismo a los que han puesto heridos, mutilados y muertos en una lista pavorosa e interminable. En España tenemos cientos de miles votantes que mantienen el lado público del terror a costa de los presupuestos del estado de derecho del que se aprovechan sin ningún escrúpulo.


Pero hay otros ejemplos de “principios morales o éticos elásticos” que deberían preocuparnos también.

No pocos opinan que el caso de la alcaldesa de la Muela debería ser visto con algo de benevolencia. Al fin y al cabo, si es cierto que ella, sus familiares, amigos y colaboradores se enriquecieron ilícitamente, no es menos cierto que lograron para su pueblo un bienestar poco menos que de ciencia ficción, si se compara el antes y el después del pueblo en cuestión. De hecho, muchos sospecharon al inicio del caso que el denunciante anónimo podía ser algún “despechado” que no consiguió llevarse su parte en algún negocio de construcción. Otros procuran hacer de este asunto la bandera a enarbolar contra la corrupción de los partidos políticos, empezando por el que era representado por María Victoria Pinilla, pero silencian deliberadamente las siglas de otro partido cuya alcaldesa, gobernante de un pueblo de la provincia de Huesca, está imputada por un delito económico, aunque de menor envergadura. Hay quienes apuntan sus sospechas hacia el vicepresidente de la Comunidad Autónoma de Aragón, del mismo partido que la alcaldesa encarcelada, pero evitan nombrar al presidente, que representa al partido mayoritario de la comunidad, partido que tiene un largo historial de "irregularidades".


Hay pareceres para todos los gustos pero, qué lástima, el que no se oye tanto en la calle es el que defendemos muchos menos de los que deberían. Que se tire de la manta. Aquí y en toda España. Caiga quien caiga, sea de donde sea y presida lo que presida. Desgraciadamente, cuando opino de este modo , casi siempre hay alguien que contesta “es que los otros también han robado…”.


Como si disculpar a unos o a otros pudiera solucionar algo.

9 comentarios:

si, bwana dijo...

La moral de esto sinvergüenzas
les anima a robar tranquilamente porque desconocen el nombre del propietario, por lo que consideran el botín "dinero de nadie".

Javier Solera dijo...

Lo que propones me recuerda al proceso Manos Limpias, por el cual se empezó a destapar toda la trama corrupta del sistema político italiano, y tirando tirando se llegó hasta el presidente (el gran capo Andreotti) llegando a disolverse un partido político y poco menos que dando por clausurada la República Italiana.
Ojalá algo así ocurriese en este país. Lo cual, por otro lado, veo imposible.

H dijo...

Todos han robado... Hace falta tanto zotal...

Natalia Pastor dijo...

En la ciudadanía española se ha aceptado como parte inevitable de la vida política, la corrupción y la mentira.
Zapatero,mentiroso irredento y compulsivo,fue elegido por segunda vez con once millones de votos.
Hoy,con cuatro millones de parados camino de cinco, y tras negar hace un año que hubiera una crisis sobre nuestras cabezas,están en empate técnico.
Miles y miles de Ayuntamientos,enfangados de mierda y corrupción hasta el cuello,son reelegidos sistemáticamente, y cuando son detenidos,el pueblo sale en su defensa como con el alcalde "cantaor" que escondía el dinero bajo el colchón.
La democracia española está en la UVI.
Las instituciones están podridas y la sociedad está absolutamente narcotizada.

Esveritate dijo...

Mike, son unos sinvergüenzas que debemos destaparlos a todos. La casta política está podrida y el ciudadano parece ser que le han dado dormidera.
Saludos

Teena in Toronto dijo...

Happy blogoversary!

Caballero ZP dijo...

¿Pero qué hacemos los ciudadanos?, pues sencillamente nada, seguimos como borregos esperando que alguna varita mágica lo solucione, o pensando que esto no nos afecta directamente en el día a día, mientras los políticos se sienten impunes y van subiendo el listón.
Saludos

Fernando Solera dijo...

Cuando Aznar ganó en el 96, aseguró que levantaría las alfombras. Todavía seguimos esperando...

Fidelio en el bosque animado dijo...

Completamente de acuerdo, Mr. Mike!! Pero ¿quién tira de la manta? Se han encargado de politizar la judicatura...y así llegamos a la pescadilla que se muerde la cola. Tal vez debería dejarse todo en manos de los juzgados de primera instancia...de los de guardia (como tienen poco trabajo...). Yo lo veo bastante negro...