MIGUEL ANGEL MORATINO VISITA LA DICTADURA CUBANA



Miguel Ángel Moratinos, Ministro de Asuntos Exteriores y “Cooperación”, estuvo en Cuba durante algunas horas. Posiblemente deberíamos ver en esta nueva visita al castrismo un matiz que no han tenido las anteriores. Por supuesto, no se trata de que en esta ocasión Moratinos haya accedido a entrevistarse con la disidencia cubana. Jamás la izquierda española ha hecho o dicho nada que pueda contrariar a su adorado dictador Fidel Castro, y no van a comenzar a hacerlo ahora. Además, ¿que interés puede tener para un ministro de Zapatero un grupo de disidentes que se juegan años de cárcel, torturas y hasta la vida, por la libertad?

La pequeña diferencia de esta visita es, en realidad, el inicio del acontecimiento planetario que anunciara Leire Pajín hace unos meses, en el que se verificará un hecho histórico sin precedentes en la historia de esta humanidad y de las que, en opinión de J. J. Benítez y Carlos Jesús, hayan podido existir hace cientos de miles de años en nuestro mundo: La coincidencia, a partir del 1 de enero de 2010, de las presidencias de Barack Obama en Estados Unidos y la de José Luís Kennedy Zapatero en la Comunidad Europea.

El previsible nivel de demagogia de Zapatero como presidente europeo, añadido al también previsible subidón de ego de personajes tales como Blanco, De La Vega o la propia Pajín prometen grandes momentos de declaraciones, titulares y apariciones públicas. Y no será para menos. Toda una Unión Europea, el viejo mundo y cuna de la civilización, dirigida por el presidente de gobierno que peor ha gestionado la crisis económica, haciendo el mayor ridículo desde que comenzó negándola hasta que aseguró que había pasado lo peor.

El matiz que no debemos perder de vista es que Cuba, como dictadura que necesita subsistir desesperadamente, necesita líneas de financiación y ayuda internacional. Cuba está arruinada hasta en la producción de materias primas de las que hace mucho tiempo fue una potencia mundial. Cuba solo tiene playas y sol para vender. Y la industria del turismo necesita inversión extranjera y clientes extranjeros. España, o mejor dicho, las cadenas hoteleras tiene muchos intereses que salvaguardar en la isla, y muchas posibles futuras inversiones también; lo mismo que otros países europeos.

Esto es como matar dos pájaros de un tiro. Fomentar mayores relaciones económicas con el régimen comunista es muy recomendable. No en vano hay señalados socialistas con amigos y familiares relacionados con empresas de hostelería españolas que operan en la isla. Y, de paso, España le da una mano a los Castro y su corte de comunistas para seguir en el poder, aplicando su particular versión de la libertad, la igualdad y el esfuerzo social. Si todo esto lo revestimos con visita cultural al barrio viejo – y derruido – de La Habana, podremos presumir los españoles de toda una visita oficial cuyo cometido inmediato habrá sido dar dinero de un país sumido en una galopante crisis económica a otro sumido en una miseria aún mayor: la de la ausencia total de libertades.

Actualizado .


21-Oct.-2009 El Hombre de Castro en Europa.





Copie y pegue el texto, si desea oír el artículo.






3 comentarios:

si, bwana dijo...

Aunque estaba muy entretenido en La Habana, Moratinos le ha enviado 50.000 euros al Ecuador para que desarrollen la marimba. No me extrañaría que soltase otros cincuenta mil para el análisis de la maraca en Cuba.

Caballero ZP dijo...

Lo de este tiparraco y nuestro gobierno en relación con el pueblo cubano, es ya más que repugnante.
Saludos

BOIRA_A dijo...

A mi que me expliquen porque siendo la dictadura franquista menos mala y dañina que la cubana se maldice a una y se bendice a la cubana
Esto ssocuialista y izquierdists hacen santo al canaña y amaldicen al menos malo