16 de noviembre de 2009



Durante estos pasados días de constipado, algo de fiebre y garganta ardiente, tuve la oportunidad de conocer a uno de esos comunistas de los que quedan pocos. Y cuando digo “pocos”, me refiero a la poca representatividad política que tienen, aunque soy consciente de que en lo referente al asunto que voy a nombrar, la mayoría de socialistas mantienen una postura idéntica a la de sus hermanos comunistas.

Decía pues, que le conocí hace pocos días. Casi accidentalmente. Un amigo común me lo presentó. Estábamos conversando sobre el ataque que la blogger Yoani Sánchez sufrió recientemente, por parte de unos bestias pro castristas intolerantes con la libertad de expresión.

El comunista no se mostró abiertamente partidario de los agresores, pero dejó caer una frase que me dejó helado. “Lo que no se puede hacer es criticar al régimen sin esperar consecuencias...”

“En Cuba – decía él tan convencido – existe la libertad de expresión. Pero existen también instituciones que merecen el máximo respeto. La Revolución exige a sus hijos fidelidad y obediencia. Por eso la democracia es débil. No sabe imponerse contra los rebeldes que no quieren aceptar la realidad.”

No voy a extenderme más sobre lo que este personaje llegó a decir. Pero si algo me quedó claro después de escuchar semejantes consignas liberticidas, es que los que siguen mitificando al régimen castrita poco se llevan con aquellos admiradores de una Unión Soviética que idealizaban en occidente como defensora de las libertades y los pueblos.

Debo decir, en su descargo, que este pedante aprendiz de teórico marxista sufría tal empanada mental en su cabeza que aún no me explico como era capaz de coordinar funciones motoras complejas, por decirlo de un modo suave. Intentó convencernos de que el bloqueo americano era literal; lo que se dice una isla rodeada por una gigantesca flota de barcos yankees que no dejan pasar una sola sardina sin que ésta pueda acreditar una satisfactoria condición anticomunista. Que la ruina de Cuba no se debía a una desastrosa gestión nacional comunista, sino al complot de occidente contra un pueblo que ansiaba la libertad. Que no era cierto que el castrismo, como verdadero comunismo, fuera ingerente en otros países americanos y africanos..

Reconozco que no me esforcé mucho en intentar convencerle de lo contrario. La experiencia me ha demostrado que a un totalitarista de esta especie, lo único que le saca de su paranoia es encontrarse de golpe con la realidad. Como el caso de otro conocido, que hace muchos años viajó a Cuba, feliz porque iba a conocer su ideal, y volvió derrumbado y avergonzado. O el otro caso de un universitario, a la sazón socialista marxista leninista puro (como él se calificaba a sí mismo) que a los treinta años tenía su propio despacho de derecho empresarial en la avenida más cara de la ciudad, su barco amarrado en Salou, su vivienda habitual en un área residencial exclusiva, y su Mercedes de 50.000 € customizado, faltaría más.

Mientras tanto, si no se da el caso en el que uno de estos pro castristas toque dinero y lujo, siguen entonando  con su mamtra liberador de la igualdad total del individuo ante quien tenga la paciencia o la inconsciencia de escucharles. Aunque también los hay que tocan dinero, y un buen auto, y una buena casa, pero que les gusta jugar a los revolucionarios hasta que papá les tira de las orejas y se los lleva a trabajar a su empresa.

Se me olvidaba. El comunista que me presentaron hace tres días es hijo del propietario de una próspera cadena de tiendas y otra de concesionarios de automóviles de gama alta.

Copie y pegue el texto, si desea oír el artículo.





6 comentarios:

Caballero ZP dijo...

A frase del comunista creo que lo dice todo, además no hay que verlo como una excepción, lo raro sería lo contrario.
Saludos

Suko dijo...

La verdad es que no merece la pena discutir con esa gente, yo no se que tiene el marxismo que o te cae el jarro de agua fría o no abres los ojos ni queriendo.

Un saludo.

J. F. Sebastian dijo...

Esto te pasa por no vacunarte Mike, contra la gripe claro... Creo que la frase retrata al sujeto. Por esas Franco, Hitler o Mussolini también fueron revolucionarios ¿no?. No entiendo por qué no son ilegales hoy en día los partidos comunistas, aunque vengan disfrazados con amables siglas. Una esvástica es una esvástica por mucho que la pintemos de rosa.

Rafael B. dijo...

Es el tipo de personas con tal carga ideológica que están vacunadas contra la realidad. En su mundo interior, todo tiene sentido, si la realidad no es así, peor para la realidad.
Un saludo.

Aguador dijo...

Es curioso que quienes más ferozmente se autoproclaman marxistas leninistas o cualquiera de sus variantes, o sean hijos de papá (la rebelión adolescente contra todo lo que significa papá, pero a cuyo dinero en realidad no renuncian NUNCA) o se trate de prósperos profesionales y empresarios que un día se encontraron con la realidad del comunismo y dijeron "esto no es para mí". Ahí tienes, por ejemplo, a Sabina (aunque ése sigue presumiendo de "comunista" xDDDDDD).

Saludos,
Aguador.

Suko dijo...

Gracias, la verdad es que me ha sorprendido la cantidad de blogs de corte liberal que hay y es un alivio, no tenemos mucha presencia en otros medios. Espero poder aportar mi granito de arena.

Labels

Aborto (27) Agua (7) Albert Rivera (2) Andalucía (5) Antonio Herrero (1) Aragón (28) Argentina (2) Arturo Pépez Reverte (2) Audio (1) Aznar (7) Baltasar Garzón (1) Bloggers (1) Bolivia (2) Brexit (1) Calentamiento Global (4) Cambio Climático (2) Canarias (4) Carlos Rodríguez Braun (3) Cataluña (64) Censura (5) Cesar Vidal (8) Ceuta y Melilla (4) Chikiprogre (1) Chile (2) Chunta Aragonesista (1) Cine (13) Ciudadanos (6) Ciudem (1) CNI (1) Coherencia (7) Colaboraciones (74) Colombia (8) Comunismo (46) Constitución (1) Corea del Norte (1) Corea del Sur (1) Corrupción (99) Crisis (42) Cuba (28) CUP (1) Daniel Ortega (1) Defensa de la infancia (34) Defensa de la mujer (18) Defensa de los animales (4) Demagogia (95) Democracia (6) DENAES (1) Deportes (5) Derechos Humanos (18) Desinformacion (22) dictador (2) Dictadura (49) Divorcio (1) Drogadicción (1) Ecología (4) Economía (83) Educación (33) El País (1) Elecciones (29) Emigración (1) Empleo (34) Encuestas (41) Energía Nuclear (10) España (18) Estatuto (2) ETA (58) Eurovisión (5) Eutanasia (4) Evo Morales (2) Expo 2008 (3) Familia (7) Fascismo (12) Federico Jiménez Losantos (8) Feminismo (11) Fidel Castro (26) Fraga (3) Francia (1) Franco (6) Frikis (6) Fútbol (2) Gastronomía (4) Guardia Civil (4) Guinea Ecuatorial (5) Haití (2) Historia (11) Homosexualidad (6) Huelgas (25) Hugo Chávez (31) Humor (4) Impuestos (4) Independentismo (6) Individualismo (1) Internet (3) Intolerancia (29) Irak (2) Isabel del Río (6) Islam (35) Israel (16) Joaquín Costa (2) Juan Antonio Cebrián (1) Justicia (71) Laicismo (3) Leire Pajín (6) lib (1) Liberalismo (17) Libertad (90) Libertad Religiosa (8) Libia (3) Literatura (20) Luis Herrero (5) Luís Herrero (4) Machismo (1) Manipulación (97) Margaret Thatcher (1) María San Gil (1) Marruecos (18) Martha Colmenares (1) Martín Cid (16) Mayor Oreja (2) Media (14) Melvin (2) Memoria Histórica (9) Mérito (27) Mitt Romney (4) Monarquía (18) Música (9) Nacionalismo (60) Navidad (5) No sé como... (1) Nostalgia (4) Obama (15) Olimpicos (1) Oriana Fallaci (1) Pablo Iglesias (3) Pan y Circo (7) PAR (5) patriotismo. (1) Pedro Sánchez (2) Pepe Blanco (29) Perez Henares (1) Pérez Rubalcaba (11) Pinochet (2) Pio Moa (1) Piratería (1) PNV (6) Podemos (8) Policía (2) Políticos (53) Populismo (58) PP (88) Premio (29) Premios (12) prensa (2) Progresía (70) Prostitución (1) PSOE (171) Pueblo Saharahui (9) Racismo (1) Radio (17) Rafael del Barco Carreras (53) Rajoy (38) Reagan (2) Regina Otaola (2) Reino Unido (1) Religión (3) República (12) Roberto Centeno (2) Rosa Díez (2) Sacrificio (2) Salud (6) Sánchez (1) Sarkozy (1) SGAE (1) Sindicatos (32) Socialismo (79) Sociedad (3) Superación (2) Tecnología (7) Televisión (30) Terrorismo (119) Thanksgiving (1) U.S.A. (27) Unión Europea (11) UPyD (3) VCT (1) Venezuela (23) Videos (12) Voces contra el Terrorismo (1) Xenofobia (1) Zapatero (187) Zaragoza (25) Zaragoza en Común (1) ZeC (1)