17 de diciembre de 2009



Como prólogo al próximo gran acontecimiento planetario que supondrá la confluencia en el mandato de los designios mundiales entre Obama y Zapatero, éste último, haciendo gala de su enorme capacidad para acuñar frases vacías de contenido, se ha explayado en su discurso ante los asistentes a la fracasada y derrochadora cumbre de Copenhague.

Este evento estaba condenado al fracaso ideológico desde el momento en que fueron descubiertos ciertos datos que probaban la mala fe y manipulación de cifras que  agravaban los efectos ambientales del cambio climático. A semejante fiasco se ha sumado una delirante organización y una imagen de derroche que ha indignado a la sociedad.

Zapatero, el dirigente que con su inacción y falta de previsión ha llevado a su propio país a una ruina de la que tardará mucho más en salir que casi cualquier otro estado de la eurozona, ha hablado de compromiso mundial, de desafío tecnológico y del objetivo más importante para este milenio que empieza. Él, cuyas previsiones a corto plazo han resultado ser una mentira tras otra, se ha atrevido, con la desfachatez que le caracteriza, a profetizar a mil años vista.

Como todo demagogo que se precie, no ha podido resistir la tentación de desviar por un momento su discurso sobre el cambio climático hacia los tortuosos derroteros de las diferencias entre pobres y ricos. Ha declarado que “El mundo no pertenece a nadie, sino al viento”. Es decir, que con un eslogan digno de cualquier fumador de porros de los 60s simplifica las necesidades de los países más pobres del mundo, e ignora que las áreas más ricas no lo son solamente por haber exprimido a los más desfavorecidos, como rea aún el ideario progre heredero del socialismo y comunismo más rancios del siglo XX.

El estomagante concepto de “sostenible”, trasplantado últimamente desde la energía a la economía, según entiende ambas el gobierno de España, ha aparecido de nuevo en el discurso de Zapatero ante los 120 representantes internacionales citados en Copenhague. “Un camino de progreso y sostenible y avance colectivo”, refiriéndose a las energías renovables. Si entendemos por sostenibles las habituales prácticas de concesión de licencias a empresas de amigos de gobernantes autónomos para instalar o mantener aerogeneradores o placas solares en nuevas construcciones y su adaptación a otras ya existentes, podremos asegurar que España exportará a la Unión Europea uno de los métodos aparentemente legales más rápidos de enriquecimiento por tráfico de influencias y admisión fraudulenta de subvenciones.

Si alguna conclusión puede obtenerse en España sobre esta cumbre y el discurso apenas más extenso de ocho minutos de Rodríguez Zapatero, es que los españoles tendremos que poner de nuestro bolsillo un total aproximado de 375 millones de € en una primera etapa, además del goteo de dinero que suponga el esfuerzo que futuros gobiernos socialistas deban hacer con fondos del contribuyente para mantener su propia imagen internacional.

Pero la gran falla en el discurso de Zapatero, así como en su deprimente política energética, ha sido afrontar la necesidad de fuentes de energía tan necesarias no solo para el sostenimiento de nuestra sociedad, también para el desarrollo tecnológico del que España no puede prescindir. La energía nuclear. La más segura y barata que existe para alimentar con su electricidad resultante grandes áreas habitadas. Mientras otros países deciden renovar su parque de centrales nucleares para poder afrontar con éxito el futuro, el afán socialista contra dicho tipo de energía y sus negativas leyendas urbanas colocan a España en el vagón de cola de los productores de energía europeos.  Gracias a esta “visión de futuro” de Zapatero, los españoles tendremos que seguir pagando un cada vez menos sostenible recibo de la compañía eléctrica, mientras las compañías españolas seguirán teniendo que comprar energía a nuestro vecino francés.



6 comentarios:

Godopunk dijo...

¿Mike, usted cree que ese discurso fue terrible? Vea los de Chávez y Evo, una vergüenza para Latinoamérica.

Caballero ZP dijo...

Se ha cargado la propiedad privada en un momento, queda confirmado que este tío es idiota.
Saludos

Anónimo dijo...

Increible que este sea el presidente de lo que va quedando de España

QUE VERGUENZA AJENA OIRLE HABLAR

Porque no se lo lleva el viento

Este no manda ni en su casa viendo los dos ejemplares que ha engendrado

Mayos Rosa Mª dijo...

Presidente progre=ruina total para España.
Casi 5 millones de parados y este tío perdiéndose en discursos banales de buscarle propietario a la tierra ¡¡Anda leche!! y dice que es del viento.

GUIS dijo...

Ha pasado de "La tierra es de quien la trabaja" a " La Tierra es del viento" ... por algo se empieza.

elbosquefantasma dijo...

En el mundo tienen que flipar con este personaje, pero igual admiran al régimen que representa, que mantiene el poder sin sobresaltos camino de los cinco millones de parados, con la mano de obra menos productiva de occidente, con más de 3 millones de funcionarios privilegiados, y así nos va,,,,,, Es lo que tenemos. y sarna con gusto no pica.

Labels

Aborto (27) Agua (7) Albert Rivera (2) Andalucía (5) Antonio Herrero (1) Aragón (28) Argentina (2) Arturo Pépez Reverte (2) Audio (1) Aznar (7) Baltasar Garzón (1) Bloggers (1) Bolivia (2) Brexit (1) Calentamiento Global (4) Cambio Climático (2) Canarias (4) Carlos Rodríguez Braun (3) Cataluña (64) Censura (5) Cesar Vidal (8) Ceuta y Melilla (4) Chikiprogre (1) Chile (2) Chunta Aragonesista (1) Cine (13) Ciudadanos (6) Ciudem (1) CNI (1) Coherencia (7) Colaboraciones (74) Colombia (8) Comunismo (46) Constitución (1) Corea del Norte (1) Corea del Sur (1) Corrupción (99) Crisis (42) Cuba (28) CUP (1) Daniel Ortega (1) Defensa de la infancia (34) Defensa de la mujer (18) Defensa de los animales (4) Demagogia (95) Democracia (6) DENAES (1) Deportes (5) Derechos Humanos (18) Desinformacion (22) dictador (2) Dictadura (49) Divorcio (1) Drogadicción (1) Ecología (4) Economía (83) Educación (33) El País (1) Elecciones (29) Emigración (1) Empleo (34) Encuestas (41) Energía Nuclear (10) España (18) Estatuto (2) ETA (58) Eurovisión (5) Eutanasia (4) Evo Morales (2) Expo 2008 (3) Familia (7) Fascismo (12) Federico Jiménez Losantos (8) Feminismo (11) Fidel Castro (26) Fraga (3) Francia (1) Franco (6) Frikis (6) Fútbol (2) Gastronomía (4) Guardia Civil (4) Guinea Ecuatorial (5) Haití (2) Historia (11) Homosexualidad (6) Huelgas (25) Hugo Chávez (31) Humor (4) Impuestos (4) Independentismo (6) Individualismo (1) Internet (3) Intolerancia (29) Irak (2) Isabel del Río (6) Islam (35) Israel (16) Joaquín Costa (2) Juan Antonio Cebrián (1) Justicia (71) Laicismo (3) Leire Pajín (6) lib (1) Liberalismo (17) Libertad (90) Libertad Religiosa (8) Libia (3) Literatura (20) Luis Herrero (5) Luís Herrero (4) Machismo (1) Manipulación (97) Margaret Thatcher (1) María San Gil (1) Marruecos (18) Martha Colmenares (1) Martín Cid (16) Mayor Oreja (2) Media (14) Melvin (2) Memoria Histórica (9) Mérito (27) Mitt Romney (4) Monarquía (18) Música (9) Nacionalismo (60) Navidad (5) No sé como... (1) Nostalgia (4) Obama (15) Olimpicos (1) Oriana Fallaci (1) Pablo Iglesias (3) Pan y Circo (7) PAR (5) patriotismo. (1) Pedro Sánchez (2) Pepe Blanco (29) Perez Henares (1) Pérez Rubalcaba (11) Pinochet (2) Pio Moa (1) Piratería (1) PNV (6) Podemos (8) Policía (2) Políticos (53) Populismo (58) PP (88) Premio (29) Premios (12) prensa (2) Progresía (70) Prostitución (1) PSOE (171) Pueblo Saharahui (9) Racismo (1) Radio (17) Rafael del Barco Carreras (53) Rajoy (38) Reagan (2) Regina Otaola (2) Reino Unido (1) Religión (3) República (12) Roberto Centeno (2) Rosa Díez (2) Sacrificio (2) Salud (6) Sánchez (1) Sarkozy (1) SGAE (1) Sindicatos (32) Socialismo (79) Sociedad (3) Superación (2) Tecnología (7) Televisión (30) Terrorismo (119) Thanksgiving (1) U.S.A. (27) Unión Europea (11) UPyD (3) VCT (1) Venezuela (23) Videos (12) Voces contra el Terrorismo (1) Xenofobia (1) Zapatero (187) Zaragoza (25) Zaragoza en Común (1) ZeC (1)