Quien me conoce sabe que no veo ciertos programas de televisión, ni escucho otros de radio,  por pura higiene espiritual, moral y política. Siempre he procurado que mis propias ideas y principios estén basados en mi modo de creer y ver las cosas, en lugar de dejarme dirigir por comunicadores y políticos de los que ser sectario e incondicional.

Es por este motivo que, de programas como la noria, habré sido espectador quizás 15 minutos mal contados en todo el tiempo que lleva de emisión. 15 mal contados minutos en los que me ha bastado el comprobar quiénes son los participantes en los debates y que atendiendo a sus antecedentes políticos y periodísticos, me han dado las suficientes pistas como para saber, a ciencia cierta, en qué términos se discute cualquier asunto que se trata en dicho programa.

Personajes como Enric Sopena, periodista con el único argumento vital de derribar y hacer sangre de la derecha o, en su defecto, de todo aquello que no sea izquierdista y zapaterista; o Maria Antonia Iglesias, encarnación del estalinismo dialéctico que arremete, insulta y grita aún más y mejor que el anterior, se muestran incapaces de razonar desde el dialogo y la ponderación. Han llegado a tal odio extremista hacia todo lo que se halla fuera de su pensamiento único, que la expresión de sus rostros, en pantalla, anticipa cual va a ser su comentario sobre el asunto que se trata en el momento.

Hoy, debido a la insistencia de algunos de mis conocidos, a los que solo les ha faltado aplicarme tormento, he buscado en You Tube un extracto del programa La Noria del pasado sábado, en el que podido comprobar, con verdadero alivio, cómo el talento derrota sin esfuerzo al histrionismo sectario de esos batasunos del zapaterismo que he nombrado antes.

Sin compartir en absoluto el empleo de algunas palabras mal sonantes que Pedro Ruíz usa al recordar una frase anterior de Mª Antonia Iglesias, reconozco que me ha encantado el modo en que Ruiz coloca en su sitio, sin esfuerzo aparente, a una mujer que, dialécticamente, suele comportarse como un rinoceronte a la carga. Ha tenido que ser un “no-político” el que arrincone y deje KO a una servil de la casta política de la izquierda. (Hubiera sido lo mismo contra otro servil de la casta política de la derecha).

En este tipo de periodistas, Iglesias, Sopena... etc, el contenido suele brillar por su ausencia, lo único que transmiten es demagogia y consignas de partido. Tal cosa queda expuesta a la luz en los minutos finales del video. Iglesias se retira, vencida, disculpando su mutis por sentirse herida al haber sido insultada. Tras haber expuesto largamente que quien no está de acuerdo con sus apreciaciones es un fascista – el argumento de siempre – se escuda en su condición de mujer porque, como todo el mundo debería saber en esta España de Bibiana Aído, Leire Pajín y demás partidarias de la imposición feminista, una mujer puede insultar, menospreciar y exhibir cualquiera otra forma de agresión dialéctica, porque eso garantiza la igualdad de sexos. Jamás puede un hombre reprochar a una mujer por su trabajo, ideas o resultados, porque ésta hará valer su condición femenina para asegurar su invulnerabilidad.

Me posiciono al lado de Pedro Ruiz sin reservas. Yo llevaría como un galardón que Maria Antonia Iglesias, o cualquiera de su cuerda, me llamase fascista, porque eso significaría no otra cosa que soy más demócrata y defiendo la libertad más que ellos. Por una vez, por una sola  vez, me ha merecido la pena ver unos minutos de un programa sensacionalista.


9 comentarios:

Gazulin dijo...

Por fin toma de su propia medicina, este ser que reúne en si misma tantos de los valores despreciables de cualquier sociedad no debería jamás poder dar su opinión, ya que las basa en el desprecio, el insulto, el egoísmo y la imposición. Sin duda, siempre que esta señora salgo de un plató ofendida es motivo de alegría, y es que eso significa que alguien la ha puesto en su sitio.

Saludos...

García Francés dijo...

David contra Goliat, D. Mike.

Da igual que las normas del Instituto prohíban el velo islámico. Saben que presionando siempre habrá un ministro capón que se rinda en nombre del gobierno. Después, si consiguieran el pañuelo, pedirían un burka. Para seguir jodiendo.

Hiyab, Gabilondo cede, el Instituto no

si, bwana dijo...

He visto por primera vez a esa señora, gracias al video que adjunta y me ha hecho pensar un rato en cual de las dos es más fea (entre la vice y la tal Mª Antonia)
Todavía no he tomado una decisión.

Butzer dijo...

Se levanta no porque le haya insultado, sino porque "tiene la poca vergüenza de insultar a una mujer" ¿Qué pasa que si lo hubiera hecho con un hombre no pasaría nada?

Anónimo dijo...

Fue muy bueno que alguien, que no podía ser otra persona que Pedro Ruíz, ponga a ese personaje en su sitio, pues por no tener no tiene no tiene ni categoría de poder decir que es mujer.

Carmen dijo...

Versión fememina de la rana Gustavo, el reportero más dicharachero, que veíamos en programas infantiles de los años mozos...
Por fin, alguien con un poco de cerebro, estilo, inteligencia y saber estar, pone en su sitio a esta "sapita" demagoga, intolerante, estalinista, totalitaria, y apesebrada sociata de tres al cuarto...
Es hora de congratularnos, porque trinfa la inteligencia ante la ignorancia!!! Parecía que ya no volveríamos a levantar cabeza!!!
Fuera estos programas basura con periodistas basura!!!
Levantémos la bandera de la inteligencia!!!

Carmen dijo...

Voto negativo a este tipo de programas de la "telemierda", en el que TODO VALE, sin mirar las consecuencias.
Y lo digo, porque en otras emisiones de La Noria, este personaje indecente y totalitario, con mala baba y peor intenciones, la tal Mª Antonia Iglesias ha utilizado el "latiguillo" ese de "Esputa o no esputa usted"? pretendiendo darse importancia por usar frases con doble intención.
Para usar estos recursos han de tenerse ciertas cualidades como: sentido del humor, perspicacia, chispa, inteligencia, fluidez verbal, etc. cosa que esta "sapita" no las posee.
Lo de esputar, se refiere a que: "Es sí o sí" eso que está usted diciendo?
Lo que pasa es que viendo que perdía en la contienda verbal con el contertulio de mayor altura, salió por peteneras como buena cobarde que es esta rana-reportera dicharachera.
Esputar, quiere decir, verter por la boca ciertos fluidos mucosos, provocados por un resfriado, bronquitis, o tos. Nada que ver con un insulto...
!!Hala, Mª Antonia Iglesias, a beber de tu propia medicina!! Y la próxima vez, opérate la mala leche que tienes, desgraciada!!!!

Saludos y viva la inteligencia!!!

Fidelio en el bosque animado dijo...

Buenas tardes, Mr. Mike! Le felicito por su credo inicial, que suscribo a pies juntillas. Yo tengo el vicio del zapping, y alcancé a llegar a la famosa frase de Pedro Ruiz "es puta o no es puta, responda". La aludida, que es "perro viejo" en esas lides, se vió completamente acorralada (en lo dialéctico discursivo) y tuvo la única salida que alguien listo toma: darse por ofendida y retirarse del debate. Pero es que no había pretensión en ofender, era un simple artificio retórico como cuando se le pregunta a alguien: responda "sí" o "no".

Estos fósiles de la "lucha" (yo sigo creyendo que más que luchar se enriquecieron de cargos y fama a costa de la lucha de otros) necesitan de la superviviencia de la idea del franquismo. Están encantados de que la denuncia contra Garzón haya partido de Falange (cuya existencia, probablemente, ignorábamos la mayoría de los españoles). En el momento en que la extrema derecha desaparezca si quiera como argumento, todos estos se quedan sin discurso. Lamentablemente falta mucho tiempo porque, aunque la Historia no ha existido...nos la inventamos. Felicidades por su entrada! Un abrazo!

Mariena Por el Cambio dijo...

En primer lugar voy a hacer referencia, si no le importa a esta entrada en mi blog.

Por otro lado lo que aquí pasa es fiel reflejo de lo que pasa en la sociedad ( o es al contrario?). Si tiene tiempo entre en mi blog (http://mairenadelalcorporelcambio.blogspot.com/) y mire cómo me insultan por defender la libertad y el mercado. De todas formas le dejo una de las perlas que me han soltado por defender el mercado y la libertad:
"Usted y los que son como usted son despreciables, adolecen de humanismo, no saben lo que es eso. Por ello, con mucha diferencia, el capitalismo es el sistema más criminal y asesino que parió la historia. Pero cada segundo que pasa es un segundo menos que queda para el fenecimiento de su criminal sistema y de su criminal estado.

Pronto llegará el día donde el Pueblo deberá pasarle factura a los parásitos y vividores, tome nota."

"El día que el Pueblo adquiera conciencia de clase, aquellos que tratan de aprovecharse de la ignorancia a la que someten al Pueblo serán puestos en su sitio por ese Pueblo al que descalifican y del que se burlan. Hay algo todavía más despreciable que el ser un mentiroso, que no es otra cosa que abusar y aprovecharse de la ignorancia que gentuza como usted siembran. Tome nota usted, tuercebotas fascista."

Saludos.