27 de septiembre de 2010


Hoy, lunes, no había en la ciudad ambiente de huelga general. Vi algunos carteles sindicalistas pegados en unas pocas paredes y tres o cuatro personas repartiendo octavillas con propaganda invitando a la huelga, pero nada más. De hecho, observé que muchas personas rechazaban la publicidad ofrecida por los sindicalistas. Como detalle, siete personas seguidas se negaron a recoger los papeles que repartía un muchacho a la entrada del Puente de Piedra, en la orilla derecha del río.

Yo sí tomé uno. Leí rápidamente lo que proponía el texto. Invitaba a trabajadores y propietarios de comercios y negocios (como si éstos no fueran trabajadores también) a ausentarse de sus puestos de trabajo y a cerrar los locales comerciales en apoyo de los sindicatos que se revelan contra el gobierno y su reforma laboral. Esto último no era demasiado contundente, pero podía servir para engañar a cualquier tonto que quede en España dispuesto a confiar en UGT, Comisiones Obreras, Cándido Méndez y Fernández Toxo.

Al medio día, volviendo en el autobús que me conducía hasta las afueras de la ciudad, donde suelo dejar el auto para evitar manejar hasta el centro, escuché el resumen local de noticias de Onda Cero. Un corte de audio de una rueda de prensa que ofrecieron los sindicalistas en Aragón exponía muy claro cuales serán las intenciones sindicales el próximo día 29. Un sindicalista – me es indiferente saber su nombre y su sindicato de origen – decía que los sindicatos actuarán duramente durante la huelga. ¿El motivo para justificarse?, este tipo consideraba que obligar a las empresas municipales y de servicios a ofrecer servicios mínimos va en contra de los intereses de los trabajadores. El verdadero motivo es que los sindicatos conocen muy bien el escaso apoyo que recibirán por parte de la población y saben que colapsar los transportes y otros servicios les daría una posible victoria mediática que, seguramente, no será una victoria moral sobre el gobierno socialista al que han protegido hasta ahora abandonando a los trabajadores.


La llamada a la violencia está servida. Este sindicalista, seguramente recibiendo órdenes superiores, alienta y justifica con antelación los incidentes que puedan producirse, a la vez que procura asustar con esas mismas palabras a los comerciantes. Dicho de otro modo. Este sindicalista, como otros muchos por toda España, respalda la comisión de los delitos que a buen seguro se producirán el próximo día 29. Cerraduras llenas de silicona, pintadas y destrozos en los cristales de tiendas y cafeterías, cortes de tráfico, ataques a autobuses, trenes, taxis, vehículos de reparto, amenazas  y agresiones a los empleados que pretendan acceder a sus puestos de trabajo… ¿Qué otra cosa puede significar “actuar duramente”? No debería actuar la justicia en estas circunstancias? ¿Los “piquetes informativos” respetarán el derecho a trabajar de quienes quieran trabajar?

0 comentarios:

Labels

Aborto (27) Agua (7) Albert Rivera (2) Andalucía (5) Antonio Herrero (1) Aragón (26) Argentina (2) Arturo Pépez Reverte (2) Audio (1) Aznar (7) Baltasar Garzón (1) Bloggers (1) Bolivia (2) Brexit (1) Calentamiento Global (4) Cambio Climático (2) Canarias (4) Carlos Rodríguez Braun (3) Cataluña (59) Censura (5) Cesar Vidal (8) Ceuta y Melilla (4) Chikiprogre (1) Chile (2) Chunta Aragonesista (1) Cine (13) Ciudadanos (6) Ciudem (1) CNI (1) Colaboraciones (74) Colombia (8) Comunismo (46) Constitución (1) Corea del Norte (1) Corea del Sur (1) Corrupción (99) Crisis (42) Cuba (28) Daniel Ortega (1) Defensa de la infancia (34) Defensa de la mujer (18) Defensa de los animales (4) Demagogia (95) Democracia (6) DENAES (1) Deportes (5) Derechos Humanos (18) Desinformacion (22) dictador (2) Dictadura (49) Divorcio (1) Drogadicción (1) Ecología (4) Economía (83) Educación (33) El País (1) Elecciones (29) Emigración (1) Empleo (34) Encuestas (41) Energía Nuclear (10) España (18) Estatuto (2) ETA (58) Eurovisión (5) Eutanasia (4) Evo Morales (2) Expo 2008 (3) Familia (7) Fascismo (12) Federico Jiménez Losantos (8) Feminismo (11) Fidel Castro (26) Fraga (3) Francia (1) Franco (6) Frikis (6) Fútbol (2) Gastronomía (4) Guardia Civil (4) Guinea Ecuatorial (5) Haití (2) Historia (11) Homosexualidad (6) Huelgas (25) Hugo Chávez (31) Humor (4) Impuestos (4) Individualismo (1) Internet (3) Intolerancia (29) Irak (2) Isabel del Río (6) Islam (35) Israel (16) Joaquín Costa (2) Juan Antonio Cebrián (1) Justicia (71) Laicismo (3) Leire Pajín (6) lib (1) Liberalismo (17) Libertad (90) Libertad Religiosa (8) Libia (3) Literatura (20) Luis Herrero (5) Luís Herrero (4) Machismo (1) Manipulación (97) Margaret Thatcher (1) María San Gil (1) Marruecos (18) Martha Colmenares (1) Martín Cid (16) Mayor Oreja (2) Media (14) Melvin (2) Memoria Histórica (9) Mérito (27) Mitt Romney (4) Monarquía (18) Música (9) Nacionalismo (60) Navidad (5) No sé como... (1) Nostalgia (4) Obama (15) Olimpicos (1) Oriana Fallaci (1) Pablo Iglesias (3) Pan y Circo (7) PAR (5) patriotismo. (1) Pedro Sánchez (2) Pepe Blanco (29) Perez Henares (1) Pérez Rubalcaba (11) Pinochet (2) Pio Moa (1) Piratería (1) PNV (6) Podemos (8) Policía (2) Políticos (53) Populismo (58) PP (87) Premio (29) Premios (12) prensa (2) Progresía (70) Prostitución (1) PSOE (170) Pueblo Saharahui (9) Racismo (1) Radio (17) Rafael del Barco Carreras (53) Rajoy (37) Reagan (2) Regina Otaola (2) Reino Unido (1) Religión (3) República (12) Roberto Centeno (2) Rosa Díez (2) Sacrificio (2) Salud (6) Sánchez (1) Sarkozy (1) SGAE (1) Sindicatos (32) Socialismo (79) Sociedad (3) Superación (2) Tecnología (7) Televisión (30) Terrorismo (119) Thanksgiving (1) U.S.A. (27) Unión Europea (11) UPyD (3) VCT (1) Venezuela (23) Videos (12) Voces contra el Terrorismo (1) Xenofobia (1) Zapatero (187) Zaragoza (24)