LA VENEZUELA DE CHAVEZ, SANTUARIO DE TERRORISTAS. Link actualizado 12:08


Hugo Chávez puede negar la evidencia,  pero no puede ocultar la realidad. Los hechos documentados por los servicios secretos españoles, hace ya un par de años, en los que se descubría que terroristas de ETA eran entrenados en Venezuela, tienen ahora una nueva confirmación por boca de sus protagonistas.

El testimonio de dos componentes de ETA en la Audiencia Nacional confirma la evidencia. La reacción del dictador venezolano es la negación de los hechos, pero las informaciones que varios medios han podido reunir durante las últimas semanas no dejan lugar a dudas. De hecho, el responsable de entrenar a los terroristas de ETA en Venezuela es también un alto cargo relacionado con el gobierno de Chávez y sus fuerzas policiales, ejecutor de agresiones, amenazas y embargos selectivos de propiedades ordenados por el presidente venezolano.

EL Ministerio de Exteriores español se limita a pedir información sobre los hechos, pero la diplomacia española, dirigida por Moratinos, el mismo que encontró satisfactorio el nivel de libertad en Venezuela mientras los terroristas chavistas apaleaban a disidentes a placer, no tiene ningú peso específico ni posición de autoridad para lograr que Hugo Chávez cumpla con el requerimiento de Interpol y ordene de una vez la detención de Cubillas Fontán, el adiestrador de etarras y persona de confianza del régimen venezolano.

El asunto cobra mucha más gravedad al publicarse informaciones veraces que desvelan la relación de este entramado de apoyo al terrorismo etarra con otras operaciones conjuntas con los narcoterroristas de las FARC; otra realidad negada sistemáticamente por Chávez, quien no se molesta en buscar otra excusa que atribuir todas estas acusaciones a los intereses internacionales del imperialismo que, según este tarado moral, tratan de acabar con la revolución bolivariana y con la misma Venezuela.

España tiene un problema que la diplomacia de Zapatero no sabe solucionar. Posiblemente, el continuado colegueo mediático del gobierno socialista español con el régimen despótico que gobierna Venezuela dificulte ahora que Zapatero, el siempre ausente Zapatero, tome una posición de firmeza que todos dudamos que decida adoptar. Zp se pondrá de perfil, Moratinos tratará de sortear el problema con cualquier comentario intrascendente, y el problema seguirá existiendo.

0 comentarios: