10.11.18


Paso a paso, y sin pausa. No descansan. Quieren implantar en nuestra sociedad su degenerada ideología a marchas forzadas y son incansables porque, además, viven de ello.


Ahora, y seguramente de aquí en adelante porque una vez dado el primer paso sin encontrar oposición ya no darán marcha atrás, pervierten y envenenan las actividades dirigidas a la infancia con la connivencia de las autoridades y, por qué no decirlo, también de los padres que viendo cómo son esas actividades, no retiran a sus hijos inmediatamente.

Se demuestra de nuevo que existen intereses muy por encima de los partidos políticos. Estos partidos no son más que herramientas para dirigir y dividir a la gente según sus preferencias, al mismo tiempo que parasitan los recursos públicos y expolian a los contribuyentes. Pero, por encima de esos partidos, el verdadero poder trata de corromper cualquier principio correcto para lograr construir al “individuo ideal”.

Como ya vimos en el caso de la diputada navarra Marisa de Simón,  que no es más que una pequeña muestra de toda la labor de ingeniería social que funciona desde hace mucho tiempo, una de las premisas para lograr este fin es que el estado, las instituciones, tengan cada vez más derechos sobre la infancia, por encima de los derechos de los padres. Otro mecanismo necesario para conseguirlo es comenzar a sexualizar a los niños desde sus primeros años de vida, ofreciéndoles posibilidades aberrantes de relaciones íntimas y “exploración” de sus propios cuerpos, hoy presentando todo ello abiertamente en planes educativos, tras una década de “preparación social” iniciada por la Educación para la Ciudadanía” del infame Rodríguez Zapatero y su heredero Mariano Rajoy. Ahora, con Pedro Sánchez, su partido socialista, sus socios comunistas, nacionalistas e independentistas gobernando España, llega el momento de comenzar a hacer realidad lo que hace décadas era un sueño para un lobby de degenerados. Preparando una infancia sexualizada que vea como cosa natural todo tipo de perversiones, será mucho más sencillo presentar ante la sociedad la posibilidad de que la ley permita que menores puedan mantener relaciones con adultos. Al fin y al cabo, tal y como defendían ya hace décadas algunos de estos intereses, ¿Quién mejor que un adulto para enseñar y preparar sexualmente a un niño?

El editorial de César Vidal en su programa del 9 de noviembre de 2018 muestra, con una serie de hechos y datos incontestables, la llegada definitiva de todo un plan para corromper a nuestros hijos que, a poco que investiguemos en los hechos de los políticos y del poder, comprobaremos que es la estrategia definitiva de demolición social que, ensayándola primero en unas pocas regiones de cada país, terminará por imponerse totalmente y sin posibilidad de remisión, si no lo remediamos desde ahora mismo y con la ayuda de Dios.




Enviar a Facebookwww.facebook.com      Enviar a Twitterwww.twitter.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

Cualquiera es libre de opinar aquí. Pero quien opine será responsable de sus palabras.