Galicia arde


Galicia arde desde hace días. La gente defiende sus casas a golpe de ramas porque no tienen otros medios para extinguir el fuego. Ahora sabemos que hay menos brigadas que antes porque algunas desaparecieron por motivos políticos: No hablaban Gallego suficientemente bien. Cada año que pasa hay mas xenofobia, racismo o yo que se qué en este país de revanchistas y envidiosos, potenciado paradójicamente por aquellos partidos que se definen de izquierdas pero que en la práctica se muestran auténticamente populistas.

Arde Galicia mientras los políticos van a hacerse la foto. Alguno se prepara mejor el escenario para que no haya demasiados abucheos y poder dormir a pierna suelta cuando regrese a Lanzarote.

Galicia se quema mientras unos acusan del fuego a los de enfrente por vengativos, y otros desprecian al contrario usando argumentos que el contrario sostenía hace años.

Y mas allá de Galicia, que arde como aquellas piras funerarias vikingas, se quema la convivencia ciudadana porque los terroristas ganan derechos, porque se subvenciona a los Latin Kings para dejen de cometer delitos, porque los demócratas que han puesto muertos durante tantos años en tantos atentados son llamados fascistas si protestan contra el gobierno, porque Zapatero se va de vacaciones y su esposa gasta el erario publico como si fueran fachas, porque con la subvención a los Latin Kinas podrían comer muchas familias, porque ETA puede manifestarse en las calles y si no le dejan se siente acosada, porque se sigue negociando con ellos pero no se informa, porque nadie sabe donde esta la progresía que tanto protestó en el asunto Prestige, porque ya hay muertos en los incendios y ningún Ramoncín habla en contra de sus amigos de la Xunta ni del Gobierno Central, porque las leyes buenistas de regularización no iban a tener efecto llamada y quien dijera lo contrario era un facha y ya llevamos 14.000 ilegales en Canarias, porque suceden tantas cosas que no deberían suceder y que jamás sucederían si gobernara Zapatero... Y porque, en definitiva, si todo esto hubiera ocurrido gobernando los otros, las calles estarías llenas de manifestantes empujados por los mismos intereses de partido que luego ha traicionado su propio programa electoral.

Galicia se empobrece más de lo que ahora podemos imaginar y seguimos sin noticias de Castro. Tan solo rumores de un cáncer estomacal con metástasis que puede precipitar el fin que el partido comunista, que tanto ha cuidado por el bienestar de Cuba, intenta retrasar desesperadamente. Es extraño que hoy, 11 de Agosto, ninguna edición digital de prensa española se haga eco de Cuba. Ni ayer.

Galicia llora de desesperación y dolor, mientras Yola Berrocal intenta enlazar alguna frase coherente que no la deje demasiado en evidencia. Fans de su partido, con electroencefalograma plano y menos dicción y dialéctica que una berenjena la corean y aseguran que cumplirá su programa electoral (¿programa electoral?) para conseguir la alcaldía de Marbella.

Les aseguro a Ustedes que si yo fuera marbellí me iría lejos, muy lejos, muerto de vergüenza.

Arde Galicia en deseos de que los gobernantes hagan algo para que Galicia deje de arder.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Donde esta Pepiño?

Anónimo dijo...

A mí la jornada laboral que propone Yola me parece de lo más acertada (4 horas semanales!!!!!!!) Se lo voy a proponer a Joaquín... jajajajja
otro buen post, tío.
n.

Anónimo dijo...

hola Miguel... mi tío y yo tenemos una duda que igual nos la puedes resolver: al recibir el correo no interesa un remitente, marcamos bloqueo de remitentes y lo adjunta a la libreta correspondiente... mientras no salgamos del correo lo mantiene, pero al salir o cerrar el ordenador se borran todos los remitentes bloqueados. ¿Hay alguna solución?
Nacho y su tío Luis Fernando.