28 de octubre de 2008

Hay noticias que, más allá de impactarme, indignarme y entristecerme, me hielan la sangre.


Para un creyente de mi iglesia como yo, que procura vivir en lo posible bajo los preceptos de aquello en lo que cree, la mujer es la primicia de la creación. No es una postura feminista. Ni falsamente modesta de un hombre. Creemos que la mujer tiene unos talentos y aptitudes especiales que la capacitan para ser madre, no solamente en el aspecto fisiológico. Madre. Uno de los papeles más importantes de este mundo.


Me duele profundamente ver el maltrato y el uso generalizado hacia la figura femenina, tolerado generalmente por dinero. La hipocresía de los medios y de las feministas, que se pierden en disquisiciones que no llevan a ninguna parte, mientras cualquier anuncio de automóviles, de galletas o de cualquier otra cosa que no viene al caso utiliza la sensualidad y la sexualidad encubierta para vender el producto. Pero si occidente ha perdido el norte hace ya mucho tiempo, creo que hay otras partes de este mundo que no lo han tenido nunca.


El machismo superlativo, el más absoluto, denigrante y asesino, se localiza siempre en los mismos lugares. No admite comparación con cualquiera de estos países donde vivimos, en los que se dan miles de casos de algún tipo de violencia contra la mujer, como es el caso de España. Países donde los derechos de la mujer tienen mucho que avanzar todavía, a pesar del machismo encubierto de algunos, las posturas denigrantes de algunas feministas y el creciente fenómeno de denuncias falsas sobre malos tratos. Pero el machismo absoluto, el que maltrata y mata porque el hombre piensa que su propia madre, su hermana, su esposa y cualquier otra mujer es un ser inferior según su dios, es el que mata institucionalmente. Es el machismo religioso que enseña a sus pequeños cuán afortunados son por nacer varones, y a sus pequeñas cómo de sumisas deben ser ante el hombre; el ser superior.


Con semejante base, apoyada en una religión que no me merece ningún respeto por los motivos anteriormente expuestos, me extraña lo indecible que tan esporádicamente salte una noticia como la que he leído hoy y de la que no pienso poner ni un link ni una sola ilustración. Me basta con comentar que, en Somalia, han vuelto a lapidar a una mujer. Esta vez, un niño murió también al correr hacia ella, cuando los agentes de la “ley” abrieron fuego contra él, por querer protegerla.


Digo que me extraña porque, en sociedades como aquella, todo se rige por las leyes más atroces que pueda uno imaginar. Si una mujer es violada y quiere denunciarlo ante el tribunal islamista, debe presentar testigos de la violación. Si. Testigos. Cualquier marido puede repudiar a su esposa, acusándola además de adulterio, con lo que se asegura de que acabe muerta y deje de ser una carga. Las niñas a partir de doce a catorce años, dependiendo del país, deben obedecer al padre si este pretende casarlas, o comerciar con ellas a cambio de una dote. Si se niegan, pueden pagarlo con su vida.


Esta es la religión que desprecia y prohíbe a las otras en su país, y que pide derechos en el extranjero. La religión del degüello, el ahorcamiento y la mutilación, la lapidación y la muerte.

6 comentarios:

Natalia Pastor dijo...

Como mujer,no puede sentir si no ira y una tremenda frustración ante hechos como estos.
Lo triste, es que con esta caterva es con la que Zapatero y Zerolo pretenden darnos un Abrazo de Civilizaciones, que no es otra cosa que el abrazo del oso a nuestra identidad culturak, tradición religiosa y a los derechos humanos.

Anónimo dijo...

Lo que es denigrante también es que occidente no levante la voz con cada caso de estos, como hace el islam cuando le interesa contra occidente.

Somos debiles y lo saben.

Anónimo dijo...

Gracias por hacer esta defensa de la mujer. Más como tú, por favor.

No se puede postear con Nombre, pide URL. Qué pasa?

Angela Torres.

Anónimo dijo...

Y si piden terreno para edificar sus mezquitas, se lo dan gratis, porque tenemos que ser progresistas.

Y luego nos llevamos las manos a la cabeza si en las mezquitas se reclutan terroristas.

Pobre mundo occidental. Debil hasta la medula.

UDCC dijo...

Vemos un escenario donde la cultura europea, y todo lo que conlleva, está en peligro. La cultura occidental y sus valores están al borde de la desaparición. Si no ponemos remedio pronto, seremos exterminados en muy poco tiempo. Es irónico pensar que hay muchos europeos que desean este exterminio de cultura y forma de vida. Y me gustaría ver sus caras si algún día un yidahista obliga a sus hijas a vestir un burka (esto ha ocurrido en lugares como Afganistán o Irán. España, Europa entera, no sería una excepción). Seguro que no les hará mucha gracia.

Entra en nuestro Blog udcc.wordperss.com y opina. También puedes contactar con nostras con los correos electrónicos: derechoshistoricos@hotmail.es derechoshisto@gmail.com.
Necesitamos un cambio y juntos podemos hacerlo.

Morgana LeFay dijo...

Buen post, amigo : ) Saludos

Labels

Aborto (27) Agua (7) Albert Rivera (2) Andalucía (5) Antonio Herrero (1) Aragón (26) Argentina (2) Arturo Pépez Reverte (2) Audio (1) Aznar (7) Baltasar Garzón (1) Bloggers (1) Bolivia (2) Brexit (1) Calentamiento Global (4) Cambio Climático (2) Canarias (4) Carlos Rodríguez Braun (3) Cataluña (59) Censura (5) Cesar Vidal (8) Ceuta y Melilla (4) Chikiprogre (1) Chile (2) Chunta Aragonesista (1) Cine (13) Ciudadanos (6) Ciudem (1) CNI (1) Colaboraciones (74) Colombia (8) Comunismo (46) Constitución (1) Corea del Norte (1) Corea del Sur (1) Corrupción (99) Crisis (42) Cuba (28) Daniel Ortega (1) Defensa de la infancia (34) Defensa de la mujer (18) Defensa de los animales (4) Demagogia (95) Democracia (6) DENAES (1) Deportes (5) Derechos Humanos (18) Desinformacion (22) dictador (2) Dictadura (49) Divorcio (1) Drogadicción (1) Ecología (4) Economía (83) Educación (33) El País (1) Elecciones (29) Emigración (1) Empleo (34) Encuestas (41) Energía Nuclear (10) España (18) Estatuto (2) ETA (58) Eurovisión (5) Eutanasia (4) Evo Morales (2) Expo 2008 (3) Familia (7) Fascismo (12) Federico Jiménez Losantos (8) Feminismo (11) Fidel Castro (26) Fraga (3) Francia (1) Franco (6) Frikis (6) Fútbol (2) Gastronomía (4) Guardia Civil (4) Guinea Ecuatorial (5) Haití (2) Historia (11) Homosexualidad (6) Huelgas (25) Hugo Chávez (31) Humor (4) Impuestos (4) Individualismo (1) Internet (3) Intolerancia (29) Irak (2) Isabel del Río (6) Islam (35) Israel (16) Joaquín Costa (2) Juan Antonio Cebrián (1) Justicia (71) Laicismo (3) Leire Pajín (6) lib (1) Liberalismo (17) Libertad (90) Libertad Religiosa (8) Libia (3) Literatura (20) Luis Herrero (5) Luís Herrero (4) Machismo (1) Manipulación (97) Margaret Thatcher (1) María San Gil (1) Marruecos (18) Martha Colmenares (1) Martín Cid (16) Mayor Oreja (2) Media (14) Melvin (2) Memoria Histórica (9) Mérito (27) Mitt Romney (4) Monarquía (18) Música (9) Nacionalismo (60) Navidad (5) No sé como... (1) Nostalgia (4) Obama (15) Olimpicos (1) Oriana Fallaci (1) Pablo Iglesias (3) Pan y Circo (7) PAR (5) patriotismo. (1) Pedro Sánchez (2) Pepe Blanco (29) Perez Henares (1) Pérez Rubalcaba (11) Pinochet (2) Pio Moa (1) Piratería (1) PNV (6) Podemos (8) Policía (2) Políticos (53) Populismo (58) PP (87) Premio (29) Premios (12) prensa (2) Progresía (70) Prostitución (1) PSOE (170) Pueblo Saharahui (9) Racismo (1) Radio (17) Rafael del Barco Carreras (53) Rajoy (37) Reagan (2) Regina Otaola (2) Reino Unido (1) Religión (3) República (12) Roberto Centeno (2) Rosa Díez (2) Sacrificio (2) Salud (6) Sánchez (1) Sarkozy (1) SGAE (1) Sindicatos (32) Socialismo (79) Sociedad (3) Superación (2) Tecnología (7) Televisión (30) Terrorismo (119) Thanksgiving (1) U.S.A. (27) Unión Europea (11) UPyD (3) VCT (1) Venezuela (23) Videos (12) Voces contra el Terrorismo (1) Xenofobia (1) Zapatero (187) Zaragoza (24)