VENEZUELA Y CHAVEZ. SINTOMA A SINTOMA, PASO A PASO


No falla. Todos los dictadores tienen una serie de rasgos en común, que les iguala. No importa que aseguren defender la libertad de los pueblos luchando contra el fascismo, el comunismo, el capitalismo, el imperialismo… Los resultados tienden a ser los mismos, pero , en cuestión de cifras, más dañinos unos que otros.

Precisamente, una de esas características comunes a todo dictador de facto o en potencia es otro “ismo”; el de autoritarismo.

Autoritarismo profundo, ya sea por convicción, o por simple interés. Y muchas veces, por una mezcla de ambas cosas.

Hugo Chávez ya superó esa fase en la que un dictador al uso comienza por tener sueños de poder, sube otro escalón hacia los delirios de grandeza y termina por convertirse él mismo en un completo delirio. Y como todos estos gobernantes delirantes, arrastra a sus acólitos con el espejismo de la gloria perdida y el síndrome de supervivencia que caracteriza a todo este tipo de movimientos populistas. Bajo ciertas condiciones, convencer al pueblo de que los males de un país se deben a una potencia extranjera suele resultar rentable. Una vez en el poder y transcurridos suficientes años como para que los disidentes comiencen a pedir explicaciones de la causa de una miseria aún mayor, la culpa sigue siendo de la potencia extranjera y el complot internacional. Y sus acólitos tragan, pero el país se empobrece.

El hecho de que Chávez quiera perpetuarse a toda costa, y de que lo intente una y otra vez, debería ser un claro y visible síntoma para quienes le defienden y le admiten toca clase de tropelías, fundamentadas bajo el viejo argumento de que él encarna los verdaderos valores de la democracia y la libertad. Democracia y libertad cada vez más alejadas de la esperanza de muchos venezolanos.

Venezuela vive hoy, desde hace mucho tiempo, una situación parecida a las que han vivido otros países que han caído en el mismo pozo. Los síntomas son siempre los mismos y todos, uno a uno, se van reuniendo para crear el mismo perfil de “Salvador de la Patria”: Personalización de todos los poderes del estado alrededor de un solo líder que se hace omnipresente en todos los aspectos de la vida social del país. Ahora desgránen ustedes a este fenómeno, empezando por donde quieran, y comprobarán que dicho fenómeno se repite en la mayoría de dictadores que podamos encontrar en la historia reciente. Cada uno de ellos con sus características propias, pero similares en la forma y en el fondo.

En el caso de Chávez, le pierde su afán de ser la vedette del circo venezolano. Nadie puede lucir las plumas y las lentejuelas mejor que él, ni nadie puede llevar los tacones más altos. Vocea en sus discursos como lo hacen algunos vendedores del Mercado de los Guajiros. Pero Chávez no ofrece mercaderías. Ofrece revolución bolivariana, como si en alguna ocasión una revolución hubiese servido para solucionar algo.

La última ocurrencia es de tema de Les Luthiers: Don Aló Presidente decreta un día en su propio honor. Que nadie olvide en Venezuela que él llegó al poder en ese día.

Ese día que abrió una época, no solo en
Venezuela, también en América Latina. Ese día comenzó el amanecer, el alba de
una nueva época de liberación y desarrollo de los pueblos de América Latina y
nos toca a nosotros ser la vanguardia de ese proceso.

O ando yo un poco descolocado, que todo puede ser, o tenía yo asumido que el amanecer de la libertad y el desarrollo del pueblo latino americano comenzó en enero del 59, cuando Castro logró imponer en Cuba un régimen que él juró y perjuró que no era comunista. Desde entonces hemos vivido en el mundo contemplando el despegue de la liberación del pueblo oprimido. Y qué despegue. Cincuenta años tomando impulso sin haber dejado de tocar el suelo.

Pero no. Los populistas nos tenían engañados a todos. El amanecer comienza con Chávez. Se ve que el medio siglo de Castro solo era el prólogo.


14 comentarios:

javier dijo...

Tal para cual, dos hipócritas que se les llena la boca de démócratas y son dos sinverguenzas dictadores amigos de Zapatero.

Fernando Solera dijo...

Aquí hay una cosa muy clara, Mike. Las dictaduras son muy buenas cuando son de izquierdas y muy malas cuando son de derechas. Por eso Chávez y Castro son buenísimos. Viva la revolussioonnn.

Gutiforever dijo...

Son tal par cual,clones en el tiempo de los males de la izquierda más rancia,del populismo barato para la plebe más inculta,que deriva en el totalitarismo dictatorial.
Lo de Venezuela tiene muy mala pinta, y tiene todos los visos de acabar en una confrontación civil.

metempsicótico dijo...

Zapatero empieza a tener problemas con su cuadrilla de amigos: Ahora que Castro ha acusado a Obama de compartir el genocidio de Israel contra los palestinos, ¿con quién se quedará José Luis? ¿Con sus viejos amigos del Caribe o con su nuevo y reluciente presidente hawaiano?
¡Qué lástima! ¡Con la pandilla tan genial que imaginaba haber montado!

Irene Adler dijo...

Lo de Venezuela tiene pinta de acabar siendo una dictadura peor que la castrista. Lo que tiene visos de guerra civil es lo de Bolívia..

Martha Colmenares dijo...

Está muy bueno Mike.
Nada, mi disco duro murio. Para ver si quedó algo es un proceso.
Así que me va a demorar comprar uno nuevo y luego, ya sabes, volver a montar programas, etc. etc.
Lo enlazaré en breve.
Abrazos

Javier Solera dijo...

Hola Mike, gracias por el enlace y por colaborar.
A ver si entre todos conseguimos que reconsideren su actitud.
Un saludo (y perdón por el "off-topic")

Malo Malísimo dijo...

Estimado Mike. El problema no es la Revolución en si, el problema es el revolucionario.El planteamiento primero que llevó a Chavez al poder era correcto. Que los ingentes recursos naturales de Venezuela fuesen para los venezolanos y sacar a la mayoría del su pueblo de la miseria. La cuestión se complica y enrarece cuando para conseguir sus objetivos,buenos y loables en un principio, comienza a coartar derechos, en ese momento, lo que empezó siendo loable, bueno y honesto, deja de serlo, cuando la razón de la fuerza se transforma en razón, ahí es donde empieza a germinar la dictadura. Como bien sabes yo soy de izquierdas, convencido y practicante ética y moralmente, y por eso me repugna cualquier violencia, cualquier traba a la libertad humana, sea esta individual o colectiva, decía Rosa de Luxemburgo que la libertad es la libertad de los que piensan diferente. Esa es en esencia la libertad que defiendo, la libertad de la razón por la fuerza de la razón. Todo lo que se salga de ahí, incluso desde la democracia, atenta contra la libertad. Éstas, la libertad y la democracia son demasiado preciosas para que nadie, sea del signo que sea la adultere, la tergiverse en su interés. La Verdad, por desgracia, nunca es una, la verdad depende demasiado de las circunstancias de los actores y sólo si esos actores ponen todo su interés y toda su verdad en sus actos se podrá alcanzar un acercamiento real de la Verdad.

Caballero ZP dijo...

En España vamos camino de seguir los mismos pasos, es tan grave lo que está pasando que dudo que Zapatero pueda seguir mucho tiempo, de no ser así estaremos claramente comenzando una nueva dictadura en España.
Saludos

Nora dijo...

Totalmente de acuerdo. Lo que dudo es que esto sea un fenómeno exclusivo de Venezuela...

Me preocupa especialmente esa falta de crítica a los "líderes supremos", sean quienes sean. La adoración al líder cósmico de tal forma que, haga lo que haga, nunca hay razón suficiente para criticarle o directamente para dejar de estar vinculado ideológicamente a él. La gente no necesita esto, lo que necesita es descubrir que son ellos quienes deben controlar a los "líderes" y no al revés.

Pero lamentablemente cada vez veo más borreguismo en la sociedad. Y no sólo en la española...

GUIS dijo...

Suerte tendrán los venezolanos si la dictadura de Chavez sigue los pasos de la de Cuba ...

El gorila es infinitamente mas peligroso .. digamos que tiene la megalomanía de Castro y el caracter asesino del Ché.

samueldl dijo...

Ahí está la clave de toda esta astracanada: Hugo Chávez convirtiéndose en relevista moral y enseña del castrismo -una vez el abuelete pase a mejor vida-, de modo que siga la expansión del chavismo como nuevo giro del socialismo.

Sin olvidar que, tanto Cuba por su parte, al tener a Estados Unidos como primer exportador de productos agrícolas a la isla pese a las críticas respecto a un supuesto bloqueo, como Venezuela-Cuba que doblegan con sus acuerdos bilaterales todos los firmados por el tándem Estados Unidos-Israel, siempre tratarán de tirar del hilo de la transposición ideológica, culpando a quienes, paradójicamente, sí saben lo que es dejar las riendas al pueblo en beneficio de unas libertades individuales que ellos desprecian.

¡Ya empieza a aburrir todo este circo!

marcelo dijo...

Tengo la impresion que lamentablemente,Chavez nunca se ira del Gobierno,sera como su socio,el Dictador Fidel,para desgracia del Hermano Pueblo Venezolano.

martha colmenares dijo...

Mike, lo he colocado como tema especial con motivo de la enmienda inconstitucional.
Abrazos