7 de agosto de 2009


Las declaraciones de De Cospedal, en cualquier país occidental medianamente democrático, provocarían una gravísima crisis institucional. Pero España es como una esponja. Lo absorbe todo.


Dolores De Cospedal declaró ayer que tiene constancia de escuchas ilegales a dirigentes del Partido Popular. En principio, se basa en que un medio de comunicación (SER) asegura que Federico Trillo conversó recientemente y casi a diario con el magistrado Montero para influenciarle sobre la decisión de sobreseimiento en el Asunto de los trajes de Camps; pero la realidad es que Trillo habló con Juan Ramón Montero, representante del PP en los tribunales.


El Partido Socialista se defiende instando a De Cospedal a que denuncie en los tribunales. En realidad, y a propósito del caso Gürtel, ya hay una denuncia presentada en este sentido, sobre las filtraciones de información contra los imputados en el periódico El País, en la que también se hace referencia a escuchas ilegales hacia líderes del PP que no tuvieron relación con esta causa y en la que se pone de manifiesto que dichas escuchas se efectuaron años antes de que el juez ordenara la instrucción del caso.


En opinión de muchos, estas declaraciones reflejan, en parte, las consecuencias del tremendo error cometido por De La Vega, al anunciar como vicepresidente del Gobierno acciones que la Fiscalía del Estado aún no había hecho públicas.


Dolores De Cospedal es una experta en derecho. Forma parte de la abogacía superior del Estado. Es de suponer que conoce la gravedad de sus propias declaraciones. Por tanto, es de suponer también que dispondrá de datos suficientes para sostener dichas declaraciones y aguantar el vendaval que le pueda venir encima. Las continuas filtraciones de datos de los sumarios a El País y a los informativos de La Sexta, además de hechos como los conocidos en los últimos meses, como el de las reuniones “lúdicas” de jueces, fiscales y policías relacionados en causas abiertas contra el PP no hacen más que aumentar las sospechas de que el gobierno ha recrudecido su guerra contra el principal partido de la oposición con el objetivo de aniquilarlo, o desgastarlo todo lo posible, ante la posibilidad de elecciones anticipadas. Quizás pueda parecer una exageración plantearlo así, pero también puede verse como la punta del iceberg de la gran estrategia que Zapatero, apenas llegó al poder, puso en marcha para aislar al Partido Popular y procurar desprestigiarlo ante la opinión pública.


La convivencia política está condenada en España. El Partido Socialista es el mayor culpable de esta ruptura. Aunque ningún otro partido está libre de insidias, El PSOE ha gobernado cinco años contra la oposición. Durante este periodo apenas hemos podido ver mejoras reales en la industria, la economía y otros sectores básicos nacionales. Ni siquiera los sindicatos, subvencionados y domesticados, han cumplido su función en defensa de los trabajadores. Se avecina un otoño de expectativas escalofriantes para España, Pero el gobierno socialista, además de las vacaciones, concede más importancia a buscar la corrupción que, en realidad, tiene dentro de casa.

España tiene un grave problema. Teniendo dos partidos mayoritarios, uno está siempre en tela de juicio, incluso cuando gobierna y obtiene mejores resultados que el otro, al que los votantes parecen permitirle todo. Es un problema entre muchos; pero si los ciudadanos pusieran la solución con sus votos y movilizaciones, la resolución de dicho problema traería encadenadas mejores consecuencias.


Los españoles, en su mayoría votan contra alguien, contra un color político, contra un pasado que nunca termina de alejarse en el tiempo. El día en el que los españoles tengan el suficiente criterio de votar propuestas, de mostrar desacuerdo cuando alguien desentierre fantasmas, o de ignorar el populismo, la vida política cambiará radicalmente. Quizás ese día sí que podemos decir, con algo de razón, que podemos dar lecciones a otros.

3 comentarios:

robur dijo...

Tiene toda la razón. Si el PP ha realizado unas acusaciones tan graves imagino que tendrá alguna prueba que fundamente su denuncia.
Un cordial saludo

Benito García dijo...

Qué asco.

Natalia Pastor dijo...

Las acusaciones de Cospedal,después de lo acontecido con Esperanza Aguirre y el montaje de los"espías"y el burdo acoso a Camps demuestran que ésta es la aspiración de Zapatero para España: un régimen populista, donde los medios de comunicación están subyugados al poder salvo tres contadas excepciones, donde se persigue y se intenta aniquilar a la oposición y donde existe un pensamiento único orwelliano de obligado cumplimiento, y que en caso contrario implica la estigmatización como "derecha extrema" o simplemente conspiranoico.
Vivimos malos tiempos para la libertad.

Labels

Aborto (27) Agua (7) Albert Rivera (2) Andalucía (5) Antonio Herrero (1) Aragón (26) Argentina (2) Arturo Pépez Reverte (2) Audio (1) Aznar (7) Baltasar Garzón (1) Bloggers (1) Bolivia (2) Brexit (1) Calentamiento Global (4) Cambio Climático (2) Canarias (4) Carlos Rodríguez Braun (3) Cataluña (59) Censura (5) Cesar Vidal (8) Ceuta y Melilla (4) Chikiprogre (1) Chile (2) Chunta Aragonesista (1) Cine (13) Ciudadanos (6) Ciudem (1) CNI (1) Colaboraciones (74) Colombia (8) Comunismo (46) Constitución (1) Corea del Norte (1) Corea del Sur (1) Corrupción (99) Crisis (42) Cuba (28) Daniel Ortega (1) Defensa de la infancia (34) Defensa de la mujer (18) Defensa de los animales (4) Demagogia (95) Democracia (6) DENAES (1) Deportes (5) Derechos Humanos (18) Desinformacion (22) dictador (2) Dictadura (49) Divorcio (1) Drogadicción (1) Ecología (4) Economía (83) Educación (33) El País (1) Elecciones (29) Emigración (1) Empleo (34) Encuestas (41) Energía Nuclear (10) España (18) Estatuto (2) ETA (58) Eurovisión (5) Eutanasia (4) Evo Morales (2) Expo 2008 (3) Familia (7) Fascismo (12) Federico Jiménez Losantos (8) Feminismo (11) Fidel Castro (26) Fraga (3) Francia (1) Franco (6) Frikis (6) Fútbol (2) Gastronomía (4) Guardia Civil (4) Guinea Ecuatorial (5) Haití (2) Historia (11) Homosexualidad (6) Huelgas (25) Hugo Chávez (31) Humor (4) Impuestos (4) Individualismo (1) Internet (3) Intolerancia (29) Irak (2) Isabel del Río (6) Islam (35) Israel (16) Joaquín Costa (2) Juan Antonio Cebrián (1) Justicia (71) Laicismo (3) Leire Pajín (6) lib (1) Liberalismo (17) Libertad (90) Libertad Religiosa (8) Libia (3) Literatura (20) Luis Herrero (5) Luís Herrero (4) Machismo (1) Manipulación (97) Margaret Thatcher (1) María San Gil (1) Marruecos (18) Martha Colmenares (1) Martín Cid (16) Mayor Oreja (2) Media (14) Melvin (2) Memoria Histórica (9) Mérito (27) Mitt Romney (4) Monarquía (18) Música (9) Nacionalismo (60) Navidad (5) No sé como... (1) Nostalgia (4) Obama (15) Olimpicos (1) Oriana Fallaci (1) Pablo Iglesias (3) Pan y Circo (7) PAR (5) patriotismo. (1) Pedro Sánchez (2) Pepe Blanco (29) Perez Henares (1) Pérez Rubalcaba (11) Pinochet (2) Pio Moa (1) Piratería (1) PNV (6) Podemos (8) Policía (2) Políticos (53) Populismo (58) PP (87) Premio (29) Premios (12) prensa (2) Progresía (70) Prostitución (1) PSOE (170) Pueblo Saharahui (9) Racismo (1) Radio (17) Rafael del Barco Carreras (53) Rajoy (37) Reagan (2) Regina Otaola (2) Reino Unido (1) Religión (3) República (12) Roberto Centeno (2) Rosa Díez (2) Sacrificio (2) Salud (6) Sánchez (1) Sarkozy (1) SGAE (1) Sindicatos (32) Socialismo (79) Sociedad (3) Superación (2) Tecnología (7) Televisión (30) Terrorismo (119) Thanksgiving (1) U.S.A. (27) Unión Europea (11) UPyD (3) VCT (1) Venezuela (23) Videos (12) Voces contra el Terrorismo (1) Xenofobia (1) Zapatero (187) Zaragoza (24)