ZAPATERO: EL CAMBIO CLIMATICO ES UNA DE LAS CAUSAS DE LA RECESION

La carrera de modernización que emprendió España a principio de los 80s no acabó con todos los tópicos del español medio. Alguno queda, aunque hace ya veinte años que los niños desayunan tantos cereales con leche como galletas con Colacao y el bocadillo de calamares haya perdido la batalla contra los burgers.


Quizás ya no exista, tierra adentro, el prototipo de cateto español. Pero en el extranjero, sobre todo en épocas de vacaciones y en política internacional, el cateto, el palurdo, el ignorante que da lecciones de todo aunque nadie se lo pida, el que pretende arreglar las cosas o enseñar a cocinar a los que viven en otros países, ese tipo de cateto se ha multiplicado por muchas cifras en los últimos treinta años.


Leer que Zapatero asegura en Estados Unidos que el cambio climático (ya no existe el calentamiento global, claro) es, en parte, culpable de la recesión, y recordar cierta ocasión que viví en Zurich, viendo a un buen grupo de españoles vaciando una maquina de tabaco, en la calle, usando las antiguas monedas de cinco pesetas, que coincidían en tamaño y peso con las de un franco, llevándose casi gratis todo un cargamento de cigarrillos cuyas marcas eran carísimas en España, ha sido todo una concatenación de sentimientos y recuerdos. Quizás porque también asocié la sensación de vergüenza por ver a aquél montón de catetos vociferantes, dando la nota en plena calle, además de defraudando a los hieráticos suizos, con la perplejidad, y también cierta vergüenza, por asistir de nuevo a espectáculo de ver a Rodríguez Zapatero, nuestro cateto por excelencia (solo igualado por Moratinos), en Pittsburg, clamar por la alianza de civilizaciones con el Islam – ese Islam que respeta lo mismo a occidente que a las musulmanas – adornando el discurso en esta ocasión con un toque medioambiental ecologista con el que busca concienciar a la humanidad de que el clima global conspira contra la economía mundial.


Mucho cuidado. O, como decía un profesor de mi adolescencia en Santa Cruz de la Palma, pocas tonterías con la cosa esta. Como el discurso de Zapatero comience por estos derroteros económico climatológicos, no pasará mucho tiempo antes de que, con uno de sus decretos ley al estilo TDT de pago, abandonará el laicismo beligerante para instaurar en España el culto evomoralista a la pacha mama como religión oficial y de obligado cumplimiento. Pocas tonterías, que la cosa esta se ve venir. Aunque, si nos referimos a futuribles sobre el gobierno socialista, más que se ve venir, esta cosa es de temer.


La locuacidad del presidente español ha desaparecido en cuanto algunos periodistas le han preguntado por las inminentes subidas de impuestos. Solamente se ha expresado para reiterarse en su mensaje de que serán las rentas altas las que contribuirán con un mayor esfuerzo para proveer las arcas públicas. Lo que en economía práctica se traducirá, pese a las negativas socialistas, en mayor presión sobre las clases medias y trabajadoras, dándose además la paradoja de que los grandes patrimonios se verán exentos de los próximos incrementos fiscales.


Si algo ha quedado absolutamente claro durante este último mes es que pagaremos más por muchas cosas. Nos será aún más caro vivir en lo que nos quede de recesión, que será bastante más que a otros países con los que nos gusta compararnos, posiblemente para que no nos comparen con los países a los que no nos gusta parecernos. España sigue exportando catetos. De hecho, hemos logrado apalancar, como invitado en Pittsburg a nuestro cateto máximo. Al que rompe todas las reglas y teoremas. El único cateto español que podría exceder a la suma de dos hipotenusas sin apenas esfuerzo. El delirio de Pitágoras.



Copie y pegue el texto, si desea oír el artículo.



7 comentarios:

Caballero ZP dijo...

Se empieza por ahí y después se acusa directamente al franquismo, ¿se pueden decir más gilipolleces?
Saludos

julio dijo...

Tenemos por desgracia el gobierno que nos merecemos, no vieron lo burdo que era y le siguieron votando;Espero que se den cuenta del personaje que tenemos en la presidencia de gobierno y no lo vuelvan a votar más.

yapoco dijo...

Ah, ¿que el franquismo no tiene la culpa de lo que nos está pasando?

si, bwana dijo...

Las ocurrencias de ZP son para nota; el daño que el cambio climático le ha hecho a la economía global lo solucionará él con la "economía sostenible". Mientras tanto, todos encantados por las subidas de impuestos.

elbosquefantasma dijo...

Igualito que Evo Morales en España.
Chavez de viaje por Iran.
Zapatero hace los mismos titulares y lo tratan igual que a Evo Morales los españoles. Hablando de "Cambio Climático" El campeón del Paro. Un esperpento. Ahora una pregunta si el cole ya ha empezado, Porqué se lleva a sus hijas de vacaciones a EE:UU:, a cargo del presupuesto.
Vaya ejemplo igualito que tanto alumno marroquí que se incorporan a las aulas cuando les viene en gana y el sistema educativo en pleno soporta a tantísimo alumno que vienen con semanas de retraso. ¿Retrasan el ritmo de las aulas?----- Esa es la cuestión....

Alawen dijo...

Zapatero parece alimentarse exclusivamente de palabras, y cuando no tiene nada que decir se limita a repetir sus tan manidos eslóganes progre-ecolojetas...
Yo también temo que estos que antes decían lo del 'prohibido prohibir' empiecen a sacarse de la manga todo tipo de normas arbitrarias, a golpe de decretazo, para, con la excusa del 'clima climático', (Moratinos dixit), imponernos su santa voluntad en asuntos que no competen más que al ciudadano. Ya hemos empezado con la ampliación de la prohibición de fumar, ya veremos lo que sigue... Porque esto cada vez se va pareciendo más a la novela de Orwell.
Y, por cierto, yo no creo que me merezca este Gobierno que sufrimos, ni muchos otros que no sólo no lo votamos, sino que desde el principio alertamos sobre lo que se nos venía encima.
Un abrazo.

Fidelio en el bosque animado dijo...

¿Quién se habrá leído el libro sobre la influencia del clima en la Historia, él o su asesor? Me recuerda los pseudoeruditos de pitiminí y chocolate con picatostes (en la Tercera AVenida, por lo visto), estos que leían dos líneas del Blanco y Negro y montaban una tertulia. Lo malo es que este individuo nos gobierna. Hoy ha dicho que el siglo XXI es el siglo de África. Algo así se dijo hace cincuenta años y mira por dónde vamos. Si yo fuera africano me echaría a temblar. En fin, una más, y encima de historia; si es que tenemos un intelectual planetario-galáctico!!!