24 de noviembre de 2009



No hace mucho tiempo leí algo parecido a esto: “La diferencia entre patriotismo y nacionalismo es que el patriotismo ama a su tierra, y el nacionalismo odia a las otras tierras.”

Pocas frases me parecen tan tajantes como esta, cuando se trata de definir a un colectivo, una idea, una filosofía o una tendencia. Cuando comencé a interesarme por la política, procurando mantener intactos los principios por los que me conduzco, tuve la oportunidad de conocer y debatir con nacionalistas de variadas condiciones. Confieso que fueron ellos los que más perplejo me dejaron en muchas ocasiones, por encima incluso de comunistas o socialistas.

Hay un punto en común, aunque probablemente existan otros, que une por igual a los nacionalistas de izquierdas y derechas. El ideal nacionalista propiamente dicho que, escudado en diferencias lingüísticas, sociales y hasta antropométricas, el nacionalismo inocula en sus seguidores el terrible virus de la superioridad racial y moral.

España es el mejor ejemplo de cómo diferentes nacionalismos, falsificadores de la historia y manipuladores del individuo, pueden llegar no sólo a destruir la convivencia entre regiones, también a colapsar el funcionamiento de muchos aspectos generales del estado.

Si tuviera que medir mi experiencia con los nacionalistas por porcentajes, tendría que recordar a los visitantes habituales de este sitio que durante mis seis años de estancia en Cataluña solo tuve dos incidentes dialécticos con independentistas, con los que es imposible dialogar racionalmente bajo ningún concepto. Sin embargo, en mis visitas a San Sebastián, preciosa ciudad, y a Vitoria, que tanto me recuerda a Zaragoza en algunas de sus calles, el sentimiento de que uno no es muy querido en ciertos ambientes por el único hecho de no ser vasco “bueno” se hace bien patente. Tener contacto con este tipo de ideas exclusivistas es el mejor modo de comprobar cómo de profundo ha calado el sentimiento de diferencia ante los otros que los teóricos de estos nacionalismos, en las últimas décadas del siglo XIX, plantaron como semillas cuyo fruto no ha sido más que desprecio, odio, manipulación, racismo, xenofobia y ruina.

Las recientes declaraciones del independentista del PNV, Josu Erkoreka, refiriéndose al nuevo Obispo Católico de San Sebastián, José Ignacio Munilla, ponen bien claro sobre la mesa que un nacido en San Sebastián no es suficientemente vasco si su formación y trabajo no se ha desarrollado en Euskadi.

Por supuesto, para Erkoreka no es lo mismo ser vasco que ser vasco independentista, como no es lo mismo ser sacerdote católico que ser sacerdote católico independentista y pro terrorista. Erkoreka prefiere lo segundo, como cualquier militante y simpatizante del PNV.

Apoyado en sus declaraciones por su partido, este independentista aseguró que no es lo mismo pastorear ovejas vascas que pastorear ovejas burgalesas. De nuevo el argumento de la diferencia y la superioridad de unos sobre otros. Si hace años fueron las gallinas vascas o la referencia al RH autóctono del nefasto y mussoliniano Arzallus, hoy vamos a por el ganado lanar. El caso es reivindicar que uno es mejor que los otros porque vive al otro lado de un río o una montaña. Siempre habrá quienes estén dispuestos a seguir estos postulados, para intentar ser verdaderamente diferentes y, si es posible, vivir de esa supuesta diferencia desde una tribuna pública o en la clandestinidad de una banda terrorista.

Pero no quiero finalizar hoy sin nombrar un matiz que siempre me ha tenido perplejo. Si han existido Obispos y sacerdotes católicos vascos pro terroristas, ¿Por qué la dirección de la Iglesia Católica no ha hecho nada al respecto? ¿Por qué no les ha despojado de su autoridad eclesiástica y les ha retirado de las iglesias vascas, no por sus tendencias políticas, sino por sus defensas y apoyos al terrorismo?


Copie y pegue el texto, si desea oír el artículo.





3 comentarios:

BELLOTERIX dijo...

ESTUPENDO ARTICULO, COINCIDO ABSOLUTAMENTE EN TODOS Y CADA UNO DE TUS PLANTEAMIENTOS.

SIN COMENTARIOS...

SEMPER FIDELIS.

Suko dijo...

Gracias!

Un pequeño apunte, la frase de la que hablas es de Charles de Gaulle y concretamente dice así:

"Patriotismo es cuando el amor por tu propio pueblo es lo primero; nacionalismo, cuando el odio por los demás pueblos es lo primero."

Anónimo dijo...

Te felicito por el articulo que acabe de leer
Soy de Bilbao y "no-nacionalista" de Josu solo te digo que es tan tonto que si llega a tardar 5 minutos mas en nacer, nace borrego

Labels

Aborto (27) Agua (7) Albert Rivera (2) Andalucía (5) Antonio Herrero (1) Aragón (26) Argentina (2) Arturo Pépez Reverte (2) Audio (1) Aznar (7) Baltasar Garzón (1) Bloggers (1) Bolivia (2) Brexit (1) Calentamiento Global (4) Cambio Climático (2) Canarias (4) Carlos Rodríguez Braun (3) Cataluña (59) Censura (5) Cesar Vidal (8) Ceuta y Melilla (4) Chikiprogre (1) Chile (2) Chunta Aragonesista (1) Cine (13) Ciudadanos (6) Ciudem (1) CNI (1) Colaboraciones (74) Colombia (8) Comunismo (46) Constitución (1) Corea del Norte (1) Corea del Sur (1) Corrupción (99) Crisis (42) Cuba (28) Daniel Ortega (1) Defensa de la infancia (34) Defensa de la mujer (18) Defensa de los animales (4) Demagogia (95) Democracia (6) DENAES (1) Deportes (5) Derechos Humanos (18) Desinformacion (22) dictador (2) Dictadura (49) Divorcio (1) Drogadicción (1) Ecología (4) Economía (83) Educación (33) El País (1) Elecciones (29) Emigración (1) Empleo (34) Encuestas (41) Energía Nuclear (10) España (18) Estatuto (2) ETA (58) Eurovisión (5) Eutanasia (4) Evo Morales (2) Expo 2008 (3) Familia (7) Fascismo (12) Federico Jiménez Losantos (8) Feminismo (11) Fidel Castro (26) Fraga (3) Francia (1) Franco (6) Frikis (6) Fútbol (2) Gastronomía (4) Guardia Civil (4) Guinea Ecuatorial (5) Haití (2) Historia (11) Homosexualidad (6) Huelgas (25) Hugo Chávez (31) Humor (4) Impuestos (4) Individualismo (1) Internet (3) Intolerancia (29) Irak (2) Isabel del Río (6) Islam (35) Israel (16) Joaquín Costa (2) Juan Antonio Cebrián (1) Justicia (71) Laicismo (3) Leire Pajín (6) lib (1) Liberalismo (17) Libertad (90) Libertad Religiosa (8) Libia (3) Literatura (20) Luis Herrero (5) Luís Herrero (4) Machismo (1) Manipulación (97) Margaret Thatcher (1) María San Gil (1) Marruecos (18) Martha Colmenares (1) Martín Cid (16) Mayor Oreja (2) Media (14) Melvin (2) Memoria Histórica (9) Mérito (27) Mitt Romney (4) Monarquía (18) Música (9) Nacionalismo (60) Navidad (5) No sé como... (1) Nostalgia (4) Obama (15) Olimpicos (1) Oriana Fallaci (1) Pablo Iglesias (3) Pan y Circo (7) PAR (5) patriotismo. (1) Pedro Sánchez (2) Pepe Blanco (29) Perez Henares (1) Pérez Rubalcaba (11) Pinochet (2) Pio Moa (1) Piratería (1) PNV (6) Podemos (8) Policía (2) Políticos (53) Populismo (58) PP (87) Premio (29) Premios (12) prensa (2) Progresía (70) Prostitución (1) PSOE (170) Pueblo Saharahui (9) Racismo (1) Radio (17) Rafael del Barco Carreras (53) Rajoy (37) Reagan (2) Regina Otaola (2) Reino Unido (1) Religión (3) República (12) Roberto Centeno (2) Rosa Díez (2) Sacrificio (2) Salud (6) Sánchez (1) Sarkozy (1) SGAE (1) Sindicatos (32) Socialismo (79) Sociedad (3) Superación (2) Tecnología (7) Televisión (30) Terrorismo (119) Thanksgiving (1) U.S.A. (27) Unión Europea (11) UPyD (3) VCT (1) Venezuela (23) Videos (12) Voces contra el Terrorismo (1) Xenofobia (1) Zapatero (187) Zaragoza (24)