Fin de la encuesta sobre el uso del hiyab en los centros de enseñanza españoles.




Como puede apreciarse en el gráfico, el No ha ganado por un 90%, 108 votos, frente al Sí,  10%, 12 votos. La votación ha tenido un periodo de 10 días.


Recientemente, el uso del hiyab por una muchacha musulmana en un centro de enseñanza, encendió la polémica entre dos opiniones absolutamente contrarias al respecto.

Mi opinión particular es que este símbolo, islámico e islamista, no debería lucirse en los centros de enseñanza, porque colisiona frontalmente contra la igualdad y el derecho a la libertad de las mujeres.

Creo que no se trata de prohibir un símbolo religioso por el simple hecho de que haga publicidad de una fe y una creencia. Bajo ese punto de vista debo exigir el derecho a la religión de cualquier persona exactamente igual que pretendo ser respetado en mi derecho a creer. Pero, como citó Edmund Burke, hay un límite en el que la tolerancia deja de ser una virtud. Y si una religión, o cualquiera de sus fieles, pretenden dejar constancia o hacer proselitismo del dominio, en cualquiera de sus formas, de un ser humano sobre otro, es a partir de ése límite donde mi convencimiento en la defensa de la libertad individual se posiciona sin dudas y sin reservas frente a este tipo de manifestaciones.

Mi voto, tras mucha reflexión, hubiera sido “No”. Sin ninguna duda.

Una reflexión:

Conociendo el significado del uso del hiyab sobre la cabeza de una mujer, ¿no tienen nada que decir las mujeres “progresistas” en España? ¿Por qué no hay reacciones oficiales al respecto por parte de asociaciones feministas?

0 comentarios: