Rafael del Barco Carreras

10-06-10.

La corrupción vertical y transversal, como se demuestra en el actual  juicio del caso Hacienda y en el iniciado sumario del caso Pretoria  necesitan de las tijeras de la especial y adaptable Fiscalía Anticorrupción,  o jueces dúctiles como Baltasar Garzón, para que la verticalidad no alcance su exacto vértice.

Para encajar las piezas, o sea, quienes ostentan el real poder de recalificar, conceder favores, u otorgar créditos para que un terreno se convierta en mil millonario, se ha de bucear en el rastro que dejan los “segundos” que sin lugar a dudas reparten con los “primeros”, o para decirlo más políticamente “financian” sus partidos políticos.

Prenafeta centra en su personalidad y carrera la idiosincrasia de la política catalana, tanto de derechas como de izquierdas. Pero no es más que un segundo o conseguidor (quizá solo correveidile), dejando tras sí el perfecto menú o plano detallado de la alcantarilla barcelonesa, la  GRAN CORRUPCIÓN.  Sin necesidad de esfuerzo mental y repasando un artículo de EL MUNDO, 27-10-2009, que simplifica lo por mí publicado en “Barcelona, 30 años de corrupción” o www.lagrancorrupcion.com y www.lagrancorrupcion.blogspot.com,  tenemos:

1.       Prenafeta también fue imputado en 1996, junto a 30 implicados más, entre ellos el hijo del presidente del Comité Olímpico Internacional y ex presidente de La Caixa Juan Antonio Samaranch Salisachs, por el presunto desvío de 30.000 millones de pesetas de la constructora Huarte, que suspendió pagos en 1996. Prenafeta declaró en enero de 2000 en la Audiencia Nacional para explicar los ingresos procedentes de Huarte  a empresas vinculadas con él, causas que fueron archivadas en mayo de 2001.

El hijo de Samaranch, socio en varias de las sociedades de Javier de la Rosa que aparecen en el juicio caso Hacienda.

2.       El ex secretario general de la Presidencia intervino en proyectos como la creación de la televisión catalana (TV3), la emisora institucional Catalunya Ràdio, la organización de las loterías de la Generalitat y en el proyecto de instalación de un parque temático en Tarragona, en lo que finalmente sería Port Aventura.

Port Aventura, otra macroestafa, 30.000 millones a 9000 ahorradores, y ni se sabe cuánto a La Caixa, de Javier de la Rosa, donde en el consejo y de ejecutivos actúan  además del hijo de Samaranch, hombres de Pujol y del Gobierno González.

3.       Prenafeta, principal inspirador de la fundación del rotativo "El Observador", que salió por primera vez a la calle el 23 de octubre de 1990, y accionista mayoritario, vendió su participación del 51% en septiembre de 1992. El diario dejó de editarse en octubre de 1993. En marzo de 1994 dejó tanto la presidencia de Petrocat como la del Túnel del Cadí. Estas salidas fueron interpretadas como una ruptura y distanciamiento respecto del gobierno catalán de Pujol. Lluís Prenafeta desmintió a continuación esa explicación y argumentó que dejaba ambas entidades para dedicarse a sus inversiones en Rusia a través de su empresa Juspi, que años antes había creado con Chupa-Chups Invest, y de la que posteriormente se retiró Chupa-Chups para hacerse con el control Prenafeta.

En el Observador, asociado con el abogado Juan Piqué Vidal, a la vez abogado de Jordi Pujol y Javier de la Rosa.

Y otra coincidencia, Chupa Chups era la accionista de Reineta SA, dueña del edificio en la Plaza Cataluña que en uno de los pagos aparecidos en el caso Hacienda, ¡ 500.000.000 de pesetas por un traspaso! y sus no aclarados repartos, acabara comprado por El Corte Inglés.

4.       A comienzos de los 90, la Fiscalía de Barcelona inició una investigación por supuestas incompatibilidades entre su actividad pública y empresarial, después de que el sindicato CNT y un grupo de abogados catalanes le acusaran de aprovecharse de su cargo público para intereses personales en la concesión de servicios y equipamientos para la Generalitat de Cataluña. No obstante, tres años más tarde, en febrero de 1993, la Audiencia archivó las diligencias del llamado "caso Prenafeta" por entender que el acusado no había incurrido en ningún delito.

 El juez de instrucción que decidió el archivo fue Lluís Pascual Estevill, condenado a la postre por prevaricación y extorsiones con los abogados  Juan Piqué Vidal y Rafael Jiménez de Parga. 


Una muestra del reguero de quiebras, estafas y corrupciones donde se iniciaría Artur Mas. Tipel  SA  de los Prenafeta, 8.000 millones de mediados de los 80.


Y si recordamos el “de parte de Martí Jusmet”,  hombre del sibilino Narcís Serra (conversaciones grabadas por la Guardia Civil), y las comisiones pagadas por PROCAM de Caixa de Catalunya, el puzle toma color. Corrupción vertical y transversal.   Tenemos tan cerca las piezas Narcís Serra y Jordi Pujol (con capacidad para recalificar y otorgar créditos)  que lo único a preguntarse es ¿porqué Baltasar Garzón no les cita?, ¡citarles!, no digo “esposarles”. Claro que también debería haber citado a Manuela de Madre o al Ministro Corbacho, pues algunas operaciones se inician dentro de sus alcaldías, Santa Coloma y Hospitalet. ¡El cinturón rojo de Barcelona repleto de los coloridos billetes  de 500€!

Aunque las piezas aun anden revueltas, si se completara el puzle la figura nos reflejaría exactamente la causa y los causantes del GRAN FRAUDE FINANCIERO-INMOBILIARIO, saqueo a las caixas, o sea, de la actual ruina de Cataluña y parte de la de España.

Continuará…

5 comentarios:

Carlos Fernández Ocón dijo...

Solo he podido leer las dos primeras 'corrupciones', me dan arcadas. ¿Alguien hará algo? ¿Quién y cuándo? ¿Podemos ayudar en algo los 'mortales' para parar estas sangrías?

Mike dijo...

Hola, Carlos.

Una buena forma de empezar sería ayudar en la difusión del Manifiesto Ciudadano.

Saludos y gracias por tu visita.

Carlos Fernández Ocón dijo...

Hecho, a 11 de Junio de 2010 a las 9:57.
¿Hay algo más que pueda hacer?

Carlos Fernández Ocón dijo...

Ah, perdón, difundirlo, también lo haré, en mi blog. Gracias

Mike dijo...

Gracias a tí. Y mucho ánimo.