13 de septiembre de 2010


Apuntan las últimas encuestas que el Partido Popular aventaja al PSOE en 10 puntos de intención de voto. Lo que significa que el PP estaría muy cerca de alcanzar la mayoría absoluta si ahora se celebraran elecciones generales. Bajo mi parecer, un escaso consuelo, cuando pienso en la débil oposición que han tenido los gobiernos de Zapatero durante los últimos años.

Quizás sea pedir demasiado, pero los españoles deberíamos sentirnos verdaderamente preocupados no solo por la manifiesta ineptitud del gobierno; también por la capacidad del partido de la oposición, personificada en sus líderes, para afrontar y resolver el gravísimo y cada vez más acuciante problema de la crisis económica. Capacidad de la que aún no han logrado convencer a millones de ciudadanos.

El votante ciego, el incondicional, siempre encontrará una excusa, por muy absurda que sea, para disculpar los errores de su propio partido. Esto es un hecho incontestable. Pero también es un hecho que los votantes españoles se han mostrado remisos, casi siempre, a vuelcos electorales que demuestren su decepción ante un gobierno incapaz. El mejor ejemplo de ello, como he comentado muchas veces, fue la victoria de Aznar en 1996, llegando a la presidencia de la nación por una diferencia tan ajustada que tuvo que gobernar en coalición con CiU para asegurar la continuidad del proyecto económico que planeaba iniciar para rescatar a España de la crisis económica. Un buen ejemplo porque, como muchos podemos recordar, el Partido Socialista no perdió tantos votantes como era de esperar, aún habiendo convertido a España en un nido de corruptos solo comparable a la Sicilia gobernada por la mafia.

Tengo muy serias dudas de que Mariano Rajoy, como candidato del PP a la presidencia, tenga tantos incondicionales como suele tener la izquierda cuando ésta se moviliza. En el Partido Socialista las disidencias se cortan rápido y de raíz, tal y como sucedió hace dos décadas con Damborenea y su breve “Democracia Socialista”. La excepción actual se llama Tomás Gómez; y él y sus seguidores del Partido Socialista Madrileño aspiran a ser alternativa a la candidatura de Trinidad Jiménez, favorita de Zapatero para enfrentarse a Esperanza Aguirre por la presidencia de la Comunidad Autónoma de Madrid.

Sin embargo, en la derecha representada por el Partido Popular, las disidencias se airean mucho más, aunque esas disidencias no signifiquen necesariamente alternativas en cuanto a liderazgo y capacidad de resolución de los problemas de España. Rajoy no es valorado como un gran y carismático líder, ni por la mayoría de los militantes ni simpatizantes del Partido Popular, ni por la mayoría de esos votantes que puedan inclinar la balanza hacia la izquierda o la derecha en caso de un resultado electoral ajustado. Esto último no lo considero culpa del partidismo ocasional de estos votantes. Más bien me parece que la causa es el débil planteamiento de una oposición que, durante años, se ha dejado acorralar por las movilizaciones mediáticas de una izquierda que ha sabido rentabilizar la guerra de Irak y los atentados del 11-M, como remedio sustitutivo del cada vez más desgastado argumento del “origen franquista” que tantos izquierdistas enarbolan como insulto a los populares.

En realidad, no parece que el dato de estas últimas encuestas atraiga la atención de los ciudadanos, si me sujeto a las opiniones que escucho en mis círculos cercanos. Parece que durante estos días, la atención general está más enfocada hacia la próxima huelga general convocada por los sindicatos y su más que cuestionable éxito. Una huelga general que calienta motores con las burlas e insultos que los sindicatos, especialmente UGT, lanzan a la cara de la derecha, de los empresarios y de cualquiera que no esté próximo a Zapatero y su incapaz gobierno, tal y como se plantea en los impagables guiones de los vídeos propagandísticos que el sindicato socialista publica en Internet, para chanza de sus acólitos y vergüenza ajena de cualquier persona inteligente.

Se mire por donde se mire, es muy difícil albergar algo de esperanza. Una oposición que no asume el papel de alternativa real y necesaria. Un gobierno pleno de ineptos y mentirosos contumaces. Y unos sindicatos que ahora, como último recurso ante el miedo de fracasar en su huelga de circo, pretenden dialogar con el mismo colectivo de autónomos al que tradicionalmente ha ignorado. Todo esto es lo que tenemos sobre la mesa para arreglar el desastre. 

Poca cosa.

0 comentarios:

Labels

Aborto (27) Agua (7) Albert Rivera (2) Andalucía (5) Antonio Herrero (1) Aragón (26) Argentina (2) Arturo Pépez Reverte (2) Audio (1) Aznar (7) Baltasar Garzón (1) Bloggers (1) Bolivia (2) Brexit (1) Calentamiento Global (4) Cambio Climático (2) Canarias (4) Carlos Rodríguez Braun (3) Cataluña (59) Censura (5) Cesar Vidal (8) Ceuta y Melilla (4) Chikiprogre (1) Chile (2) Chunta Aragonesista (1) Cine (13) Ciudadanos (6) Ciudem (1) CNI (1) Colaboraciones (74) Colombia (8) Comunismo (46) Constitución (1) Corea del Norte (1) Corea del Sur (1) Corrupción (99) Crisis (42) Cuba (28) Daniel Ortega (1) Defensa de la infancia (34) Defensa de la mujer (18) Defensa de los animales (4) Demagogia (94) Democracia (6) DENAES (1) Deportes (5) Derechos Humanos (18) Desinformacion (22) dictador (2) Dictadura (49) Divorcio (1) Drogadicción (1) Ecología (4) Economía (83) Educación (33) El País (1) Elecciones (29) Emigración (1) Empleo (34) Encuestas (41) Energía Nuclear (10) España (18) Estatuto (2) ETA (58) Eurovisión (5) Eutanasia (4) Evo Morales (2) Expo 2008 (3) Familia (7) Fascismo (12) Federico Jiménez Losantos (8) Feminismo (11) Fidel Castro (26) Fraga (3) Francia (1) Franco (6) Frikis (6) Fútbol (2) Gastronomía (4) Guardia Civil (4) Guinea Ecuatorial (5) Haití (2) Historia (11) Homosexualidad (6) Huelgas (25) Hugo Chávez (31) Humor (4) Impuestos (4) Individualismo (1) Internet (3) Intolerancia (29) Irak (2) Isabel del Río (6) Islam (35) Israel (16) Joaquín Costa (2) Juan Antonio Cebrián (1) Justicia (71) Laicismo (3) Leire Pajín (6) lib (1) Liberalismo (17) Libertad (90) Libertad Religiosa (8) Libia (3) Literatura (20) Luis Herrero (5) Luís Herrero (4) Machismo (1) Manipulación (97) Margaret Thatcher (1) María San Gil (1) Marruecos (18) Martha Colmenares (1) Martín Cid (16) Mayor Oreja (2) Media (14) Melvin (2) Memoria Histórica (9) Mérito (27) Mitt Romney (4) Monarquía (18) Música (9) Nacionalismo (60) Navidad (5) No sé como... (1) Nostalgia (4) Obama (15) Olimpicos (1) Oriana Fallaci (1) Pablo Iglesias (3) Pan y Circo (7) PAR (5) patriotismo. (1) Pedro Sánchez (1) Pepe Blanco (28) Perez Henares (1) Pérez Rubalcaba (11) Pinochet (2) Pio Moa (1) Piratería (1) PNV (6) Podemos (7) Policía (2) Políticos (53) Populismo (58) PP (87) Premio (29) Premios (12) prensa (2) Progresía (70) Prostitución (1) PSOE (169) Pueblo Saharahui (9) Racismo (1) Radio (17) Rafael del Barco Carreras (53) Rajoy (37) Reagan (2) Regina Otaola (2) Reino Unido (1) Religión (3) República (12) Roberto Centeno (2) Rosa Díez (2) Sacrificio (2) Salud (6) Sánchez (1) Sarkozy (1) SGAE (1) Sindicatos (32) Socialismo (79) Sociedad (3) Superación (2) Tecnología (7) Televisión (30) Terrorismo (119) Thanksgiving (1) U.S.A. (27) Unión Europea (11) UPyD (3) VCT (1) Venezuela (23) Videos (12) Voces contra el Terrorismo (1) Xenofobia (1) Zapatero (187) Zaragoza (24)